Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad para los niños en el juego

El juego es una oportunidad muy importante que tienen los niños para demostrar su buena educación y saber estar

 

Reglas de urbanidad. 1870.

Juego de mesa en familia.
Juego. Juego de mesa en familia.

Urbanidad para los niños en el juego

Aquella urbanidad

¿Qué entiendes tú por juego según la apreciación general de la palabra?

Que dista mucho de ser una virtud recreativa cual toda buena sociedad exige.

¿Por qué encuentras esa distancia entre la recreación y el juego?

Porque en la primera se satisfacen tan solamente las necesidades expansivas de la vida, y en el segundo se da lugar a la satisfacción de las pasiones.

¿Qué harás, pues, para que el juego sea una verdadera recreación?

Tomarle como verdadero entretenimiento, y practicarle según las reglas de una fina cortesanía.

¿Y cuáles son éstas?

Varias, pero en particular, la de no manifestarse enojado por perder, ni festivo por ganar; no altercar porfiadamente produciendo disgusto a la concurrencia, sino antes por el contrario, mostrarse con la misma jovialidad en los azares que en la prosperidad, porque en el juego es donde con más claridad se manifiesta la buena o mala educación.

Y ¿si atendido el carácter particular del que juega se temiese hacer ineficaces las anteriores reglas?

Lo mejor y más prudente es no aprender a jugar ninguno que pueda ponernos en evidencia, principalmente los de naipes, azar o de suerte, porque como dice el adagio "el mejor de los dados es no jugarlos"

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18340

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    A veces, después de la comida suelen armarse mesas de juego, y mientras, los unos miran grabados, otros leen los periódicos, cuidando los amos de casa de que cada uno encuentre distracción. Entonces, pasadas dos horas después de la comida, sacan los criados

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del modo como hay que pedir y recibir la bebida y de cómo se ha de beber, cuando se está a la mesa. Es totalmente contrario a la cortesía pedir de beber el primero , a menos que sea uno el más importante de los comensales; de lo contrario hay

  • Imagen Protocolo

    La conclusión y posdata de las cartas. La conclusión de una carta familiar era en otro tiempo un negocio de importancia ; hoy se pone menos cuidado, y con mucha razón. ¿De qué sirve decirse el humildísisimo, afectísimo, obediente, etc. de una persona

  • Imagen Protocolo

    Del deseo inmoderado de manifestar talento. No se perdonan en el mundo pretensiones superiores a las de los demás; y la mayor concesión que hace el amor propio, es mirar el mérito ajeno como igual al suyo ; pero lo que más le hiere es la pretensión de

  • Arte de trinchar.

    Cómo trocear y servir las piezas de carne a la mesa Aquella urbanidad El pecho de la vaca, sea cocida o asada, se debe cortar al través junto a la ternilla ; y mientras más cerca del hueso, es más sabrosa la carne; siendo de advertir, que hay muchos que

  • Cómo acertar cuando hacemos un regalo. Elegir el regalo adecuado para cada ocasión

    Cómo acertar cuando hacemos un regalo. Elegir el regalo adecuado para cada ocasión Aquella urbanidad Como verdad corre, y no deja de serlo en muchos casos, el dicho de que los regalos fomentan la amistad . Aun admitiendo como cierta de toda certidumbre

  • Supervisores del Condado de Orange, 1926.

    Las buenas maneras Un equilibrio en el uso de las buenas maneras De pequeños nos repiten a diario que lo importante es tener buenas maneras , y en Inglaterra esta obsesión la expresa muy bien un personaje de Oscar Wilde al aconsejar a otro: "Las maneras

  • Imagen Protocolo

    Para discurrir en sociedad sobre vicios morales o defectos físicos, veamos antes si se halla presente alguna persona a quien pueda ofender nuestro juicio. Si alguien nos hiciere con intención alguna ofensa , respondámosle con moderación y serenídad, y