Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cuestiones sobre la urbanidad. IV

La urbanidad y la civilidad para los jóvenes en unas simples cuestiones.

 

Tratado completo de urbanidad en verso, para uso de los jóvenes. 1850.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuestiones sobre la urbanidad.

Después de Dios, ¿a quiénes debemos más amor y respeto?

¿En qué ocasiones besará Vd. la mano a sus padres?

Si alguna vez fuere Vd. reprendido por sus padres o maestros, ¿cómo se portará?

¿Saldrá Vd. jamás de casa sin permiso de sus padres?

¿La educación es esencial al hombre?

¿Deben los discípulos amar y obedecer a sus preceptores?

Al entrar en la escuela, ¿qué practicará Vd. desde luego?

De los diversos ramos de instrucción, ¿cuáles son los más indispensables?

Cuando estando Vd. en la escuela entrare o saliere el maestro, u otra persona de carácter, ¿qué efectuará Vd.?

Una noble emulación, ¿es necesaria y provechosa a todo el que aprende?

Cuestiones sobre la urbanidad

I II III IV V
VI VII VIII IX X

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16342

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El comportamiento en la escuela. ¿Cómo debe mirar la niña a sus maestros? Como a sus segundos padres, porque le dan educación, la enseñan muchas cosas útiles, de inapreciable valor, y cultivan su espíritu, enriqueciéndole con saludables ideas y conocimientos.

  • Imagen Protocolo

    Las comidas. Los convites a una comida se hacen por escrito o verbalmente . En el primer caso, se debe responder en el término de veinte y cuatro horas. Si no se acepta, se debe alegar alguna razón plausible y con toda la urbanidad de que es uno capaz.

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Los jóvenes deben oír mucho y hablar poco, cuando se hallan entre hombres mayores; porque se supone que saben poco, y que en cualquiera materia que hablen han de decir muchos disparates. No parece bien que estén distraídos, ni que marquen

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad de la nariz. Del modo de sonarse y de estornudar. Es indecoroso arrugar la nariz , y normalmente sólo los burlones lo hacen; también es descortés moverla; ni siquiera hay que tocarla directamente con la mano o con los dedos. Es norma de cortesía

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Ya estáis enterados de los deberes que prescriben al hombre la moral y la virtud; resta hablaros de las reglas de urbanidad, para saber conduciros en la sociedad conforme al uso establecido. Lo que voy a enseñaros es el arte de haceros agradables

  • Gente en la ciudad

    Lo que nos enseña la urbanidad Aquella urbanidad Se dice que la urbanidad nos enseña a ordenar nuestras palabras y modales según el lugar en que nos encontremos, porque nos hace portar de distinta manera en nuestra casa, que en la ajena; en la iglesia,

  • Imagen Protocolo

    Disección de las aves. Pavo. Se trincha de dos modos: el primero consiste en levantar un alón y un anca por el mismo lado, y luego el alón y anca opuestos ; se ponen las ancas aparte, después de haberlas dividido en dos trozos, y los alones se cortan

  • Imagen Protocolo

    Nunca diremos a un enfermo que hallamos sus facciones alteradas, ni le haremos preguntas que puedan alarmarle. Cuando la enfermedad ha pasado a ser crónica, lo más conveniente es no hacerle preguntas indiscretas, y procurar por lo contrario divertirle