Logo Protocolo y Etiqueta

La limpieza y el aseo del niño.

Mantener una limpieza y aseo adecuado en el niño es una labor que deben enseñar los padres a sus hijos.

 

Arte de escribir pot reglas y con muestras. 1798.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

La limpieza y el aseo del niño.

Después de vestirse el niño se lavará y peinará todos los días; se cortará las uñas si fuese necesario, y limpiará el vestido y demás ropa que se haya de poner.

Antes de irse a desayunar dará los buenos días a sus padres, parientes o maestro, bajo cuyo amparo esté, y rezará las oraciones de la mañana del modo que están señaladas en el libro correspondiente.

Si al tomar el desayuno se manchase la cara o las manos, se volverá a lavar de nuevo antes de ponerse a sus tareas. Cuando las esté desempeñando procurará conservar con limpieza los libros, planas y demás cosas de su uso.

No se lavará ni restregará en presencia de otros con saliva ni otra cosa indecente, ni tomará en sus manos cosa que |e ensucie. Tampoco ensuciará a los demás, ni les estimulará a que ellos lo hagan.

No ofrecerá ni tomará de otro manjar alguno que esté mordido o lleno de suciedad, ni le dará ni tomará su pañuelo para sonarse las narices. No pondrá las manos, ni olerá ni probará cosa que haya de comer o beber alguno de sus mayores.

También procurará en la escuela no manchar con tinta, saliva, ni otra cosa los libros, muestras o vestido de otro, ni de que se lo manchen a él, avisando al maestro cuando hubiese algún peligro.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16430

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Normas correctas de convivencia y del saber estar

    Normas correctas de convivencia y del saber estar Se puede definir la palabra cortesía como el acto mediante el cual una persona muestra atención, amabilidad y respeto hacia otra . Ser corteses supone saber suavizar las asperezas que puede presentar nuestro

  • Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar

    Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar Niños de dieciocho meses a tres años. En esta etapa los niños comienzan a rebelarse como una manera de probar límites. A pesar de su aparente rebeldía, para ellos es muy importante la aprobación. ¿Qué podemos

  • Fiesta de niños.

    Un niño bien educado es un valor en alza El otro día me surgió la necesidad de ir a buscar a mi sobrino a una fiesta de cumpleaños , ya que tanto mi hermano como mi cuñada no podían por estar ocupados con su trabajo. Al llegar a la casa del pequeño anfitrión

  • Los hijos: la educación con un buen ejemplo como maestro

    Los hijos: la educación con un buen ejemplo como maestro Otra opción que tenemos los padres es acompañar a nuestros hijos y educarlos con un buen ejemplo . Cómo puede ser un pequeño respetuoso, si él no es respetado; cómo puede aprender a amar y a considerar

  • Imagen Protocolo

    Personalidad y modales. Siempre es peor ver a un adulto perdiendo la compostura en la mesa, pero ver a un niño comportarse de mala manera, por muy pequeño que sea, no es del gusto de nadie. Si se educa a un hijo como es debido, ¿por qué olvidarse de las

  • Comportarse bien en el autobús de la escuela

    Los buenos modales en el autobús escolar Reglas de comportamiento para el bus del colegio-escuela La mayor parte de los niños que no tienen una escuela o un colegio cerca de su domicilio, necesitan utilizar un transporte escolar que suele ser el autobús

  • Buenos modales en la mesa. Niños de siete a diez años

    Cómo comportarse de forma educada en la mesa: aprender buenos modales Antes de esta edad -unos siete años- es el inicio de las normas de urbanidad , y el niño de esa edad las puede ejecutar si se las recomendamos. Sin embargo, no debemos ser muy exigentes

  • Enseñar a echar una mano en casa

    Compartir, repartir y ayudar. Colaborar en casa. La familia ha sufrido una gran transformación en todos los aspectos: composición, roles de los componentes que la integran, etc. Hay modelos de familia distintos a los que estábamos acostumbrados a ver