Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Introducción. Aforismos de Baltasar Gracián

Baltasar Gracián, jesuita, hace un relato en forma de aforismos de, lo que para el, es un código de buen gobierno para las personas

 

Libro de aforismos
Baltasar Gracían. Libro de aforismos

Aforismos de Baltasar Gracián

Código de buen gobierno para las personas

Un aforismo es una máxima o sentencia que se propone como pauta en alguna ciencia o arte. Esta es la definición que hace el diccionario de la Real Academia Española, R.A.E.

Baltasar Gracián, jesuíta, hace un relato en forma de aforismos de, lo que para él, es un código de buen gobierno para las personas.

Las normas o pautas de comportamiento que relata Baltasar Gracián fueron un manual imprescindible para triunfar en la sociedad del siglo XVII.

¿Pueden servir para la sociedad actual? Cada cual que saque sus propias conclusiones.

Dedicado al lector

Ni al justo leyes, ni al sabio consejos; pero ninguno supo bastantemente para sí.

Una cosa me has de perdonar y otra agradecer: el llamar Oráculo a este epítome de aciertos del vivir, pues lo es en lo sentencioso y lo conciso; el ofrecerte de un rasgo todos los doce Gracianes, tan estimado cada uno, que El Discreto apenas se vio en España cuando se logró en Francia, traducido en su lengua e impreso en su Corte.

Sirva éste de memorial a la razón en el banquete de sus sabios, en que registre los platos prudenciales que se le irán sirviendo en las demás obras para distribuir el gusto genialmente.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 1164

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Normas que deben seguir los comensales en los convites. La cáscara del huevo escamondarla con las uñas de los otros dedos o con el pulgar es ridículo; hacer eso mismo entremetiendo la lengua, más ridículo todavía; con un cuchillo se hace más decorosamente.

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Hijos míos, esta tarde pienso dar fin a mis instrucciones. Jacobito y Emilio. - Y ¿por qué, papá? El Padre. - Porque, aunque pudiera extenderme mucho más en cada uno de los artículos de que os he hablado, de moral, virtud y urbanidad, contemplo

  • Gente en la ciudad

    Lo que nos enseña la urbanidad Aquella urbanidad Se dice que la urbanidad nos enseña a ordenar nuestras palabras y modales según el lugar en que nos encontremos, porque nos hace portar de distinta manera en nuestra casa, que en la ajena; en la iglesia,

  • La etiqueta borgoñona en la corte de España (1547-1800). Corte de Felipe II

    La etiqueta borgoñona en la corte de España (1547-1800) La etiqueta borgoñona en la corte de España. Etiqueta y el ceremonial de la corte española Resumen. La etiqueta borgoñona en la corte de España (1547-1800) En este artículo, el autor interpreta la

  • Imagen Protocolo

    Del vestido. Tiempo ha habido en que las clases de la sociedad se distinguían por el vestido ; pero como este tiempo ha pasado, ya no tanto distinguen a los individuos los trajes, como la instrucción, la educación, el ingenio y los talentos acompañados

  • Imagen Protocolo

    Las compañías. El dar con buenas compañías , particularmente en nuestra primera salida, es el único camino de adquirir buenas ideas, y de recibir buenas impresiones; pues todo el estudio de la buena crianza y del conocimiento del mundo que nos dan en

  • Imagen Protocolo

    De todas las virtudes esta es, hijos míos, la más noble y difícil. Si tenéis valor para hacer bien al que os ha hecho mal, respondo de vosotros; todas las demás virtudes os parecerán un juego. Es la venganza más noble, y la única permitida que se puede

  • Banquetes ilustres, invitados 'peculiares'

    Banquetes ilustres, invitados 'peculiares' Agasajos y grandes banquetes Cuando vino don José Sánchez Guerra, siendo ministro de Fomento, a inaugurar las obras del pantano de Guadalmellato, obsequíósele, en el Gran Teatro, con un banquete , análogo,