Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las personas desconfiadas y malpensadas. El sufrimiento del malpensado (con vídeo)

Los malpensados son aquellas personas que distorsionan lo que puede haber a su alrededor, anticipan catástrofes, esperan cosas malas de los demás, piensan que la vida no les trata bien...

 

No me fio mucho, me lo pienso
Personas malpensadas. No me fio mucho, me lo pienso

¿Por qué sufren las personas malpensadas y desconfiadas?

Consejos para dejar de ser unas personas muy desconfiadas

Las personas desconfiadas a menudo esperan cosas negativas de los demás. Creen que todo el mundo les va a traicionar, que les van a ser desleales, etcétera. Al final acaban sufriendo más por esta 'supuesta' desconfianza que por la realidad. Podemos resumirlos en esta frase: "piensa mal y sufrirás".

La profecía autocumplida: encontrarás lo que estás buscando

Los malpensados son aquellas personas que distorsionan lo que puede haber a su alrededor, anticipan catástrofes, esperan cosas malas de los demás, piensan que la vida no les trata bien... en el fondo se puede decir que son un poco agoreros. Son personas que todo lo malinterpretan, que casi siempre sienten emociones negativas, razón por la cual sufren.

Motivos por los que una persona es bastante malpensada o desconfiada

Uno de los principales motivos es el contexto en el que nos hemos educado. Si nos educan en la desconfianza y en que la gente no va a ser buena con nosotros, tenemos una base muy sólida para ser de mayores personas bastante desconfiadas. Tenemos la percepción de que los que nos rodean nos van a fallar.

Otro motivo puede ser las experiencias que las personas vamos viviendo. Si somos personas transparentes y entregadas y recibimos 'palos' por todos los lados -las personas nos 'defraudan'-, si la gente se aprovecha de nosotros, entonces es bastante normal que nos volvamos desconfiados y malpensados. Este tipo de experiencias nos hacen cambiar y además generalizamos este tipo de comportamientos negativos hacia las personas que nos rodean.

Consejos para ser más confiados -o para no ser tan desconfiados-

1. En gran parte recibimos lo que sembramos. Aunque no siempre es una premisa que se cumple. Pero si nosotros damos el primer paso puede que sí generemos una 'corriente' positiva y de confianza.

2. Esperar cosas buenas de los demás. El trato con los demás condiciona que seamos más o menos desconfiados. Si nos comportamos bien con la gente, la mayor parte de las veces vamos a recibir lo mismo. Pero, siempre va a haber un porcentaje, generalmente muy pequeño, que va a ser desleal, nos va a drefaudar o que va a traicionar nuestra confianza.

3. Ser malpensado no nos protege del que nos va a fallar. Pero, en cambio, si nos aleja de la gente buena. Pensar mal de la gente buena nos puede alejar de ella. Perdemos la oportunidad de conocer gente que vale muchísimo la pena conocer.

4. No 'cuantificar' las relaciones personales. No se trata de hacer una cuenta que siempre tiene que cuadrar. Yo siempre te invito a mi casa pero a mi no me invitas nunca a la tuya. Casos como el anterior pueden llegar a condicionar algunas relaciones.

5. Ser honesto y transparente. Guardarnos un 'as en la manga' es mejor dejarlo solo para los trucos de magia. No podemos 'jugar al despiste' intentando averiguar las intenciones del otro ocultando las nuestras..

La psicóloga y escritora Patricia Ramírez Loeffler, visita el maravilloso programa de RTVE "Para todos la 2" para hablarnos de las personas malpensadas, de las personas desconfiadas que no se fían de casi nadie. Nos ofrece una serie de consejos para no ser tan desconfiados

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado