Logo Protocolo y Etiqueta

Idea e importancia de la urbanidad. II

Bases en que se funda este arte, y vicios que lo destruyen.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Idea e importancia de la urbanidad.

¿Cuáles son los vicios más opuestos a la urbanidad?

A la Urbanidad estos vicios se oponen: el encogimiento, la arrogancia o soberbia, la curiosidad, la petulancia o descaro, la afectación, la falsedad y la indecencia.

El rústico encogimiento
que en muchos es natural,
por oponerse al despejo,
se opone a la Urbanidad.

Aquel que con arrogancia
hable y trate a los demás,
por faltar a la modestia,
faltará a la Urbanidad.

La persona que es curiosa
jamás urbana será;
pues faltando a la prudencia,
faltará a la urbanidad.

La petulancia es el vicio
más feo de cuantos hay;
y por opuesto al respeto,
se opone a la urbanidad.

La afectación borra al hombre
la franqueza natural,
o un desmesurado esmero
en sus palabras le da;
calidades que de todos
muy despreciadas están;
por esto la afectación
se opone a la urbanidad.

La falsedad es el vicio
más abominable que hay;
y por opuesto al candor,
se opone a la urbanidad.

La indecencia en las acciones
o en la manera de hablar,
degrada a toda persona
su mérito o calidad,
al paso que siempre ofende
el pudor de los demás;
y por eso la indecencia
se opone a la urbanidad.

¿Qué reglas establece Vd. en punto a la preferencia de las personas, en los actos relativos al respeto?

Como según las personas,
es decir, según su sexo,
su edad o categoría
distinguirlas deberemos;
para poderlas tratar
con el debido respeto,
debemos establecer
estos principios primero:
entre personas que sean
de igual calidad y sexo,
la que mayor edad tenga
es superior en respeto;
entre dos de diferente
calidad y de igual sexo,
a la de rango más alto
se prefiere en el respeto;
y siempre que las personas
sean de sexo diverso,
se deberá preferir
la señora al caballero.

¿A qué personas antepondrá Vd. el dictado de señor al nombrarlas?

Al hablar de nuestros padres,
hermanos, u otros parientes,
el dictada de señor
no habernos de anteponerles;
pero sí se antepondrá
al nombre de algún pariente
de la persona a que hablemos
si ésta de respeto fuere.

Así diremos: Mi padre
me dijo esto para ustedes;
Su señor hjjo de usted
me djjo vendría el viernes.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16412

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen del libro

    Las reuniones. Consejos de urbanidad Aquella urbanidad Saluda en las reuniones lo mismo que en las visitas; y respecto del sentarte las mismas reglas practica. Si cuando llegas, suspenden la conversación, invita a que por tí no la dejen, si es que tú

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a su protector. Si realidad ser pudiera lo que anhela mi deseo; si lo que en el alma veo ante mis ojos lo viera; si en tal día poseyera lo que en mis sueños maquino; todo a seguro destino hoy lo fijara el Señor, rendido a

  • Imagen Protocolo

    Las visitas y las concurrencias. No leas papel o libro sin haber pedido antes permiso a los circunstantes para poderlo efectuar. Fumar sería impolítico, y el que una lengua extranjera que el concurso no entendiera llegases con otro a hablar. Jamás salgan

  • Imagen Protocolo

    De la cortesía en general. Una niña hermosa o rica, sin virtud ni cortesía, por demás confiaría adquirir reputación; pues la belleza del cuerpo y los bienes materiales, faltando prendas morales, antes cubren de baldón. Doquiera que te destine la suerte

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar los días a un padre. Si vieráis mi corazón henchido está de alegría; disfrutar quiero este día con plena satisfacción. Amar a un padre es razón y le es dulce a un hijo amado. Tenerle siempre a su lado, sus pesares consolar y sus

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar en las conversaciones. ¿Qué tendremos presente cuando alguna persona nos refiera alguna cosa? Si alguna historia o sueeso una persona contase, aun cuando nos constase que incurre en algún error, no debemos corregirla, ni emprender la

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Tareas que los niños deben hacer antes de acostarse Aquella urbanidad Velar sin motivo evita, que el desvelarse es dañoso; más no busques el reposo si alguno te necesita. A tu lecho al dirigirte con el afecto de amigo, de los que viven contigo debes

  • Imagen Protocolo

    Décima para acompañar un regalo. Si corresponder pudiera a lo que mi pecho siente, más digno fuera el presente que mi afecto os ofreciera. De mi voluntad sincera, recibid pues la expresón, y si fijáis la atención en este obsequio ligero, advertid que