Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las niñas y el juego. Urbanidad.

Comportamiento de las niñas cuando juegan con amigas o compañeras.

 

Compendio de las más esenciales Reglas de Urbanidad y buena crianza para niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Urbanidad en el juego.

¿Qué deben procurar las niñas en los juegos que tengan con sus compañeras o amigas?

No elogiar sus juguetes, aunque sean los mejores, ni menospreciar los de sus amigas; y, a la inversa, no entristecerse si los suyos son más modestos, porque en toda diversión de niños, los juguetes son lo de menos y el buen humor y la alegría lo hacen todo.

¿Hay en los juegos propios de las niñas, como las muñecas, la comba, etc., otros en que deban tomar parte?

Sí; hay juegos, como los de naipes, lotería, etc., en que suele atravesarse algún interés, y que se usan en algunas tertulias de confianza como pasatiempo; pero estos juegos no son propios de niñas, y aun las mismas señoras los usan muy rara vez.

¿Qué regla debe seguirse en estos juegos de mero pasatiempo?

No mostrar demasiada alegría al ganar, ni tristeza alguna al perder; conservar naturalidad en la expresión del semblante y en las palabras, y ceder sin la menor violencia en cuanto se suscite alguna duda sobre intereses o sobre la legitimidad de cualquier jugada. De todas suertes, nada pierde una niña con desconocer los juegos de azar.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8497

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Buenos modales en el teatro. Normas de comportamiento. Teatro vacío

    Reglas de comportamiento y buenos modales en el teatro Aquella urbanidad ¿Qué reglas debe observar un caballero en el teatro? En el teatro deberá observar un caballero, para dar pruebas de urbano, estas reglas o preceptos. Al entrar debe quitarse modestamente

  • Imagen Protocolo

    Del juego. El juego entre gente fina no debe ser sino el desahogo y la tregua de la conversación . Un hombre de mundo, no debe mirar jamás el juego como una ocasión de ganancia, ni fundar en él las esperanzas de sus progresos como sucedía en otro tiempo.

  • Imagen Protocolo

    El tocador. Si la sala de baño sirve al mismo tiempo de gabinete de tocador , hay que amueblarla en consonancia. Los espejos deben ser colocados en el interior de los armarios o replegarse sobre sí mismos, para que la acción del vapor no los empañe. Por

  • Imagen Protocolo

    Las habilidades. El baile es una de aquellas frivolidades establecidas a que las gentes de juicio se ven varias veces obligadas a conformarse; y ya que se ponga uno a hacerlo ha de ser como es debido, esto es, dando a entender que fue amaestrado en su

  • Imagen Protocolo

    De los entierros, duelos y lutos. Otra clase de reuniones hay que son mucho menos agradables , pero que nos imponen deberes más sagrados, pues nunca será tan intolerable contrariar la alegría del que goza, como negar sus consuelos al triste. Cuando nuestros

  • Imagen Protocolo

    Reglas de urbanidad estando en la mesa. Si por desgracia sucediere que el niño se quemase con algún bocado , es menester sufrirlo un poco, y no darlo a conocer; pero si fuere tanto que no lo pueda sufrir, arrimará el plato a la boca, y cubriéndose con

  • Torre Eiffel, París, Francia

    Reglas de etiqueta según la moda de París Aquella urbanidad Traje de paseo (toilette de promenade ) para caballeros. Los sombreros están mandados recoger . Solo se estilan en los salones de baile , en los términos que más adelante explicaremos. Para

  • Imagen Protocolo

    Medios de conseguir la felicidad. El que tuviere de su persona el cuidado que hemos dicho, podrá esperar con mucha razón la felicidad posible en este mundo, y la mayor en el otro. La felicidad en este mundo no consiste en poseer muchas riquezas y honores,