Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El comportamiento correcto en la mesa.

La mesa deja ver nuestra educación y nuestras carencias en materia de buenos modales.

 

Tratado completo de urbanidad en verso, para uso de los jóvenes. 1850.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El comportamiento correcto en la mesa.

Al ser llamado a la mesa
el caballero discreto
las personas de respeto
deja primero sentar;
y a las mismas en ponerse
la servilleta o servirse,
comer, beber o salirse
no se le ve anticipar.

Cuando se halle convidado
con una dama el urbano
deberá darle la mano
hasta a la mesa llegar.
Al dueño hacer corresponde
los honores de la mesa;
solo quien tenga destreza
ha de ponerse a trinchar.

En la comida y la cena
antes no tomes bocado,
el sustento preparado
no omitas el bendecir;
y en habiendo concluido
este acto, a la Providencia
que te da la subsistencia
gracias le debes rendir.

No soples ni huelas las viandas,
no te atragantes comiendo,
ni el cubierto con estruendo
en el plato hagas sonar;
de fijar has de abstenerte
la vista de hito en hito,
en un manjar exquisito
o a los que comen notar.

El comer a dos carrillos
y hablar con la boca llena
son defectos que condena
severa la urbanidad.
Apoyar manos y codos
en la mesa es muy grosero;
y evitarás con esmero
algo asqueroso nombrar.

No desprecies plato alguno,
ni pidas lo más sabroso;
pasarás por un goloso
si comieres con afán;
se limpio, jovial y sobrio,
que en la mesa y en el juego
la educación se ve luego
conforme dice el refrán.

Con la servilleta el labio
siempre que beber quisieres,
o que bebido ya hubieres
no te olvides de limpiar;
llenar no debes el vaso,
ni apurarlo con ruido
y en habiendo concluido
guárdate de resoplar.

Si te sirve una persona
que está contigo en la mesa,
si te alarga una fineza
o brinda por tu salud,
al favor que has recibido
corresponde finamente,
y al otorgante haz presente
cuán viva es tu gratitud.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16308

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad en el paseo. Cuando vayas por la calle o te halles en el paseo, mirar atrás es muy feo, y al que pasa criticar. Un modesto continente guarda en todas ocasiones; evita el dar empujones, y al transeúnte pisar. Los pies no arrastres, ni debes

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir cartas urbanamente. Como un medio es la escritura, del cual hemos de valernos, para hablar a una persona que esté de nosotros lejos, y como según aquellas personas con que hablaremos, debemos usar palabras con más respeto o con menos;

  • Imagen Protocolo

    Versos por la ausencia del objeto amado. ¡Oh! torna pronto, torna a mis brazos, querida mía, mi dueño amado; que yo aquí solo mi vida arrastro. Entre desdichas, entre quebranto, siempre en mi amada ando pensando. De mi memoria, yo no la aparto, que ella

  • Imagen Protocolo

    Versos con motivo de felicitar los días a una persona superior. En el año anterior y en tal día, entre afecto el más puro y cordial, con mis ruegos yo al cielo pedía que gozáseis de dicha cabal. Mis plegarias oyendo el Eterno, vuestra vida guardar se

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Tareas que los niños deben hacer antes de acostarse Aquella urbanidad Velar sin motivo evita, que el desvelarse es dañoso; más no busques el reposo si alguno te necesita. A tu lecho al dirigirte con el afecto de amigo, de los que viven contigo debes

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar los días a una madre. ¡Oh! madre mía querida, hoy es un día de gozo y hoy el más santo alborozo en mi corazón se anida. Yo consagraré mi vida a quererte y adorarte, será mi dicha el amarte, contigo siempre estaré y tus goces partiré

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Obligaciones que el niño debe cumplir al levantarse de la cama Aquella urbanidad Si pretendes conservar tu salud y tu alegría, al punto que asome el día debes el lecho dejar. Aun haciendo un sacrificio, levántate con presteza, no acaricies la pereza,

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los buenos modales de los niños con su familia Aquella urbanidad Los seres que te rodean, padres y hermanos queridos, honrados y distinguidos por tu afecto siempre sean. A tu familia venera y vivirás estimado, que el que en su casa es honrado, es honrado