Logo Protocolo y Etiqueta

Actos que molestan a los demás. VIII.

La desmedida idea de sí mismo mezclada al desprecio de los otros, constituye el orgullo.

 

El nuevo Galateo. Tratado completo de cortesanía en todas las circunstancias de la vida.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Actos que molestan la memoria, los deseos y el amor propio de los demás.

Hay personas cuya impertinencia consiste más bien en actos negativos que en positivos y reales. No contestar a las preguntas, no tomar parte en los gustos ajenos, afectar la distracción del desprecio, remover la cabeza con aire misterioso y significativo, una cortesanía que hiela, cierta sonrisa sardónica, un silencio forzado, una fisonomía que indica lástima; este complejo de acciones tiende a darte a conocer tu insignificancia y el altísimo y sublime mérito de sí mismo.

La desmedida idea de sí mismo mezclada al desprecio de los otros, constituye el orgullo. Cuando el Kan de los tártaros que no posee una casa y no vive sino de robos ha concluido de comer, hace pregonar por un heraldo que todos los potentados, príncipes y grandes de la tierra pueden ya sentarse a la mesa.

Tales eran en otros siglos los sentimientos de una clase social que a falta de méritos personales se refugiaba a la sombra de sus árboles genealógicos, y se levantaba tanto idealmente sobre las otras clases a las cuales despreciaba, que se creía libre hasta de los males físicos a que la humanidad está sujeta. Un antiguo noble de Provenza, relatando los desastres causados por la peste en Marsella, decía que era una enfermedad tan impruderite y desvergonzada, que ni aun el hombre de calidad tenia segura la vida. La filosofía, no hallando motivos de estimación en solo el nacimiento, y defendiendo los derechos del mérito personal, ha cerrado la fuente de odiosas prerrogativas que diariamente amargaban la existencia de las clases ínfimas y medias, y las envilecían.

Desacreditando las limosnas manuales y extendiendo el imperio de la industria ha logrado que las clases pobres adquieran a título de trabajo lo que adquirían a título de socorro, lo cual por un lado ha disminuido la degradación civil, y por otro el envilecimiento popular.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 9143

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. En la más remota antigüedad se descubren rastros de beber a la salud de los comensales, y se atribuye a diferentes orígenes. Algunos dicen que tuvo por objeto disfrazar la intemperancia, otros le suponen un motivo religioso,

  • Imagen Protocolo

    Del arte cisoria. El arte de trinchar fue mirado por nuestros antepasados como tan esencial que era, entre las personas bien educadas , una cualidad indispensable. El último maestro que se daba a los jóvenes era un maestro de trinchar que lo hacía diariamente

  • Los dichos y citas populares en las conversaciones

    Los dichos y citas populares en las conversaciones Aquella urbanidad ¡Cómo se reirán Clío , Melpómene , Talía , Euterpe , Terpsícore y demás Musas al verse confundidas con las inexorables Parcas !... Errores hay que, por estar sancionados por los siglos,

  • Imagen Protocolo

    Las buenas maneras del niño en el templo. Cada vez que pases las puertas del templo, descubre la cabeza, y doblando moderadamente las rodillas, vuelto el rostro a los sagrarios, haz saludo a Cristo y a los Santos. Lo mismo ha de hacerse también en otras

  • Imagen Protocolo

    La costumbre de imitar. Verdad es que hay muchas personas a quienes la naturaleza les ha dado un genio dulce, amable, complaciente ; una condición afable, una humildad sincera; cierta benignidad, cierta modestia, cierta facilidad en ceder a cualquiera

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad a la hora de levantarse y acostarse. Aunque la urbanidad no establece nada referente al tiempo que uno debe estar acostado y a la hora en que debe levantarse, con todo es educado levantarse temprano; pues aparte de que dormir demasiado es

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad para las niñas. Las visitas. ¿Cómo deben proceder los amos de casa cuando reciban una visita? Deben hacer pasar inmediatamente al mejor sitio de la casa al visitante, a menos que sea persona de mucha confianza, en cuyo caso podrán recibirle

  • Imagen Protocolo

    De la ejecución de las determinaciones de la voluntad. Cuando después de examinada maduramente una cosa, conocemos que conviene hacerla, es necesario que pensemos en los medios para ejecutarla mejor. Para esto en su ejecución debemos evitar dos extremos,