Logo Protocolo y Etiqueta

Obligaciones del hombre. De la ejecución de las determinaciones de la voluntad.

La voluntad y los puntos básicos para el cuidado del alma.

 

Tratado de la obligaciones del hombre. 1821.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

De la ejecución de las determinaciones de la voluntad.

Cuando después de examinada maduramente una cosa, conocemos que conviene hacerla, es necesario que pensemos en los medios para ejecutarla mejor. Para esto en su ejecución debemos evitar dos extremos, el de la pereza, y el de la precipitación.

Cuando se trata de hacer alguna cosa buena y útil, no nos hemos de arredrar por la fatiga o las incomodidades que consigo traiga, sino emprenderla con vigor y con resolución; pues lo que la pereza abulta, la diligencia lo allana.

Demos principio a ella con la mayor presteza posible, acordándonos de aquellos refranes que dicen, que el que tiene tiempo no espere al tiempo, y que la ocasión es calva, y una vez perdida, no vuelve a hallarse.

Si encontramos algún obstáculo en la ejecución, no nos hemos de espantar; sino perseverar con firmeza y constancia, acordándonos de que con la paciencia y el trabajo todo se alcanza.

Con igual cuidado que evitemos la pereza y la lentitud, debemos huir de la demasiada precipitación. El que hace las cosas muy deprisa, por lo regular las hace mal; pronto y bien rara vez juntos se ven. Así aunque es razón hacerlas con prontitud y diligencia, debe no obstante emplearse en ellas el tiempo necesario y el debido cuidado para que salgan bien.

Resumen de las cosas precedentes.

Redúcense pues nuestros cuidados para con nuestra alma a:

  • procurar enriquecer el entendimiento con útiles conocimientos;
  • cultivar la memoria, para conservarlos después de adquiridos;
  • arreglar sabiamente la voluntad a los preceptos de la virtud, honradez y prudencia;
  • y ejecutar lo que éstas nos inspiren con presteza y con cuidado al mismo tiempo, evitando por una parte la pereza, y por otra la precipitación.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 6240

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. Como el trinchar es una incomodidad, natural parece que el amo se encargue de hacerlo, a menos que se deje para un criado inteligente. El incomodarse con el cocinero o con el repostero o con los criados en presencia de los

  • Imagen Protocolo

    El respeto a los padres, maestros y mayores. La urbanidad nos recomienda el respeto y reverencia a nuestros padres porque son los que contribuyen principalmente a nuestro ser, vida y conservación. Por tanto, no se deberá hallar en el niño palabra o acción

  • Imagen Protocolo

    Servir los alimentos. En los buenos hoteles, ponen además una especie de paleta , a modo de cuchillo, y un tenedor más pequeño; se usan para comer el pescado . En los convites, de ordinario hay tres platos (1): 1º. Sopa (cocido castellano, si le hay;

  • Imagen Protocolo

    Las disputas en sociedad. Los jardines de los filósofos de Atenas estaban cerca unos de otros, y nunca hubo en el mundo vecinos menos turbulentos ni menos celosos ; un camino de olivos, un bosque de mirtos o una línea de rosales separaba sistemas filosóficos

  • Imagen Protocolo

    Condiciones físicas, intelectuales y morales del discurso y de la conversación. Algunos refieren sus anécdotas e historietas con una apariencia de frialdad, y cual sino influyesen en ello las sensaciones que despiertan en los otros; y esta aparente frialdad

  • Imagen Protocolo

    Murmuración. Nunca uses, creas, ni apruebes las murmuraciones y observaciones comunes sobre las conversaciones generales , porque este es el vicio de los hombres sin talento, crianza, ni mundo; de tal manera, que quien tiene algo de esto, se ríe de oír

  • Imagen Protocolo

    Preceptos generales de Urbanidad. * Pregunta. ¿Sería dar pruebas de cortesía el ponerse a leer un papel o libro sin pedir permiso a los circunstantes? Respuesta . Fuera al contrario una grosería notable, como lo sería igualmente hablar en idioma extraño

  • Las acciones cotidianas. Page 47 of 'Spain and its People

    Por sus acciones les conoceréis. Las acciones cotidianas Aquella urbanidad Como en los modales de cada individuo , su conversación, porte y demás actos, se revela la buena o mala educación, que ha recibido, debemos esforzarnos en ser urbanos con todas