Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

De la moderación en las acciones, en verso

Modestia y moderación debes en todo seguir, evitando producir cualquier mala impresión

 

Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

Urbanidad y buenos modales en verso
Urbanidad en verso. Urbanidad y buenos modales en verso

El buen comportamiento de los niños en sociedad y el respeto

Aquella urbanidad

Sin respeto y dignidad

tener ante el mundo quieres,

nunca olvides los deberes

que impone la sociedad.

 

Modestia y moderación

debes en todo seguir,

evitando producir

cualquier mala impresión.

 

No hagas nunca, ni un momento,

lo que a ti te disgustara;

no acerques tanto tu cara

que se respire tu aliento.

No debes nunca eructar,

y al escupir o toser,

procura el rostro volver

evitando molestar.

 

No es, jamás, bien recibido

y es contrario a la limpieza

escarbarse la cabeza

o la nariz o el oído.

 

No te debes permitir

manchar con saliva el suelo;

no escupas en el pañuelo

pues no es preciso escupir.

 

A nadie le hagas agravio

con un cariño importuno,

ni ofrezcas objeto alguno

que haya tocado tu labio.

 

No hagas a nadie mirar,

objeto que cause horror,

ni respirar un olor

que pueda desagradar.

 

Cuando otros te estén mirando,

no te suenes con estruendo,

ni estés el pañuelo viendo,

tus miserias publicando.

Al hablar no hagas mención

de extrañas enfermedades,

ni de necias suciedades

vayas haciendo relación.

 

Se en tus actos moderado

y en tus palabras discreto;

guárdale al mundo respeto

y te verás respetado.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Modo de tomar los manjares y uso de los cubiertos. ¿Cómo deben tomarse las diversas clases de manjares que se sirvan? Con cuchara se toma la sopa, la cual nunca se debe llenar, procurando que llegue a la boca sin que el caldo se llegue a vaciar. Servirá

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad y civilidad. Delante de otros abstente de vestirte y desnudarte, las uñas no has de cortarte, ni a nadie en secreto hablar; tampoco interrumpir debes al que habla o cuenta dinero; siendo también muy grosero lo que otro escribe, mirar. Jamás

  • Imagen Protocolo

    Reglas para los dueños de la casa y criados. Los dueños de la casa ¿qué reglas principales deberán observar por atención a sus invitados? Ciertas reglas el dueño y la dueña de la casa observar deberán; siendo las principales, entre ellas, las siguientes

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar a un hermano. Con paz y tranquilidad, con sosiego y alegría, de vuestro patrón el día por mil años disfrutad. Hoy que os rinde la amistad afectos mil placenteros, los votos puros, sinceros, de vuestro hermano acoged, en vuestra dicha

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar en las reuniones o grupos. ¿Qué debemos practicar cuando se caiga alguna cosa de la persona con quien estemos? Si en tierra cae uina cosa de aquel con el cual hablamos, se la debemos coger, y ponérsela en la mano. Si una persona nos

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a una señora. Con vuestra gracia y bondad en tan fausto y grato día, recibid, señora mía, esta prueba de amistad. En ella va con verdad mi sentimiento expresado; ojalá que haya logrado demostar con mi cariño, cuánto os quiere

  • Imagen Protocolo

    La importancia de la urbanidad. Si quieres ser estimado, cual cumple a nuestro destino, por tu parte amable y fino con todos te has de mostrar. Jamás a persona alguna nombre por motes ni apodos, y arguye falta de modos a los demás tutear. Delante de otras

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar para el saludo. Después de saludar a una persona, ¿qué se debe añadir? Después de haber saludado a una persona, le habré de preguntar afectuoso si su salud sigue bien. Si respondiese que si, me alegro mucho, diré; mas si dijere que no,