Logo Protocolo y Etiqueta

Acciones urbanas en las visitas y reuniones.

Entre personas de respeto se deben guardar ciertas normas o reglas de urbanidad que no se deben descuidar.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Acciones urbanas en las visitas y reuniones.

Ya se deja entender que cuando al entrar y al salir nosotros de una casa, se levanten las personas que haya en ella, les debemos suplicar que se sirvan sentarse; pues la urbanidad pide que demostremos nuestro sentimiento a las personas que se molesten por nosotros. Análogas fórmulas observaremos en todas las atenciones qae se nos dispensen.

En las acciones que estando entre personas de respeto la urbanidad condena por inciviles, he citado solamente las principales y más descuidadas. Pero se podrán añadir a ellas todas cuantas hubiere omitido y que les sugiriere la prudencia, como por ejemplo: el ventosear de cualquier modo que sea, el cortarse o roerse las uñas, el desperezarse delante de los demás, el cruzar las piernas o los muslos, el tocar el tamboril con los dedos, el jugar con el bastón u otro objeto, el fumar o pedir fuego para ello, el murmurar de los ausentes o circunstantes y tildar o afear sus defectos físicos y morales.

Los dueños de una casa, estando en el cuarto pueden escupir disimuladamente en la escupidera, en vez de hacerlo en el pañuelo.

Si tenemos que entregar algún objeto a una persona, lo verificaremos con la mano derecha, y pasándolo por detrás de las otras personas circunstantes. Mas dado el caso de que a nosotros nos entreguen alguna cosa por delante de los otros, no debemos recibirla por detrás; que esto fuera advertir la falta en que incurriese la persona que el objeto nos entregase. Al entregar un objeto a una persona diremos:"Si es servida".

Es muy frecuente la costumbre de dar las gracias a la persona que encarga alguna cosa. A mi entender, si acaso se dan las gracias, debe también añadirse: "Quedará Vd. servida"; usando entonces de la palabra gracias para indicar que se agradece la confianza dispensada con el encargo que se ha hecho.

Los asientos o lugares preferibles en una reunión, son en general la derecha e izquierda del superior, la derecha e izquierda de estos últimos, etc.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16625

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Dadas estas reglas por lo tocante al modo de hablar, pasaremos a las acciones irregulares que deben evitarse en las concurrencias, y generalmente en presencia de toda persona a quien se deba respeto. Dichas acciones son las siguientes: 1º. Desnudarse,

  • Imagen Protocolo

    La paja en el ojo ajeno. Los criticones. Doña M.M. acaba de llegar a casa de su prima, joven, y tan modesta como hermosa ; y antes de tomar asiento, jadeando aun, y sin poder hablar apenas, le dice: "prima, vengo escandalizada: ¿ves cómo me palpita el

  • Imagen Protocolo

    Oratoria. La oratoria o arte de hablar bien es útil en todas las situaciones de la vida, y absolutamente necesaria en muchas, como que el hombre no puede distinguirse sino por ella en el foro, en el púlpito y en las academias; hasta en la conversación

  • Imagen Protocolo

    El mundo. Las mujeres, en general, tienen por primer objeto su hermosura; y en este punto, apenas podrás decirlas una lisonja tan grande que no la puedan tragar bien. Rarísima vez forma la naturaleza una mujer tan disforme que sea insensible a la lisonja

  • Antigua mesa de comedor de una casa

    Urbanidad en la casa y a la mesa Aquella urbanidad Y al llegar a nuestras casas, ¿qué haremos? Saludar antes que todo a nuestros padres y si encontramos alguna persona de visita en nuestra casa saludarla con respeto y cuidando siempre de que nuestra fisonomía

  • Personas sonrientes

    Las personas que caen bien. Las personas que agradan Aquella urbanidad Si examinamos prolijamente el por qué unas personas nos gustan más que otras , teniendo igual o mayor mérito, hallaremos que la razón es porque los primeros tienen cierta gracia que

  • Imagen Protocolo

    31. Conocer los afortunados, para la elección; y los desdichados, para la fuga. La infelicidad es de ordinario crimen de necedad, y de participantes: no ay contagión tan apegadiza. Nunca se le ha de abrir la puerta al menor mal, que siempre vendrán tras

  • Imagen Protocolo

    Vanidad. Vive siempre alerta contra la vanidad, que es el defecto más general de la inexperta juventud , pero más cuidadosamente contra aquel género de vanidad que caracteriza a uno de mentecato; pues el carácter con que llega el hombre a verse una vez