Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Tratamiento con los superiores. II

Nunca hará burla, ni con palabras, ni con gestos ridículos de los ausentes, y menos de los presentes.

 

Tratado de Urbanidad y Cortesía. 1800.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Tratamiento con los superiores.

No levantará la voz ni hará tonillos hablando con personas de respeto. Nunca hará burla, ni con palabras, ni con gestos ridículos de los ausentes, y menos de los presentes.

Si llegare otra persona más calificada a la sazón, la saludará y corresponderá hasta que se vaya; y si viniere a hablar con la persona con quien está, convendrá retirarse un poco , o despedirse, sino tuviere orden del más digno para lo contrario. Al despedirse, será con el sombrero quitado; y nunca encargará a un superior -especialmente de los de nuestros primeros respetos- que lleve recados de su parte a otros inferiores.

En presencia de los superiores no hablará de secreto con personas inferiores, y aun entre iguales parece mal. No será curioso en preguntar cosas que no le importan. No escuchará lo que los mayores hablan en secreto.

Es muy mal visto el dormirse estando en la conversación con otros y distraerse en otras cosas; porque a más de ser cosa incivil, manifestaría desprecio. Tampoco se debe recostar demasiado estando sentado, ni volver la espalda a una persona superior.

Hallándose en casa de alguna persona respetable será falta de civilidad el tiempo que espere que salga, examinar papeles y libros suyos, mirar con afectación los muebles, cantar, registrar la casa, llamar y hacer ruido con los pies.

Nunca importunará a las personas con las que hablare captando fuera de propósito su atención, diciendo: ¿me entiende usted? ¿está Vd.?; ni dará con la mano, ni tocará el vestido para que le atiendan. Nunca se adelantará a decir palabras, que por olvido, o pesadez no puede decir pronto la persona mayor, con quien habla; ni se reirá de un vocablo mal pronunciado, porque es insolencia; ni menos cortará la conversación de otras personas, sino que aguardará que acaben para decir lo que sea necesario.

Siempre que vaya a su casa alguna persona, se levantará de su silla, saldrá a recibirla, especialmente si fuere de alguna distinción, la acompañará haciendo que entre primero a todas las piezas, encaminándola al cuarto principal, u a otro lugar decente y le servirá una silla. Al despedirse, la acompañará, y no cerrará la puerta hasta perderla de vista.

No entrará cubierto en casa ajena, y menos siendo de superior esfera; en cualquier parte saludará descubierto a la persona condecorada.

Cuando acompañare a persona calificada, le cederá siempre el mejor lugar, que es la derecha, o el de la acera si están en la calle, y en el caso de hallarse tres, el lugar más preferente es el del medio.

A los mayores nunca les dirá que se cubran, ni aun instado se cubrirá el niño, si no se cubre la persona condecorada.

Nunca para dar, ni para tomar cosa alguna, lo hará pasando la mano por delante de los superiores, sino por detrás. Tampoco pasará por delante, y si le instaren, pedirá permiso.

En entrando otras personas de calidad a hablar con quien está, se pondrá en pie, y les cederá su puesto, y no se sentará hasta haberse sentado los demás; al despedirse también se levantará, y quedará en pie hasta que estén fuera de la pieza.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16055

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Las lecturas. Si resulta importante ante todo el organizar la inversión de la actividad con arreglo al medio ambiente en que se desarrolla la vida y con arreglo a las condiciones personales del individuo, no menos importante resulta el estudio de la forma

  • Imagen Protocolo

    Compañías. Las malas pierden nuestra educación. Que se entiende aquí por buenas compañías. Tertulias de las primeras y últimas gentes. Sociedad de sabios. Academias de poesía y agudeza. Acompáñate con mejores que tú. Evita compañías de gente ordinaria.

  • Imagen Protocolo

    De la familiaridad. "Permítame Vd., amigo mío", y apenas he tenido tiempo para mirarle cuando ya ha introducido sus dedos en mi caja, los ha sacado y echado al suelo la mitad del rapé. Este amigo querido , a quién jamás he conocido, debía a lo menos no

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las visitas que se reciben y del modo de comportarse en ellas. Nunca hay que hacer esperar a una persona que acude a visitar a uno , a menos que se esté comprometido con personas de mayor rango que ella, o se esté ocupado en asuntos públicos.

  • Imagen Protocolo

    Los excesos en las diversiones corporales. A esas ideas guerreras debe atribuirse el uso de llevar espada en tiempo de paz , uso que subsistió hasta el fin del siglo XVIII; uso, que si es racional en el hombre que rige la fuerza armada conservadora de

  • Imagen Protocolo

    La salita de fumar, la sala de billa, la cocina, etc. La salita de fumar es para el hombre lo que para la mujer el gabinete, el sitio donde recibe a sus amigos y donde pasa los ratos de descanso o conversaciones familiares. Una salita de fumar ha de ser

  • Imagen Protocolo

    Del hombre de mundo entre los artistas. Esta es una situación muy diferente. Por lo regular, en la casa de un artista se exige más franqueza, y ninguna reserva diplomática; pero siempre reina el amor propio que necesita ser contemplado con la misma dulzura

  • Imagen Protocolo

    Devolver una visita. Compartir una visita. En cuanto a devolver las visitas, una señora que recibe con frecuencia está dispensada , y las amigas van a verla a ella; pero de vez en cuando ha de ir a visitarlas o dejarles tarjeta. Los que se conocen en