Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cartas comendaticias -de recomendación-.

Cartas utilizadas para recomendar a un sujeto por sus méritos poniendo de manifiesto sus buenas cualidades.

 

El arte epistolar. Reglas teórioc-prácticas para escribir. 1819.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cartas comendaticias -de recomendación-.

Llámanse así las cartas en que sé recomienda a una persona. Estas pueden tener varios objetos, aunque sean todas a un mismo fin dirigidas.

Unas veces se recomienda a un sujeto, que no teniendo en sí mérito alguno, debe suplir esta falta la protección del que lo recomienda. Otras veces no hay necesidad de suplir este defecto, por ser de suyo apreciable el recomendado, y en tal caso no hay más que hacerlo conocer, poniendo de manifiesto las buenas cualidades que lo adornan. Otras veces es preciso reunir el favor a la manifestación de los méritos; para que todo coadyuve a dar mayor realze al recomendado.

En cualquier caso, siempre debe irse con la verdad por delante; y vale más, algunas veces, excusarse a dar recomendación a un sujeto que no lo merece, que no aparentar prendas que no tiene, o exponer a que se le de un lugar, o tal vez una colocación de que no es digno, y cuyas obligaciones no podrá desempeñar debidamente; pues esto sería defraudar al personaje a quien la recomendación se dirige, y quizás al Rey, a la religión, y a la patria.

También suelen recomendarse asuntos particulares, ya propios, ya ajenos; bien sea solicitando gracia, o queriendo que se haga justicia. Para lo uno han de exponerse los méritos sobre que debe recaer la gracia, y para lo otro los derechos que reclaman la justicia. En ambos casos es muy bueno resumir todo lo posible, pues de lo contrario podría fastidiarse la persona a quien se quiere inspirar interes en el asunto; porque es fácil extenderse nimiamente cuando habla uno de negocios que le interesan, sin advertir, que el otro que no toma en ellos tanta parte, en vez de complacerle su lectura, esté expuesto a que le cause tedio. Esto es lo que dijimos, que era acordarse tan solo de sí mismo, y olvidarse de la persona a quien se escribe.

Cuando se da a uno carta de favor para algún personaje, la urbanidad exige entregarla abierta; y no hablar en ella de otros asuntos más que de recomendar al portador que debe entregarla.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 17393

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad y buenos modales en la mesa. ¿Qué uso hará usted de la cuchara y del tenedor? Me serviré de la cuchara para llevar a la boca la sopa y algunas otras cosas que difícilmente podrían tomarse con el tenedor. Me valdré de éste para la carne, el pescado

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de buen tono. Difícil es determinar el sentido exacto de este nombre. Duclós piensa que la compañía de buen tono no es sino una quimera parecida a una república dispersa , cuyos miembros se hallan en todas las clases; y tanto más espontáneamente

  • Torre Eiffel, París, Francia

    Reglas de etiqueta según la moda de París Aquella urbanidad Traje de paseo (toilette de promenade ) para caballeros. Los sombreros están mandados recoger . Solo se estilan en los salones de baile , en los términos que más adelante explicaremos. Para

  • Diccionario enciclopédico Brockhaus y Efron, publicado en Rusia,1890-1907.

    Ya no hay buenas maneras Aquella urbanidad El deterioro de las relaciones sociales es evidente . Antes, en mis tiempos, la gente estaba educada y si le pegabas a alguien una patada en los riñones, por ejemplo, se resolvía la cuestión con distinción y

  • Imagen Protocolo

    El exceso de la infelicidad social durante los pasados siglos. En el siglo undécimo los bosques de Inglaterra rebosaban en tantos y tan terribles agresores, que los habitantes de las comarcas inmediatas inventaron una plegaria particular contra los ladrones

  • Juego de mesa en familia.

    Urbanidad para los niños en el juego Aquella urbanidad ¿Qué entiendes tú por juego según la apreciación general de la palabra? Que dista mucho de ser una virtud recreativa cual toda buena sociedad exige. ¿Por qué encuentras esa distancia entre la recreación

  • Imagen Protocolo

    El amor a la verdad. El primero de nuestros deberes es amar la verdad y creer en ella . La verdad es Dios. Amar a Dios y amar la verdad son una misma cosa. Procura, amigo mío, buscar animosamente la verdad , y no dejarte seducir por la falsa elocuencia

  • Imagen Protocolo

    Del decoro doméstico. Es una máxima saludable portarse con atención y civilidad con las personas que nos han dado algún motivo de disgusto; pero para proceder de este modo es preciso saberse dominar a sí mismo, y por desgracia es la ciencia más difícil: