Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El Rey y el ceremonial de la bebida

En algunas ocasiones tomar una copa de vino no es una tarea nada sencilla si eres un rey

 

Historias de Reyes y Reinas.

Rey Felipe III
Felipe III. Rey Felipe III

Ceremonial de la copa: Felipe III y el rígido protocolo

Felipe III sobrevivió diez años a su esposa, que había muerto a los veintisiete. El lo hizo a los cuarenta y tres, después de rechazar varios ofrecimientos para volverse a casar.

Según corrió el rumor por las cortes europeas, el rey falleció a causa de la rígida etiqueta de la corte española, de la que para muestra basta un botón: el ceremonial con que el rey se llevaba la copa a los labios es descrito por Rodríguez Villa, citado por Lozoya.

Un complejo ceremonial

El ceremonial era tan complejo como a continuación se detalla:

"El ujier de sala iba a llamar al gentilhombre de boca que le correspondía servir de copero, y acompañados de la guardia, entraban en la cava, donde el sumiller de ella le daba en una mano la copa de su majestad y en la otra la de la salva; después daba al ujier las fuentes, y él llevaba un jarro y una taza grande de salva, donde se colocaba la copa cuando su majestad la pedía. Un ayudante del oficio de la cava llevaba los frascos de vino y agua...

El copero se mantenía un poco apartado del estrado, mirando siempre a su majestad para servirle la copa a la menor seña. En este caso, el copero iba por ella al aparador, donde ya la tenía dispuesta el sumiller de la cava, quien, descubriéndola, daba la salva al médico de semana y al copero, y éste, tornándola a cubrir, la llevaba a su majestad precediéndole los maceros, y el ujier de sala, tomándola en la mano derecha y llevando en la izquierda la taza de salva, con cuya misma mano izquierda quitaba la cubierta de la copa, tomaba la salva y daba a su majestad la copa en su mano, hincando una rodilla en el suelo, teniendo todo el tiempo que su majestad tardaba en beber debajo de la copa la salva, para que, si cayesen gotas, no se mojase el vestido. Acabando éste de beber, volvía el copero a poner la copa en el aparador de donde la había tomado".

¡Y esto cada vez que en la comida el rey tenía ganas de beber un sorbo de agua o de vino!

En el párrafo anterior se utiliza la palabra "salva" tomado como sinónimo de "salvilla" o bandeja de encajaduras para asegurar las copas, tazas, etcétera. Pero la salva era la prueba que se hacía de los manjares servidos a los reyes y grandes señores para asegurarse de que no había veneno en ellos.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Pintura de Richard Parkers Bonington, 1927

    La ternura de Enrique IV. Un rey con sus hijos ¡Una historia absolutamente encantadora! A veces hay estupendas infracciones del protocolo. ¡Romper el protocolo sin quebrantar la etiqueta! Una anécdota de la época de Enrique IV de Francia, cuando el

  • Sala de conferencias de la cancillería federal

    El poder y la televisión potencian el arte de situar a cada uno en el lugar que le corresponde Durante 17 días se discutió cómo se firmaría la retirada de Vietnam . En 1978 los líderes iban en coche prestado; hoy todos llevan chófer oficial. "Pasa por

  • Reina Victoria. Respetando el protocolo hasta en el lecho de muerte

    Respetando el protocolo hasta en el lecho de muerte En esta anécdota se pone de manifiesto lo dura que fue la etiqueta y el protocolo en tiempos pasados. Representa, los extremos a los que no se debe llegar en ningún momento. La Reina Victoria de Inglaterra

  • La palabra en la calle es vulgar.

    El taco sedativo. Soltar un taco no es siempre un signo de vulgaridad . Un taco bien dicho y en su momento oportuno llega incluso a alcanzar la belleza de la rotundidad. El taco es vulgar cuando vulgar y ordinario es quien lo dice , y mucho peor que un

  • Vestuario informal - Descuidado

    Vestir de trapillo. Sencillez a la hora de vestir La expresión 'vestir de trapillo ' se utiliza de formas algo distintas dependiendo del contexto. Puede ser vestir de una forma sencilla, en algunas situaciones. En otras, se utiliza como sinónimo de vestir

  • Lous XI de Francia.

    Un título que cambió las relaciones con un mercader Luis XI de Francia , convertido en rey a los treinta y ocho años, no gustaba de la envarada etiqueta cortesana. Una especial característica que dejaría ver en algunos de sus comportamientos. Luis XI

  • José Luis Rodríguez Zapatero de la mano a Mariano Rajoy Brey.

    ¿Qué les gusta a las primeras autoridades del Estado? La mayoría de los desplazamientos internacionales del presidente de Gobierno de España y de sus ministros y altos cargos se realizan en un Airbus A310 o en un Falcon 900. Todos ellos van cargados

  • Juan Carlos I, rey de España hasta el año 2014.

    El vestuario de un Rey. El 'fondo de armario' de don Juan Carlos I Cuentan que en uno de sus muchos viajes por el mundo, un avezado periodista logró descubrir cuál era el vestuario que Su Majestad el Rey tenía en su baúl de viaje. En esta ocasión estaba