Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El baño y el tocador. Urbanidad en la casa. Parte I.

La sala de baño se ha vuelto indispensable en cualquier casa o piso al ser una necesidad y no un lujo.

 

Arte de Saber Vivir - Prácticas Sociales. Ed. Prometeo.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

La sala de baño. Características.

Las costumbres higiénicas se han generalizado actualmente, y es necesario establecer una sala de baño en las habitaciones de las casas. Lo que era un lujo hace veinte años, es ahora una cosa natural, y en las grandes poblaciones hay salas de baño en todos los pisos. Desgraciadamente, en las poblaciones de poca importancia no se sigue todavía este buen ejemplo y no se observan los tratados de hidroterapia en las reglas que prescriben para la vida ordinaria. Hace falta mucho tiempo para vestirse, salir de casa y acudir al establecimiento de baños; hoy que tienen agua todos los pisos y los procedimientos de calefacción son baratos, debe haber sala de baño en todas las casas.

La sala de baño debe se rmuy clara y muy soleada, para que la humedad no la haga fría y malsana; las ventanas y las puertas estarán bien protegidas contra el aire, y si el clima es extremo, deben usarse cerraduras dobles. Cuando las dimensiones del departamento lo permitan, es preciso colocar las calderas y el generador en una pieza contigua; así se evita la elevación de la temperatura y todos los inconvenientes que resultan de la contigüidad de estos aparatos. En cuanto a la instalación propiamente dicha de la sala de baño, está subordinada a la situación económica, el gusto y el lujo de cada uno.

Deben, sin embargo, observarse algunas reglas importantes; alejar todas las combinaciones de pinturas subidas de tono; los intersticios del piso, que se impregnan de humedad y de miasmas en las salas de baño, deben estar siempre revestidos de cemento, estuco o mármol, y así se asegura la salubridad y se recoge el agua que se derrama en las duchas.

La elección de la bañera es importante; debe ser de materia bastante sólida para resistir los ataques de las substancias sulfurosas, etc., que entran en la composición de la mayor parte de los baños y poder conservarse brillante, sin tener ornamentos de conservación difícil. La bañera de cinc se oxida y se engrasa; es preferible la bañera de cobre estañada en su interior, pero se corre el riesgo de que la presencia de los vapores deje el cobre al descubierto.

"La mejor bañera es la de cobre estañada en su interior"

El cobre niquelado es muy caro, pero tiene hermosa apariencia y resulta muy sólido. La bañera de mármol es también muy hermosa y se rompe difícilmente. Los romanos habían adoptado la bañera de mármol porque esta substancia es muy común en Italia; las hay que son verdaderos objetos de arte, admirados por todo el mundo en los museos de París, Nápoles, Florencia y Roma. También existen hermosas bañeras antiguas de pórfido.

La forma de la bañera es variable; se adopta generalmente la forma ovoidal con una cabecera, lo que tiene la ventaja de contener menos agua que la antigua bañera bajel. Las embutidas en el suelo, sistema oriental, son de acceso más cómodo, sobre todo en casos de enfermedad, y debe preferirse este sistema cuando las condiciones de la casa lo permitan.

Los tapices de linoleum, o tela encerada, protegen el pavimento y son menos fríos y desagradables que los pisos de mármol o estuco. Bajo la bañera es necesario colocar una malla de plomo, que evita la humedad mejor que el linoleum.

Además de los aparatos de hidroterapia, la sala de baño debe contener: una chaise longue en que poder tenderse durante las fricciones y los masajes, y aun para gustar un poco de reposo después del baño; un armario en el cual se guarda la lencería necesaria, los ingredientes empleados en los baños, los guantes de crin y los accesorios para las fricciones.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8209

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con los demás. Tenemos para con los otros algunas obligaciones, que son generales y comunes para todos, y otras respectivas a cada uno en particular. Obligaciones generales. Nuestras obligaciones generales para con todos los hombres

  • Imagen Protocolo

    Conversaciones comunes. Hay una multitud de individuos que no dicen una palabra de más ni de menos un día que otro, y en quienes la conversación se ha hecho estereotípica en su memoria. Entran en un corrillo números, y después de haber saludado con poca

  • Imagen Protocolo

    Objetos de capricho. Caja de tabaco. Desde el tiempo de Moliere se hacía rechifla de las narices sucias con el tabaco, y con razón; porque ni la misma pipa, de la que las señoras tienen tanto miedo, ofrece un disgusto tan grande a un olfato fino como

  • Imagen Protocolo

    Respeto a los padres, maestros y mayores. El cuarto mandamiento del Decálogo nos intima con estrechez la reverencia y respeto para con nuestros padres ; es el primer precepto, que se nos impone, en la segunda tabla de la Ley de Gracia, y al que debemos

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad de las damas remilgadas. Hay ciertas señoritas que tienen una urbanidad muy peculiar , y cualquiera que falte a la más mínima de las reglas que ellas se han prescrito, ya no es en su concepto sino un grosero y mal criado, indigno de ser admitido

  • Imagen Protocolo

    71. No ser desigual, de proceder anómalo: ni por natural, ni por afectación. El varón cuerdo siempre fue el mismo en todo lo perfecto, que es crédito de entendido. Dependa en su mudanza de la de las causas y méritos. En materia de cordura, la variedad

  • Imagen Protocolo

    De la avaricia. En el mismo hecho de recomendar la generosidad, está visto que hemos vituperado el defecto opuesto a ella, que es la avaricia. Es verdad que este vicio no es tan común como en otro tiempo. En el día todos quieren gozar, y se cree que el

  • Imagen Protocolo

    31. Conocer los afortunados, para la elección; y los desdichados, para la fuga. La infelicidad es de ordinario crimen de necedad, y de participantes: no ay contagión tan apegadiza. Nunca se le ha de abrir la puerta al menor mal, que siempre vendrán tras