Logo Protocolo y Etiqueta

La relación del poder y la forma de sentarse. Comunicación no verbal (con vídeo)

La manera de sentarse acompañada de algún que otro gesto hecho con las piernas y los brazos nos puede decir mucho de una persona

 

Mujer tomando un café. La forma de sentarse
Gestos y poder. Mujer tomando un café. La forma de sentarse

La forma de sentarnos y el poder ¿qué relación tienen?

Los reyes cuando se sientan en un trono lo hacen de una manera muy formal. El cuerpo recto, las piernas muy juntas y las manos pegadas al cuerpo. Curiosamente, a las mujeres, comenta Teresa Baró, se las ha educado para mantener, si cabe, una postura más formal o recatada que a los hombres.

Cuanto más formal es el acto o mayor relevancia tiene una persona, más juntas debe tener sus piernas cuando está sentado, porque esta postura le aporta seriedad y formalidad a la imagen de la persona.

Cuando una persona, hombre o mujer, abre más sus piernas o sus brazos, es decir, se expande más, suele ser para representar mayor 'poder'. Cuando ampliamos o expandimos nuestro espacio personal suele ser para demostrar, en cierta medida, no solo comodidad -que puede ser-, sino también poder, autoridad, que dominamos la situación o somos los que mandamos. Por eso, esta posición se relaciona con la autoridad y el poder. Si el gesto expansivo, incluso si invade el espacio de otra persona, aun puede significar mayor poder o autoridad.

Ahora bien, en la mayor parte de los casos el mismo gesto hecho por un hombre o por una mujer, suele ser interpretado de distinta manera. En la mujer se suele tildar de tosco, de vulgar, de mala educación. Como comenta Teresa, esta diferencia tiene su origen en la educación que hemos recibido desde pequeños.

¿Qué expresarnos con nuestra forma de sentarnos?

La manera de sentarnos revela, principalmente, nuestra educación y cómo nos encontramos. La actitud o el estado de ánimo puede tener su reflejo en la forma de sentarnos.

Por ejemplo, la típica imagen de los pies sobre la mesa y las manos detrás de la nuca, son típicas de las personas que quieren expresar poder, autoridad... soy el que mando.

También, cuando se cruzan las piernas se puede hacer de una forma más discreta, juntando los muslos. O bien, se puede hacer con un gesto más 'expansivo' colocando el tobillo sobre la rodilla de la otra pierna o cerca de ella. Esto suele interpretarse como un signo de poder o de autoridad, como la mayoría de los gestos expansivos que buscan notoriedad.

Sentarse en una silla colocada del revés ¿significa algo?

Si, también es una forma de hacer un gesto que demuestra poder o autoridad. Las piernas se abren y a su vez el cuerpo se protege con el respaldo de la silla. Se crea un especie de puesto de mando. Pero, curiosamente, si este mismo gesto lo hace una mujer, es considerado más un gesto provocativo que un gesto de poder o de autoridad.

La experta en comunicación no verbal Teresa Baró -colaboradora habitual del programa-, participa en el estupendo programa de RTVE "A punto con la 2" para hablarnos de los gestos que denotan poder y autoridad cuando estamos sentados. La forma de sentarse correctamente puede demostrar formalidad, pero hay gestos que se pueden utilizar para demostrar poder, autoridad y control.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 15 personas le ha parecido
Valoración 3.9
con una puntuación de 3.9 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado