Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El comportamiento honesto

La honestidad es el único camino para aceptarnos a nosotros mismos

 

Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta
Comportamiento honesto. Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta

Enseñar a los niños a comportarse de forma honesta

Los adultos enseñamos a nuestros hijos a ser deshonestos cuando nos preocupamos más por las apariencias que por los verdaderos sentimientos.

La honestidad es rectitud, es no mentir, es no engañar a los demás. En sociedad, la honestidad es un valor muy apreciado; una persona honesta no defrauda, es confiable, no roba, no miente, por eso se puede poner en ellla toda la confianza. Un niño nace sin saber lo que es engañar o mentir; somos los adultos los que al tratar de enseñarle "buenos modales" le decimos que aunque un señor esté gordo o pelón -calvo- no se le debe decir; le estamos enseñando a ocultar la verdad -mentiras piadosas-.

Cómo ayudar a tu hijo a ser honesto.

1. Primero que nada, con el buen ejemplo.

2. Decirle que es cierto que el señor está gordo, pero que para no lastimarlo o molestarlo, te puede decir a solas su parecer. De esta manera, le estás permitiendo que diga la verdad.

3. Decirle a la vecina que te disculpe que no la recibas, porque estás ocupada haciendo la comida.

4. Es mejor, que si no quieres decir la verdad, y vas a decir una mentira, no lo hagas delante del niño.

5. Cuando llegue tu hijo a casa con algo que no es de él, haz que lo devuelva de donde lo tomó. Si ves que es algo que desea mucho es mejor que se lo compres, ya que si no es posible que lo vuelva a tomar sin permiso y que lo esconda.

6. Si le dieron algo de más -un cambio, unas vueltas- haz que lo devuelva.

7. Enséñalo a decir siempre la verdad.

8. Cuando diga la verdad, alábalo, y prémialo. Si tiene un castigo puedes aminorarlo y decir que se los has reducido por haber dicho la verdad.

9. Explícale como una persona honesta es más apreciada y mejor vista en sociedad, en el trabajo...

Una forma de aprender y reforzar este aprendizaje es por medio del juego. Por ejemplo, poner en el centro de la mesa varios elementos y decirle que vamos a hacer un "collage". Solo pueden tomar cada uno de ellos dos bolitas, tres botones, un lápiz y cuatro fichas. Una vez concluido el juego podemos comprobar la "honestidad" del niño si ha cumplido con lo establecido y no ha tomado más cosas de las permitidas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 11 personas le ha parecido
Valoración 3.5
con una puntuación de 3.5 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Besando a su hermanito

    Educación infantil: el buen ejemplo de los padres Los padres que se comportan de forma educada en su vida diaria tienen un largo camino recorrido en la formación de sus hijos. No hay nada más instructivo y que mejor funcione que dar un buen ejemplo. De

  • La libertad no debe estar reñida con la buena educación

    La libertad no debe estar reñida con la buena educación Hay algunos padres que creen que toda disciplina ahoga la creatividad del niño y prefieren que su hijo crezca a su aire y sea absolutamente libre. Confiados en dejar que el niño haga todo lo que

  • Buenos modales en la mesa. Niños de siete a diez años

    Cómo comportarse de forma educada en la mesa: aprender buenos modales Antes de esta edad -unos siete años- es el inicio de las normas de urbanidad , y el niño de esa edad las puede ejecutar si se las recomendamos. Sin embargo, no debemos ser muy exigentes

  • El vestuario de los más pequeños. Vestirse y desvestirse

    El vestuario de los peques Enseñarles a vestirse y desvestirse ellos solos Es bueno enseñar desde pequeños a los niños a vestirse y desvestirse por ellos mismos sin la ayuda de los mayores (esto se puede empezar a lograr a partir de los 4 - 5 años, dependiendo

  • Clase de cuarto grado de la escuela Lady of Vilna, Chicago.

    Educación para la ciudadanía La consolidación de la autoestima, la dignidad personal, la libertad y la responsabilidad y la formación de futuros ciudadanos La "Educación para la ciudadanía", sitúa la preocupación por promover una ciudadanía democrática

  • Tener buenos modales no es una cuestión de modas pasajeras

    Tener buenos modales no es una cuestión de modas pasajeras Las normas nos ayudan a proteger lo valioso Muchas personas piensan que las normas y las reglas son solamente mecanismos de represión de nuestros deseos. Pero, ¿qué tal si lo vemos de otra manera?

  • Niños. Hora de empezar a enseñar cómo comportarse de forma correcta en la mesa

    Niños. Hora de empezar a enseñar cómo comportarse de forma correcta en la mesa A esta edad ya empiezan a comprender muchas cosas . El niño ha madurado en sus áreas de desarrollo. Debemos seguir con constantes recordatorios sobre los buenos modales. Nuevamente

  • Palabrotas, groserías y palabras malsonantes

    Palabrotas, groserías y palabras malsonantes Cuando nos enfrentamos a las groserías de nuestros hijos, es muy posible que no estemos preparados para ello. Es difícil responder de forma adecuada a estos comportamientos . En este caso, casi siempre actuaremos