Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad para los niños en el juego

El juego es una oportunidad muy importante que tienen los niños para demostrar su buena educación y saber estar

 

Reglas de urbanidad. 1870.

Juego de mesa en familia.
Juego. Juego de mesa en familia.

Urbanidad para los niños en el juego

Aquella urbanidad

¿Qué entiendes tú por juego según la apreciación general de la palabra?

Que dista mucho de ser una virtud recreativa cual toda buena sociedad exige.

¿Por qué encuentras esa distancia entre la recreación y el juego?

Porque en la primera se satisfacen tan solamente las necesidades expansivas de la vida, y en el segundo se da lugar a la satisfacción de las pasiones.

¿Qué harás, pues, para que el juego sea una verdadera recreación?

Tomarle como verdadero entretenimiento, y practicarle según las reglas de una fina cortesanía.

¿Y cuáles son éstas?

Varias, pero en particular, la de no manifestarse enojado por perder, ni festivo por ganar; no altercar porfiadamente produciendo disgusto a la concurrencia, sino antes por el contrario, mostrarse con la misma jovialidad en los azares que en la prosperidad, porque en el juego es donde con más claridad se manifiesta la buena o mala educación.

Y ¿si atendido el carácter particular del que juega se temiese hacer ineficaces las anteriores reglas?

Lo mejor y más prudente es no aprender a jugar ninguno que pueda ponernos en evidencia, principalmente los de naipes, azar o de suerte, porque como dice el adagio "el mejor de los dados es no jugarlos"

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18340

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La conversación. La conversación, en general, debe ser sencilla exposición de nuestras ideas . El uso diario ha introducido ciertas formas para conversar. Trataremos a todos de usted , a no ser hablando con iguales conocidos. Roma y Atenas trataron a

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad en las desgracias. Cuando a alguno de nuestros deudos o amigos le haya sobrevenido una desgracia le manifestaremos la parte que en la misma nos tomamos, como también nuestro deseo de aliviarle diciendo según el caso: "siento en el alma el pesar

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de las mujeres. Caballero, le decía la mujer fea: Vd. tiene la felicidad que embriaga en las pasiones, es pues muy justo que tenga Vd. también sus tormentos . Si Vd. viviese en la calma filosófica de la sabiduría, tendría menos agitaciones,

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad en el juego. ¿Qué deben procurar las niñas en los juegos que tengan con sus compañeras o amigas? No elogiar sus juguetes, aunque sean los mejores, ni menospreciar los de sus amigas; y, a la inversa, no entristecerse si los suyos son más modestos,

  • Buenos modales en el teatro. Normas de comportamiento. Teatro vacío

    Buenos modales en el teatro Aquella urbanidad ¿Qué reglas debe observar un caballero en el teatro? En el teatro deberá observar un caballero, para dar pruebas de urbano, estas reglas o preceptos. Al entrar debe quitarse modestamente el sombrero, y hasta

  • Imagen Protocolo

    El respeto a la vejez. ¿Por qué aprecia el hombre todo aquello que cuenta más siglos de antigüedad? Se enajena a vista, o a la relación sola de aquellos antiguos y soberbios monumentos del arte, que pudieron salvarse entre las ruinas que causa el tiempo

  • Imagen Protocolo

    El tiempo de ocio y la urbanidad ¿Por qué se ven tantos vicios y tan variados, tantos placeres buscados con afán y tanta corrupción de costumbres? Porque hay demasiada multitud de ociosos. El hombre que trabaja no cuida sino de sus faenas, y no tiene

  • Imagen Protocolo

    De las maneras. Una noble y elegante exterioridad previene a nuestro favor, y da una idea elevada de nuestro talento y de nuestro carácter a las personas que no han tenido aun tiempo de conocernos. La moderación es la reguladora de los modales exteriores