Logo Protocolo y Etiqueta

El comportamiento honesto

La honestidad es el único camino para aceptarnos a nosotros mismos

 

Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta
Comportamiento honesto. Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta

Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta

Los adultos enseñamos a nuestros hijos a ser deshonestos cuando nos preocupamos más por las apariencias que por los verdaderos sentimientos.

La honestidad es rectitud, es no mentir, es no engañar a los demás. En sociedad, la honestidad es un valor muy apreciado; una persona honesta no defrauda, es confiable, no roba, no miente, por eso se puede poner en ellla toda la confianza. Un niño nace sin saber lo que es engañar o mentir; somos los adultos los que al tratar de enseñarle "buenos modales" le decimos que aunque un señor esté gordo o pelón -calvo- no se le debe decir; le estamos enseñando a ocultar la verdad -mentiras piadosas-.

Cómo ayudar a tu hijo a ser honesto.

1. Primero que nada, con el buen ejemplo.

2. Decirle que es cierto que el señor está gordo, pero que para no lastimarlo o molestarlo, te puede decir a solas su parecer. De esta manera, le estás permitiendo que diga la verdad.

3. Decirle a la vecina que te disculpe que no la recibas, porque estás ocupada haciendo la comida.

4. Es mejor, que si no quieres decir la verdad, y vas a decir una mentira, no lo hagas delante del niño.

5. Cuando llegue tu hijo a casa con algo que no es de él, haz que lo devuelva de donde lo tomó. Si ves que es algo que desea mucho es mejor que se lo compres, ya que si no es posible que lo vuelva a tomar sin permiso y que lo esconda.

6. Si le dieron algo de más -un cambio, unas vueltas- haz que lo devuelva.

7. Enséñalo a decir siempre la verdad.

8. Cuando diga la verdad, alábalo, y prémialo. Si tiene un castigo puedes aminorarlo y decir que se los has reducido por haber dicho la verdad.

9. Explícale como una persona honesta es más apreciada y mejor vista en sociedad, en el trabajo...

Una forma de aprender y reforzar este aprendizaje es por medio del juego. Por ejemplo, poner en el centro de la mesa varios elementos y decirle que vamos a hacer un "collage". Solo pueden tomar cada uno de ellos dos bolitas, tres botones, un lápiz y cuatro fichas. Una vez concluido el juego podemos comprobar la "honestidad" del niño si ha cumplido con lo establecido y no ha tomado más cosas de las permitidas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Sin educación no hay futuro, ni respeto ni buena convivencia. Madre con su hijo en una moto

    Normas de urbanidad. Recetas para educar Sin educación no hay futuro, ni respeto ni buena convivencia Recuerdo siempre con cariño, los consejos de mi madre en la infancia , y cómo me contaba que cuando ella iba a la escuela tenían un tiempo en clase dedicado

  • Buenos modales en la mesa. Niños de siete a diez años

    Cómo comportarse de forma educada en la mesa: aprender buenos modales Antes de esta edad -unos siete años- es el inicio de las normas de urbanidad , y el niño de esa edad las puede ejecutar si se las recomendamos. Sin embargo, no debemos ser muy exigentes

  • Bebé recién bañado.

    Los niños y la higiene personal: normas de aseo personal Educación e higiene Las normas de aseo para mantener una correcta higiene corporal son una base importante en la educación de nuestros hijos o de los menores a nuestro cargo. Las buenas maneras

  • Querer lo mejor para nuestros: la responsabilidad de ser padres

    Querer lo mejor para nuestros hijos: la responsabilidad de ser padres Cuando nos asomamos a la cuna de nuestro bebé recién nacido y lo vemos ahí, tan indefenso, tan inocente, nos damos cuenta de la gran responsabilidad que significa ser padres . Sabemos

  • Es importante aprender a valorar la verdadera amistad

    Es importante aprender a valorar la verdadera amistad Tener un amigo es algo maravilloso , es una relación limpia desinteresada, que se da entre dos personas y que se acrecienta y fortalece con el trato y con el tiempo. La verdadera amistad exige respeto

  • Enseñar a los niños a comer de todo

    Enseñar a los niños a comer de todo Enseñar a tener una buena educación y unos buenos modales a los niños, a la hora de la comida no solo es cuestión de enseñar cómo utilizar bien los cubiertos. Tener buenos modales supone aprender a poner bien la

  • Palabrotas, groserías y palabras malsonantes

    Palabrotas, groserías y palabras malsonantes Cuando nos enfrentamos a las groserías de nuestros hijos, es muy posible que no estemos preparados para ello. Es difícil responder de forma adecuada a estos comportamientos . En este caso, casi siempre actuaremos

  • Enseñar a echar una mano en casa

    Compartir, repartir y ayudar. Colaborar en casa desde pequeños La familia ha sufrido una gran transformación en todos los aspectos: composición, roles de los componentes que la integran, etcétera. Hay modelos de familia distintos a los que estábamos acostumbrados