Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cartas comendaticias -de recomendación-.

Cartas utilizadas para recomendar a un sujeto por sus méritos poniendo de manifiesto sus buenas cualidades.

 

El arte epistolar. Reglas teórioc-prácticas para escribir. 1819.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cartas comendaticias -de recomendación-.

Llámanse así las cartas en que sé recomienda a una persona. Estas pueden tener varios objetos, aunque sean todas a un mismo fin dirigidas.

Unas veces se recomienda a un sujeto, que no teniendo en sí mérito alguno, debe suplir esta falta la protección del que lo recomienda. Otras veces no hay necesidad de suplir este defecto, por ser de suyo apreciable el recomendado, y en tal caso no hay más que hacerlo conocer, poniendo de manifiesto las buenas cualidades que lo adornan. Otras veces es preciso reunir el favor a la manifestación de los méritos; para que todo coadyuve a dar mayor realze al recomendado.

En cualquier caso, siempre debe irse con la verdad por delante; y vale más, algunas veces, excusarse a dar recomendación a un sujeto que no lo merece, que no aparentar prendas que no tiene, o exponer a que se le de un lugar, o tal vez una colocación de que no es digno, y cuyas obligaciones no podrá desempeñar debidamente; pues esto sería defraudar al personaje a quien la recomendación se dirige, y quizás al Rey, a la religión, y a la patria.

También suelen recomendarse asuntos particulares, ya propios, ya ajenos; bien sea solicitando gracia, o queriendo que se haga justicia. Para lo uno han de exponerse los méritos sobre que debe recaer la gracia, y para lo otro los derechos que reclaman la justicia. En ambos casos es muy bueno resumir todo lo posible, pues de lo contrario podría fastidiarse la persona a quien se quiere inspirar interes en el asunto; porque es fácil extenderse nimiamente cuando habla uno de negocios que le interesan, sin advertir, que el otro que no toma en ellos tanta parte, en vez de complacerle su lectura, esté expuesto a que le cause tedio. Esto es lo que dijimos, que era acordarse tan solo de sí mismo, y olvidarse de la persona a quien se escribe.

Cuando se da a uno carta de favor para algún personaje, la urbanidad exige entregarla abierta; y no hablar en ella de otros asuntos más que de recomendar al portador que debe entregarla.

 

contentG Stats

Nota

  • 17393

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Deberes de la hospitalidad. Evitemos todo lo posible el hospedarnos en casa ajena , pues por confianza que tengamos con nuestros amigos, la presencia de un extraño siempre es importuna en el hogar doméstico, y consideremos que sus gastos y sus incomodidades

  • Imagen Protocolo

    La madre sigue siendo la tierna confidente de su hijo, la que enjuga sus lágrimas, la que le proporciona algún solaz, y la sonrisa de gratitud de la prenda de su corazón, la recompensa con usura de todos sus afanes. El padre, ¡ay! el padre tiene que guiarle

  • Imagen Protocolo

    Un día en el campo. La mayor parte de los habitantes de una capital gustan del campo, y se entregan con placer a él después de las ocupaciones respectivas de cada clase. No hablaremos aquí de la vida propiamente aldeana o del que vive continuamente en

  • Imagen Protocolo

    De los importantes. Entre las ridiculeces más numerosas en la tierra, que lo son más que las estrellas en el firmamento, la que más compasión causa a todo hombre sensato es la nulidad importante . Son frecuentísimos en las cortes de todo el mundo , sin

  • Imagen Protocolo

    La manera de vestirse de forma correcta. Allá por los años pintorescos de 1830 a 1840, un sastre de la Puerta del Sol tenía consignado en la muestra de su establecimiento: " El traje es el sobrescrito del alma y el fiador de la persona ". Aquel sastre

  • Imagen Protocolo

    Estilos en el arte de amueblar. En la imposibilidad de reseñar todos los útiles, nos atendremos solo a los más importantes, para dar una idea clara de las líneas generales que distinguen los principales estilos , a fin de facilitar en lo posible el arte

  • Imagen Protocolo

    De las visitas. Las relaciones generales, las necesidades particulares exigen comunicaciones , a las cuales se ha convenido dar el nombre de visitas. Estableceremos algunas reglas que es indispensable conocer y observar. Para las visitas nos es preciso

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. Antes de exponer las reglas necesarias para promover, alegrar y dirigir los placeres de la mesa, creo que será agradable a la juventud indicar los diferentes usos que han seguido las naciones en sus comidas. Esa diversidad