Logo Protocolo y Etiqueta

El niño y el comportamiento en el juego.

El niño y el comportamiento en el juego.

 

De la urbanidad en las maneras de los niños. De civilitate morum puerilium.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El niño y el comportamiento en el juego.

En los juegos de gente de bien reine la vivacidad, deséchese la porfía, madre de reyertas; deséchese la trampa y el embuste, pues a partir de tales rudimentos pasa uno a ofensas mayores. Con más gracia vence el que cede en una disputa sobre la victoria que aquel que se lleva la palma. A los árbitros no les vayas con reclamaciones.

Si es la competición con otros más inexpertos y puedes tú ganar siempre, consiente de vez en vez que se te venza, a fin de que sea más animado el juego. Si se juega con inferiores, allí olvídate de que eres su superior. Por placer ha de jugarse, no por mor de ganancia.

Dicen que la índole de los niños en sitio alguno se manifiesta más que en el juego: si uno tiene un carácter un tanto propenso a las trampas, al embuste, a la reyerta, a la ira, a la violencia, a la arrogancia, aquí destella el vicio de natura. Sea, por tanto, el niño bien nacido no menos en el juego que en el convite semejante de sí mismo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 13122

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Las mujeres. Apariencia y reputación. ¿Por qué no debían destinarse algunos magistrados para que velasen por la conducta de las mujeres, que se informasen de sus costumbres , que castigasen a las que attopellan las leyes de la modestia y del pudor, y

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. A la hora señalada para servir la comida (o el almuerzo) el criado, abriendo la puerta de la sala de par en par, pronunciará la frase de rigor: La señora está servida. La señora se habrá arreglado

  • Imagen Protocolo

    De las visitas. Las visitas tienen por objeto el acercarse los hombres unos a otros y establecer relaciones más íntimas que las que los negocios o el interés pueden producir momentáneamente. Hay mil especies de visitas. Visitas de gracias, de digestión,

  • Imagen Protocolo

    Reglas de cortesía y buenos modales para las niñas. 89. ¿Qué producirá en ellas una educación de puro ornato? Además una educación de mero ornato es una educación defectuosa. La mujer así educada no sabrá la dirección ni la economía de una casa; será

  • Imagen Protocolo

    De las citas. Faltar a una cita puede echar a perder los negocios más importantes. En las cosas frívolas es un escollo en que se estrellan los placeres de un baile proyectado y los que se contaban en un día de campo o noche de ópera a la que se falta.

  • Imagen Protocolo

    El tiempo es precioso, la vida corta, por consiguiente no debiera perderse un momento. Los que reflexionan saben bien esto, y ponen la suma total del tiempo a interés o placer; quiero decir que nunca están ociosos, sino continuamente empleados en el estudio

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad exige no ofrecer a nadie de beber hasta que no haya comido manjares por algún tiempo , después de haber retirado el potaje, y comenzar siempre a echar la bebida por la persona más importante de los comensales. También debe ofrecerse siempre

  • Imagen Protocolo

    De los bailes. Un convite a un baile debe hacerse, a lo menos, ocho días antes , pues es indispensable todo este tiempo para que las señoras dispongan sus adornos. Regularmente se hacen por medio de una corta esquela poniendo, en nombre de los dueños