Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Miedo escénico. Orígenes, causas y recursos para evitar el miedo escénico y dar lo mejor de nosotros (con vídeo)

Salir de nuestro ámbito privado para dirigirnos a una pequeña o gran audiencia no suele ser una tarea sencilla para algunas personas. Los nervios y las inseguridades nos 'amenazan' en forma de ansiedad y miedo

 

Miedo a actuar o hablar en público. El temor a enfrentarse a una audiencia
Miedo escénico. Miedo a actuar o hablar en público. El temor a enfrentarse a una audiencia

Miedo a actuar o hablar en público. Superar la ansiedad y el miedo a presentarse ante un público

El temor a enfrentarse a una audiencia

Tener un cierto nerviosismo o tener una cierta ansiedad ante 'nuevos' retos como hablar en público o actuar en cualquier otro espacio social es bueno. El problema puede surgir cuando esta ansiedad o miedo nos hace perder o bajar nuestro rendimiento. Cuando, realmente, nos condiciona de una forma importante nuestra vida.

La fisioterapia puede ser un buen remedio, o al menos, un remedio complementario para mejorar este miedo escénico. Está demostrado que ante una situación de ansiedad o miedo, los músculos se tensan, se retraen. Porque mente y cuerpo no están separados.

El miedo, en su justa medida, es bueno y necesario

El miedo forma parte de nosotros y es bueno para ser prudentes en la vida y saber advertir y evitar ciertos peligros. Pero cuando este miedo es exagerado y empieza a condicionar nuestra vida se puede convertir en un problema importante.

Cuando estamos en un estado de ansiedad, el cuerpo se 'encoge', nos ponemos tensos. Por eso es fundamental, saber relajarse. Debemos tener alguna técnica o método para tratar de sentirnos tranquilos y calmados. Puede ser cualquiera que nos haga sentir más sosegados como leer, escuchar música, hacer algún tipo de ejercicio físico, etcétera. Es una forma de evitar que nuestros niveles de miedo y ansiedad nos sobrepasen y nos condicionen nuestra actividad normal.

¿Miedos reales?

Muchos de nuestros miedos solo son ideas irracionales. Tenemos miedo a cosas que no han pasado nunca, ni van a pasar. Estos pensamientos son los que nos generan una ansiedad o miedo paralizante. Pensamos cosas tan dispares como que no vamos a poder cumplir con las expectativas que tienen sobre nosotros, que se nos van a olvidar las cosas, que vamos a hacer el ridículo, etcétera. Esta 'carga' emocional es la que nos puede llevar a tener un episodio de pánico escénico.

El magnífico programa de RTVE "Para todos la 2" cuenta en esta ocasión con dos estupendas invitadas: Anna Cester, médica y Ana Velázquez, fisioterapeuta. Las invitadas hablan en esta entrevista de los orígenes y consecuencias que puede tener el miedo escénico. El temor a tener que actuar o hablar ante el público.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado