Logo Protocolo y Etiqueta

Sobre el orden. ¿Qué es el orden? Niñas ordenadas y desordenadas. Orden en nuestra persona, en nuestra ropa y en nuestras cosas.

Podemos decir que el orden es el sistema para colocar las cosas en el sitio que les corresponde.

 

Departamento de Cultura. 1.952
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Convivencia Social. Formación Familiar y Social.

Qué es el orden.

Podemos decir que el orden es el sistema para colocar las cosas en el sitio que les corresponde.

Esta cualidad del orden algunas niñas la poseen instintivamente y otras niñas tienen que aprender a poseerla.

Diferencia, entre una, niña ordenada y la que no lo es.

Ejemplo de una niña ordenada:

Anita: vuelve del Instituto y cuelga el abrigo en el perchero o en su armario. Pone los libros "siempre en el mismo sitio", en su mesa, o donde suele estudiar.

Se quita el vestido, lo sacude, mira, sí está roto, si le falta, un botón o tiene una mancha. Lo arregla o lo manda arreglar (según sea su posición), y si está bien, lo cuelga en su sitio.

Al día siguiente no hay prisas por la mañana, ni carreras, ni lloros. Porque Anita lo coge todo "de su sitio", desayuna con tranquilidad y llega puntualmente al Instituto.

Ejemplo de la niña que no es ordenada:

Cuando María vuelve del colegio, suelta la capa en la cama de Manolito, abre su carpeta de libros sobre la mesa del comedor y allí los deja...

¿Y qué pasa? Viene Mariquita, su hermanita pequeña, le quita la goma y el cuaderno de castellano...

María se queda con el uniforme puesto y le cae una hermosa mancha de grasa (porque entró a curiosear en la cocina). Juega con Manolito, que le saca un botón del vestido.

Por fin, muerta de sueño, se acuesta, tirando toda la ropa, alrededor de su cama.

A la mañana siguiente, como en el fondo María tiene amor propio, no quiere ir al colegio hecha un desastre. Se despierta desasosegada... Se acuerda del botón, no encuentra hilo, no encuentra el botón; la gasolina y el amoníaco están guardados, no hay plancha, y el uniforme, después de dormir en el suelo, parece un estropajo.

María llora... En fin, después de verdaderos trabajos forzados y de buscar el cuaderno de castellano por debajo de todos los muebles, María llega tarde al colegio y pierde puntos de asistencia y puntualidad.

El orden en nuestra persona.

Como consecuencia de los ejemplos anteriores, vemos que: el desorden nos hace trabajar doblemente. ¿Cómo cambiaremos?. Lo importante es no desordenar, porque así no tendremos que ordenar luego.

Como cuidaremos nuestra ropa.

En lo que se refiere al cuidado de nuestra ropa, lo importante es preservarla de todos los peligros, que pueden acarrear roturas, manchas y arrugas. Para el juego y el trabajo (ambas cosas peligrosas) nos pondremos ropa de batalla, delantales, etc. Al desnudarse no dejar la ropa tirada por el suelo ni hecha un revoltijo.

El orden en nuestras cosas: cómo cuidaremos los libros y el pupitre.

Si vamos a sacar un libro de nuestro pupitre, procuraremos sacarlo sin revolver el resto de los libros. Tengamos un sitio para cada libro, siempre el mismo, y así lo encontraremos con rapidez.

No hay que tocarlos con los dedos sucios, ni escribir al margen, ni pintarrajear la tapa; no hay que mojar el dedo para pasar las páginas ni hacer cruces u otras señales que ensucien. No pondremos color a las láminas y, sobre todo, no pintaremos bigote a los personajes representados.

EJERCICIO PRÁCTICO.

- Forrar un libro, bajo la dirección de la profesora.

- Arreglar el pupitre, bajo la dirección de la profesora.

NOTA. La profesora de F. F. Social puede inspeccionar en esta lección los libros de las alumnas, tomando nota de su estado, y a fin de curso mejorar la puntuación de las que los hayan conservado en buenas condiciones.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 948

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. ¿Eres expansiva con tus padres? Pero a veces la juventud no sólo se aisla y se independiza, sino que se encierra en un mutismo y silencio verdaderamente doloroso para los padres. Es muy egoísta

  • E.1. Del acto de levantarnos.

    Es la hora de levantarse de la cama Aquella urbanidad 1. Acostúmbrate a levantarte temprano . ¡A quien madruga Dios le ayuda! 2. Al despertarnos nuestro primer pensamiento debe elevarse a Dios, con fervor y devoción. 3. Antes de vestirnos debemos asearnos

  • B.6. Deberes para con nosotros mismos.

    Cuidar de nosotros mismos Aquella urbanidad Deberes para con nuestro cuerpo. Entre los principales deberes para con nuestro cuerpo, tenemos: 1. Cuidemos nuestra salud . Conservemos la vida que Dios nos ha dado. no olvidemos que "la salud depende más de

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. Los deportes. La dignidad. Equilibrio entre el trabajo intelectual y los ejercicios físicos. Tenemos la obligación de mantener nuestro cuerpo en pleno vigor y fortaleza, porque nuestro desenvolvimiento

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Cuándo somos bien educadas. Ejemplo. En casa de María hay un sillón y varias sillas en el comedor. Una gran mesa, con su brasero debajo, y encima de la mesa, una lámpara. Cuando María vuelve del colegio,

  • D.7. Del uso del baño en general.

    Utilizar el baño con prudencia y limpieza Aquella urbanidad 1. El baño es el lugar donde manifiestas, principalmente, el grado de cultura que posees. Antes de hacer uso de él, asegúrate de que no haya nadie dentro. No seas impaciente. 2. Las necesidades

  • E.6. Del modo de conducirnos en la escuela.

    El comportamiento en el colegio y en la escuela Aquella urbanidad 1. A nuestros maestros, como a segundos padres, les debemos afecto, obediencia y respeto . 2. Debemos observar una conducta intachable , para ser merecedores del aprecio y admiración de

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. ¿Qué es el orden? En el primero y segundo curso se ha insistido en la esencia del orden, que consiste en mantener el arreglo, cuidar cada utensilio, cada prenda, cada enser del ajuar doméstico;