Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Reglas para los dueños de la casa y criados.

Reglas que han de observar el dueño y la dueña de la casa, así como sus criados.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Reglas para los dueños de la casa y criados.

Los dueños de la casa ¿qué reglas principales deberán observar por atención a sus invitados?

Ciertas reglas el dueño y la dueña
de la casa observar deberán;
siendo las principales, entre ellas,
las siguientes que voy a explicar:

1. Siempre deben sentarse en el centro
de la mesa; que haciéndolo asi,
no estarán de los otros tan lejos,
y mejor les podrán asistir.

2. Ellos deben a sus comensales,
con esmero servir y obsequiar,
y obligados están a rogarles
que de todo se sirvan probar.

No muy mucbo han de instarles, por eso
ni a la fuerza les pueden servir,
de algún plato aunque sea muy bueno,
pues que libres son todos allí.

3. Por sabroso que fuese algún plato,
alabarlo no pueden jamás;
y no deben reñir a los criados
al objeto de esmero indicar.

Los criados, ¿cómo traerán a la mesa los vasos, los cubiertos, el pan, etc.?

Traerán con bandeja los criados
a la mesa los vasos, el pan,
los cuchillos, cubiertos y cuanto
fuera sucio en la mano llevar.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16512

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Respeto debido a los padres Después de Dios a sus padres honrar debe todo niño, agradecido al cariño que le profesan sin par. De los tuyos obedece los preceptos y consejos, y desvalidos o viejos sostén les ha de prestar. Luego de estar levantados, cuando

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir cartas urbanamente. Como un medio es la escritura, del cual hemos de valernos, para hablar a una persona que esté de nosotros lejos, y como según aquellas personas con que hablaremos, debemos usar palabras con más respeto o con menos;

  • Imagen del libro

    Buenos modales en la mesa para niños Aquella urbanidad Cuando a la mesa te sientes, cuida no ser el primero en desliar la servilleta y tomar el plato, siendo político el aguardar que den los demás ejemplo. Entre la silla y la mesa proporciona bien el

  • Imagen Protocolo

    La URBANIDAD nos enseña á tratar los superiores, iguales é inferiores, con finura y discreción; sin ella fuera enojosa la vida por mil conceptos; ved, pues, niñas, sus preceptos de cuanta importancia son. Cuando fueres reprendida nunca te parezca injusto,

  • Peter Simple ... Illustrated by J. A. Symington

    Cómo trinchar y servir a los demás de forma correcta Aquella urbanidad El arte de trinchar dice que se corta una pieza a la hora de comer con suma delicadeza. Sugerencias para hacer un buen trinchado I. Es un punto muy importante de la buena educación

  • Imagen Protocolo

    De la cortesía en general. Una niña hermosa o rica, sin virtud ni cortesía, por demás confiaría adquirir reputación; pues la belleza del cuerpo y los bienes materiales, faltando prendas morales, antes cubren de baldón. Doquiera que te destine la suerte

  • Imagen Protocolo

    Versos por la ausencia del objeto amado. ¡Oh! torna pronto, torna a mis brazos, querida mía, mi dueño amado; que yo aquí solo mi vida arrastro. Entre desdichas, entre quebranto, siempre en mi amada ando pensando. De mi memoria, yo no la aparto, que ella

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar a un hermano. Con paz y tranquilidad, con sosiego y alegría, de vuestro patrón el día por mil años disfrutad. Hoy que os rinde la amistad afectos mil placenteros, los votos puros, sinceros, de vuestro hermano acoged, en vuestra dicha