Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las visitas. Urbanidad para las niñas. Parte I.

Las niñas no hacen visitas ni las reciben, sino que asisten a ellas acompañando a su mamá, a su papá u otra persona de su familia.

 

Compendio de las más esenciales Reglas de Urbanidad y buena crianza para niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Urbanidad para las niñas. Las visitas.

¿Qué hay que notar acerca de las visitas?

Las niñas no hacen visitas ni las reciben, sino que asisten a ellas acompañando a su mamá, a su papá u otra persona de su familia; pero deben aprender con tiempo las reglas de urbanidad que en las visitas se observan, a fin de que sepan cumplirlas sin vacilaciones cuando lleguen a ser amas de casa.

¿Cuál es el objeto principal de las visitas?

Adquirir, conservar y estrechar las relaciones sociales.

¿Qué clases de visitas hay?

Visitas íntimas, o hechas entre personas de gran confianza; visitas de menos confianza, y visitas de cumplido. Además hay tertulias cuyo objeto, aparte del de la visita, es proporcionarse los concurrentes alguna distracción o esparcimiento.

¿Qué visitas deben ser las más frecuentes?

Las hechas a los amigos íntimos, a quienes debemos ver, no sólo cuando estén enfermos o necesiten de nosotros con cualquier motivo, sino sin objeto determinado y sólo por el gusto de conversar con ellos. Las visitas hechas a personas con quienes no haya mucha confianza, deben tener siempre un objeto, y no han de ser muy frecuentes, procurando devolverlas cuando nos las hagan. Debe visitarse siempre a los amigos cuando nos participen que han celebrado boda, han tenido un natalicio u otro suceso digno de felicitación, como el Santo o cumpleaños, así como si se mudan de casa, tienen algún enfermo o sufren cualquier desgracia de familia. En los días de Navidad, Año Nuevo y Pascua de Resurrección acostumbran muchas familias a visitarse; pero basta con cambiar las tarjetas.

¿Cuándo han de devolverse las visitas?

Siempre que se hayan hecho con motivo de un suceso fausto o por mantener las relaciones amistosas; pero las visitas de pésame no se devuelven, porque en los primeros meses de llevar luto no se hacen visitas. Las de felicitación por el Santo o cumpleaños se devuelven cuando los cumple la persona que hizo la visita.

¿De qué modo debe proceder la persona que visite a otra?

Llamará a la puerta con moderación; se hará anunciar, entrará en la habitación en que han de recibirla, cuando la inviten a ello, y no se sentará hasta que se lo rueguen, ni escogerá sitio alguno de preferencia, como no se lo indiquen repetidas veces. Por sitio de preferencia, se entiende en una sala el sofá, o bien el sillón o silla colocados en el mejor lugar.

¿Qué más debe hacer una señora en una visita?

Saludar en primer término a los dueños de la casa, y después a las demás personas presentes, si las hubiera; rogar, si estuviesen hablando cuando entra, que no interrumpan la conversación que sostenían, y hablar cuando sea necesario, evitando cuidadosamente la murmuración, así como hablar mucho de sí misma o disputar tenazmente por cualquier motivo. Si recibe alabanzas de alguna persona, debe atribuirlas modestamente, no a sus méritos, sino a la galantería y bondad de quien se las dirija, y si el elogio se dirige a alguna alhaja u objeto de su propiedad, debe ponerlo a la disposición de quien lo alabe.

¿Qué debe hacerse en la conversación?

Escuchar atentamente y sin mostrar fastidio al que hable, y cuando se tome la palabra no usarla mucho tiempo, tanto para no cansar a los demás, como para dejarles turnar en la conversación. Debe tratarse con preferencia de asuntos agradables, excepto en las visitas de pésame, en que debe guardarse gravedad y hablar poco. De todos modos, y por regocijado que sea el tema de la conversación en las visitas, las señoras deben evitar que se las tenga por extremadamente graciosas, y menos aún por burlonas, pues lo primero se opone al recato y modestia que tan bien sientan en la mujer, y lo segundo es indicio de un carácter maligno.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8363

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La buena madre y la educación de los hijos. Nadie había en la ciudad que no hablara con gusto de Doña A.A., la hija de Doña F.F., ¡Qué ojos tan hermosos! pero ¡qué honestos! ¡Qué fisonomía tan agradable! ¡qué sonrisa tan dulce! Ella es hermosa como la

  • Cómo escribir una carta jocosa o animada

    Cómo escribir una carta jocosa o animada Aquella urbanidad Como hay cartas que solo sirven para mantener una correspondencia no interrumpida entre dos personas , sin más objeto que éste, ni tratarse en toda ella de negocios particulares; no ocurriendo

  • Imagen Protocolo

    Los saludos, los cumplidos y las visitas. Entre las muchas personas, que encuentras por las calles, en las reuniones, en los teatros, solo hay algunas con las cuales te une algún vínculo de amistad , de respeto y de gratitud, mientras con las demás no

  • Imagen Protocolo

    El hombre exaltado. Hay demasiadas personas que no se pagan sino de exterioridades . El honor, el puesto, las riquezas son el único móvil de su corazón; son como el norte que les sirve de guía para conducirse en la sociedad. No rinden sus obsequios sino

  • Imagen Protocolo

    Reglas esenciales de urbanidad para las niñas. Aunque los preceptos de la urbanidad obligan por igual a los dos sexos, es indudable que no todos los que se recomiendan al hombre son aplicables a la mujer , que desempeña en la vida social un papel muy

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. Los vasos de los antiguos solían recordar gloriosas y caras memorias a los comensales. Los indios cuando beben tienen el vaso colgado de modo que no toque los dientes ni a los labios y derramen el agua de muy alto creyendo

  • Imagen Protocolo

    Observad, hijos míos, el modo con que un hombre de buena educación da una enhorabuena, o un pésame, a sus superiores, a sus iguales y a sus inferiores; observad su semblante y el tono de su voz; porque todo concurre al punto principal de agradar. Ved

  • Imagen Protocolo

    Tengamos sumo cuidado de que nuestro traje guarde siempre una perfecta armonía . Una pieza del vestido muy elegante, puesta con otra que no valga nada, queda deslucida y hace ridículo el conjunto. Para esto, como para el tacto social, no se pueden dar