Logo Protocolo y Etiqueta

Definición, circunstancias, y diversas suertes de civilidad

Una ciencia que enseña a complacer en el verdadero rol o lugar que nos toca es la civilidad

 

Civilidad de la mesa. Rasgo de educación indispensable ...

¿Qué es la civilidad? Definición, circunstancias y diversas suertes
Civilidad y sociedad. ¿Qué es la civilidad? Definición, circunstancias y diversas suertes

¿Qué es la civilidad? Definición, circunstancias y diversas suertes

Aquella urbanidad

Los antiguos la definieron: "Una ciencia que enseña a complacer en el verdadero rol o lugar que nos toca". Pero nada sabríamos sin observar las cuatro circunstancias siguientes.

1. Comportarse cada uno según su edad y condición.

2. Atender siempre a la calidad del sujeto con quien se trata.

3. Observar bien el tiempo.

4. Reparar siempre en el lugar en que uno se halla.

Estas reglas, que sirven para conocerse a sí mismos, para conocer a los demás, y para estar siempre atentos a todas las circunstancias, son tan precisas, que si alguna de ellas falta, todas nuestras acciones parecen inciviles y deformes, aunque procedan de la más sana intención.

Sería muy difícil el dar reglas tan exactas, que pudiesen referirse a todos los hombres, a todas partes del mundo, y a todos los tiempos de la vida. Sabemos que hay muchas cosas que están muy bien admitidas en unas naciones, y para otras son muy ridículas. Que lo que es agradable, y que muchas veces edifica en un país, es ofensivo, y aún escandaloso en otro; y en fin, que lo que es muy a propósito en un cierto tiempo, suele desagradar, y ser importuno un momento después.

Hay países en donde las acciones son tan a compás, y tan estudiadas, que para aprenderlas sería necesario hacer un oficio "ex profeso". Pero la civilidad debe ser más natural, pues no es otra cosa que la modestia, la cual no prescribe el número de los pasos, ni palabras afectadas de hipocresía; al contrario, satisface el espíritu con desprecio de sí propios, y estimación a los demás.

Para decirlo en pocas palabras, esta modestia de que tanto se habla, no es otra cosa que la humildad. Yo sé muy bien (porque todos los días se experimenta) que hay muchos que pasan por civilizados, sin embargo de ser muy soberbios, cubriendo bajo esta modestia aparente mucha vanagloria y amor propio; pero si no son humildes en la realidad, lo son aparentemente; y esto, mismo sirve de prueba para el principio que establezco; y hace ver que no se puede ser modestos no siendo humildes.

"La civilidad es una ciencia que enseña a complacer en el verdadero rol o lugar que nos toca"

Dios juzga los corazones, confundiendo nuestras cautelas de tal suerte, que por mucho estudio que tengamos para disimular nuestros fingimientos, descubre siempre nuestra falsedad; en cuyo supuesto, la sinceridad y humildad deben ser el fundamento de todas nuestras acciones.

Esta virtud debe ser observada hasta de las personas de la primera calidad; pues los más ilustres no lo son verdaderamente a los ojos de los sabios, sino en cuanto son más humildes y virtuosos. Los efectos lo manifiestan; porque así como nada es más insoportable que el orgullo y la vanidad, que dimanan del amor propio, así nada es más agradable, ni gana tanto el corazón humano, como la afabilidad y la sumisión, esto es, los sentimientos y demostraciones humildes y caritativas de buena voluntad. Este es un carácter que Dios ha impreso en todas las virtudes. De aquí proviene, que los defectos en que suelen incurrir muchas personas acreditadas de humildes y de modestas, son más bien disimulados; y al contrario, aún las mismas urbanidades de los desdeñosos y soberbios desagradan.

La modestia es, pues, el efecto de la humildad fundada sobre la caridad así como la decencia de nuestras acciones es el efecto de la modestia.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18183

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    De las modas. La moda de llevar barba tiene cierta cosa de noble y varonil , y de tal modo, que la naturaleza ha querido hacerla como un distintivo entre el hombre y la mujer; y el abandono de esta moda, por lo general, ha acarreado períodos de una afeminación

  • Imagen Protocolo

    Los chistes. Las bromas que gustan al vulgo, suelen ser por lo menos insípidas para las personas sensatas . Poco honestas pueden parecer a las matronas graves aquellas bromas que dichas en una reunión de hombres no pasarían por tales. Y he aquí una de

  • Imagen Protocolo

    La madre sigue siendo la tierna confidente de su hijo, la que enjuga sus lágrimas, la que le proporciona algún solaz, y la sonrisa de gratitud de la prenda de su corazón, la recompensa con usura de todos sus afanes. El padre, ¡ay! el padre tiene que guiarle

  • Imagen Protocolo

    Las disputas en sociedad. Entre las causas de las disputas es preciso indicar la manía de explicar los hechos antes de tener seguridad de su existencia , lo que da lugar a que se dispute con más calor y que todos hablen como suele decirse en el aire.

  • Juego de mesa en familia.

    Urbanidad para los niños en el juego Aquella urbanidad ¿Qué entiendes tú por juego según la apreciación general de la palabra? Que dista mucho de ser una virtud recreativa cual toda buena sociedad exige. ¿Por qué encuentras esa distancia entre la recreación

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de los cumplidos y de las malas formas de hablar. Hay dos clases de cumplidos ; unos, con los que expresamos algún sentimiento, sea de alegría, para manifestar gozo por alguna cosa favorable que haya ocurrido a la persona a quien encontramos

  • Imagen Protocolo

    Replicar y contradecir en sociedad. Si nos vemos precisados a contradecir a una persona, no hemos de desmentirla abiertamente diciendo: "no hay tal; miente Vd.; eso es falso", según acostumbra la gente sin educación; en dicho caso nos valdremos de estas

  • Imagen Protocolo

    De los regalos. La generosidad no consiste en dar, sino en saber dar a tiempo . A veces un regalo infortuno, en vez de agradecimiento, produce incomodidad. Para hacer un regalo se necesita un tacto exquisito y suma delicadeza, sobre todo cuando se hace