Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Educar en la infancia

Muchos de los violentos encapuchados de hoy son los gamberros de ayer, y estos, a su vez, los chavales maleducados y consentidos de anteayer

 

Manifestación Chile, cambios política social.
Manifestación. Manifestación Chile, cambios política social.

Educar en la infancia

El aprendizaje del civismo

Apalear policías, lanzarles adoquines hasta tumbarlos, propinarles patadas en la cabeza una vez tumbados en el suelo, arrancarles el casco y exhibirlo como un trofeo, etcétera son actuaciones propias de gente que ha perdido la cabeza y todavía no se ha percatado de su condición de descerebrada.

Pero no vayan a creerse que este tipo de comportamientos inhumanos aparecen como por arte de magia. Es un proceso gradual involutivo en el que uno pierde paso a paso los atributos que le hacían distinguirse de los animales.

Muchos de los violentos encapuchados de hoy son los gamberros de ayer, y estos, a su vez, los chavales maleducados y consentidos de anteayer.

Y es allí, en la infancia, desde la familia y la escuela, donde está la posibilidad de intervenir para prevenir, porque luego, cuando son mayores, los malos hábitos están tan enquistados que convierten cualquier cambio en toda una odisea.

Insistir machaconamente en la necesidad del aprendizaje de civismo desde la edad más temprana, educar en el respeto y el trato considerado hacia los demás, no es un capricho o una obsesión de gente de otra época, es una necesidad urgente e ineludible si queremos construir una sociedad solidaria, en armonía, donde las bestias tengan pocas oportunidades de proliferar. O mejor, ninguna.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Escuela infantil.

    Aprender buenos modales en la escuela Un niño bien educado y con buenos modales será bien aceptado por sus maestros y compañeros . La mayoría de los niños entra a la escuela en la etapa preescolar; en esta etapa hay que enseñarle: 1. Compartir las cosas

  • Niños. Hora de empezar a enseñar cómo comportarse de forma correcta en la mesa

    Niños. Hora de empezar a enseñar cómo comportarse de forma correcta en la mesa A esta edad ya empiezan a comprender muchas cosas . El niño ha madurado en sus áreas de desarrollo. Debemos seguir con constantes recordatorios sobre los buenos modales. Nuevamente

  • Niños cruzando por un paso de peatones.

    Aprender buenos modales desde pequeños Sugerencias para aprender a moverse con educación en sociedad Los pequeños deben desarrollar sus habilidades sociales desde los primeros años de edad. Los niños deben comenzar a aprender a edades tempranas sobre

  • Imagen Protocolo

    La limpieza y el aseo del niño. Después de vestirse el niño se lavará y peinará todos los días; se cortará las uñas si fuese necesario, y limpiará el vestido y demás ropa que se haya de poner. Antes de irse a desayunar dará los buenos días a sus padres,

  • Enseñar a echar una mano en casa

    Compartir, repartir y ayudar. Colaborar en casa desde pequeños La familia ha sufrido una gran transformación en todos los aspectos: composición, roles de los componentes que la integran, etcétera. Hay modelos de familia distintos a los que estábamos acostumbrados

  • Andar por la calle.

    Cómo andar por la calle de forma correcta: respetar el lado derecho La forma apropiada de caminar por la calle Muchos son los pequeños y los mayores que nos encontramos por la calle y que se hacen 'dueños' de las aceras como si fueran de su propiedad.

  • Educar al niño para saber lo que puede y no puede hacer

    Educar al niño para saber lo que puede y no puede hacer A esta edad el niño ya es consciente de que es un ser separado de su madre , pues se puede desplazar de un lugar a otro sin tener que hacerlo con ella; también ha comenzado a hablar; además, ahora

  • Fiesta de niños.

    Un niño bien educado es un valor en alza El otro día me surgió la necesidad de ir a buscar a mi sobrino a una fiesta de cumpleaños , ya que tanto mi hermano como mi cuñada no podían por estar ocupados con su trabajo. Al llegar a la casa del pequeño anfitrión