Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cómo se ha de conformar el niño...

Cómo se ha de conformar el niño con las circunstancias de lugar, tiempo y personas.

 

Tratado de Urbanidad y Cortesía. 1800.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cómo se ha de conformar el niño...

El que atentamente considerare las circunstancias del lugar en que habla, de su estado y condición, de la calidad, genio o actuales circunstancias de las personas con quienes trata, errará poco en la urbanidad. Claro está, que lo que es lícito en la calle, no lo es en la iglesia; lo que en una enhorabuena, no viene bien en un duelo.

Por tanto, el niño no trocará las expresiones y cumplidos, porque es incivilidad y descortesía. Irá a la casa del pésame con seriedad, manifestando en sus palabras y acciones el interés que toma en el sentimiento que aflige a las personas más próximas al duelo, y omitirá el hablar de cosas jocosas o que exciten a reír.

Cuando vaya a dar la enhorabuena se explicará con términos regulares y no con frases exageradas ni de alegría excesiva. Al airado no le hablará jocoso, al triste consolará con seriedad.

Al enfermo visitará con amor, le auxiliará en los trabajos de la enfermedad y le animará el espíritu.

Si es amo, se hará respetar, sin faltar a la caridad; si criado, sufrirá a sus amos, porque en ellos está sirviendo al mismo Dios. Si es inferior a la persona con quien trata, cederá en todo lo posible a su gusto.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16142

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Emilio. - Papá, ayer con motivo del convite no nos reunimos aquí; y a decirle a V. la verdad, me pareció que me faltaba alguna cosa. Jacobito. - A mi me sucedió lo mismo. El Padre. - El ánimo, hijos míos, tiene necesidad de distraerse después de haberse

  • Imagen Protocolo

    El papel y la fecha en las cartas. El papel de cartas. Se usa comunmente del fabricado en 4º con este objeto. Es necesario dejar siempre las dos hojas , a no ser que se escriba a alguno con quien tengamos mucha familiaridad, o sea inferior a nosotros.

  • Imagen Protocolo

    Cuando un jugador que ha perdido deja la partida al mismo tiempo que el que ha ganado, no le mostrará en sus palabras ni acciones el menor desabrimiento. Otros juegos hay que aunque han caído algún tanto en desuso, sirven de mucho recurso para sostener

  • Imagen Protocolo

    El aseo. Como se sabe, nuestro cuerpo está siempre transpirando sustancias , siendo necesario su limpieza. De desear fuese que todos dispusiéramos de cuarto de baño, pero tan bonito medio no se puede pedir en los pueblos, donde hay un simple arroyuelo,

  • Imagen Protocolo

    Reglas de cortesía y buenos modales para las niñas. 1. ¿Qué es la cortesía? La cortesía es la habitud de portarse con todos, así en palabras como en acciones, con agrado, delicadeza y circunspección. 2. ¿La cortesía forma parte de la virtud? La cortesía,

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de buen tono. Difícil es determinar el sentido exacto de este nombre. Duclós piensa que la compañía de buen tono no es sino una quimera parecida a una república dispersa , cuyos miembros se hallan en todas las clases; y tanto más espontáneamente

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad en el paseo. El paseo es un ejercicio decoroso que contribuye mucho a la salud del cuerpo y deja el espíritu mejor dispuesto para los ejercicios que le son propios. Llega a ser una diversión cuando a él se unen conversaciones placenteras. De

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. No puede censurarse bastante, como contrario a la confianza y por consecuencia a la alegría, el empeño de aquellos que quieren averiguar todos los negocios ajenos , saber sus más pequeñas circunstancias,