Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las mujeres de edad.

El trato frecuente con mujeres de edad es el que inspira aquella urbanidad, aquella elegancia de modales, tono y dulzura.

 

El hombre fino al gusto del día, o Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

De las mujeres de edad.

Al hablar de las mujeres de edad en un tratado en que nos proponemos presentar los escollos que aguardan al hombre en su entrada en el mundo, de ningún modo se crea que una mujer de éstas es un escollo; todo al contrario; el trato frecuente con estas mujeres es el que inspira aquella urbanidad, aquella elegancia de modales, tono y dulzura; en una palabra, aquel amor propio bien entendido, únicas cosas que pueden dar al hombre fino el renombre de perfecto a que le es permitido aspirar; pero las jóvenes haciéndonos contraer, sin quererlo, por su influencia sobre nuestra alma, todos aquellos hábitos fáciles que constituyen al hombre amable, deben aprovecharse más tarde de la amabilidad que hemos adquirido a su lado.

Es propio de todas las mujeres en general la bondad, las gracias, el talento y la indulgencia; así es que a todas ellas debemos respetarlas y obsequiarlas a su vez. ¡Cuánto provecho, pues, no se puede sacar de una mujer en quien la vejez solamente ha destruido la hermosura! ¡Cuán dulces no son en ella los consejos de la experiencia! Seguramente que no se parecen a las reconvenciones y recriminaciones de un viejo lleno de mal humor, y privado de toda ilusión; sino de una mujer amable que nos da lecciones dulces, porque las ha sacado de recuerdos llenos de encantos. Su moral acierta con la senda de nuestro corazón, porque no es precisamente enemigo del placer inocente, y porque sale de aquel sexo que siempre ha sabido hacerse oír de nuestro corazón.

Hablo aquí de las mujeres de edad generalmente, porque se encuentran también, a veces, alguna que otra a quien la vejez hace tan mal intencionada y ridícula, que se venga sobre los jóvenes de la pérdida de sus gracias; pero de todas maneras son excepciones que no deben derogar la regla, y se puede decir claramente que un hombre que se burla de las mujeres de edad, es indigno de ser amado de las jóvenes.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7388

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad en el juego. El juego es una diversión que a veces está permitida, pero que hay que tomar con muchas precauciones. Es ocupación a la que se puede dedicar algún tiempo, pero es preciso observar en él cierto comedimiento. Se requiere mucha cautela

  • Imagen Protocolo

    El regalo para los recién casados y entre ellos. Los corbeilles que otras veces se usaban, consistentes en canastillos o cofrecitos preciosos con los encajes, joyas, telas y otros objetos de valor, no se estilan ya, y se contentan con comprar los regalos,

  • Imagen Protocolo

    Los términos para escribir una carta. Si se escribe a una persona que está muy por debajo de uno , como sería un artesano o un campesino, se le escribe, por lo común sin darle el "Señor", y al final se pone directamente: "Suyo afectísimo y a su disposición".

  • Imagen Protocolo

    271. El que supiere poco, téngase siempre a lo más seguro. En toda profesión; que aunque no le tengan por sutil, le tendrán por fundamental. El que sabe puede empeñarse y obrar de fantasía; pero saber poco y arriesgarse es voluntario precipicio. Téngase

  • Aula de una escuela con niños escribiendo en la pizarra.

    Deberes del niño para consigo mismo Aquella urbanidad ¿Qué deberes te impone la civilidad con respecto a tu persona? Entre otros muchos, que por moralidad tenemos que guardar, debo en primer lugar ser muy limpio y aseado, para evitar el asco y el fastidio

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de los hombres. Si la sociedad de las mujeres es preciosa por los grados y ventajas que se hallan en ella, y la facilidad de adquirir bellos modales, gracia y ligereza en todas las acciones, la de los hombres es notable por otras cualidades

  • Imagen Protocolo

    61. Eminencia en lo mejor. Una gran singularidad entre la pluralidad de perfecciones. No puede haber héroe que no tenga algún extremo sublime: las medianías no son asunto del aplauso. La eminencia en relevante empleo saca de un ordinario vulgar y levanta

  • Imagen Protocolo

    Compañías. Las malas pierden nuestra educación. Que se entiende aquí por buenas compañías. Tertulias de las primeras y últimas gentes. Sociedad de sabios. Academias de poesía y agudeza. Acompáñate con mejores que tú. Evita compañías de gente ordinaria.