Logo Protocolo y Etiqueta

El valor de la puntualidad. Respetar a los demás

La puntualidad es una manera de respetar a los demás y un deber de toda persona bien educada

 

Esfera gigante de un reloj.
Reloj. Esfera gigante de un reloj.

Ser puntual, ser educado, valorar el tiempo ajeno

La impuntualidad: un gesto de mala educación

Dicen que la puntualidad es: cortesía de reyes, deber de caballeros, hábito de gente de valor y costumbre de las personas bien educadas. La puntualidad es una virtud que cada vez menos personas ponen en práctica. Se puede afirmar que la puntualidad se ha devaluado. Incluso, se mitifica y se crean leyendas urbanas sobre lo 'chic' o elegante que puede resultar llegar tarde a un lugar. ¡Qué pena! Hacer de la impuntualidad una virtud. ¡Qué gran error!

Si eres puntual, respetas a los demás

La puntualidad es una manera de respetar a los demás. Si hay algo valioso en el mundo es el tiempo, y ser rigurosamente puntuales ayuda al desarrollo correcto de los acontecimientos diarios. Como dice un popular y sabio consejo: "Rico no es el que tiene dinero, sino el que tiene tiempo". El impuntual está "robando" el tiempo de los demás.

El tiempo no se recupera, el dinero si puede recuperarse. Hacer a alguien esperar, es tirar por la borda su tiempo. Da lo mismo que sea en una reunión de negocios que sea a la puerta de una iglesia. La impuntualidad es un gesto de mala educación. Además, la impuntualidad de unos afecta a los demás. ¿Se imagina en la consulta de un médico, notario, etc. que una persona llega tarde y retrasa el resto de las citas del día?

La puntualidad, no solo se da en la llegada, sino en la partida. Cuando tenemos un viaje proyectado, es de personas bien educadas partir según los planes establecidos previamente. Una impuntualidad en la hora de salida, puede acarrear problemas importantes, como no llegar a tiempo a tomar un vuelo, no llegar a una reunión o la posibilidad de perder la firma de un importante contrato o documento porque las personas que nos iban a acompañar se han ido a su hora.

La puntualidad debe ser rigurosa en todos los actos de nuestra vida diaria. Hay que ser puntuales siempre pero sobre todo cuando la ocasión requiere ser muy estrictos con el horario.

Situaciones en las que debemos ser muy puntuales

1. Para llegar a nuestro trabajo.

2. Cuando acudamos a cualquier acto o evento.

3. Para asistir a reuniones y a otros encuentros.

4. En las citas personales.

5. Para asistir a cualquier otro evento o compromiso de la índole que sea, social, laboral, profesional, familiar...

Si vemos que no podemos llegar a tiempo, es correcto avisar, por el medio que sea más rápido, para evitar que otras personas se vean perjudicadas. No olvidemos que la impuntualidad es una falta de educación y de respeto.

Veamos algunos testimonios

Testimonios sobre la puntualidad

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 77 personas le ha parecido
Valoración 4.2
con una puntuación de 4.2 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Una mujer baja por una escalera mecánica

    La buena educación, los buenos modales y el lenguaje " Pero ahora no es sólo ahora ". ( Christopher Isherwood ). - K de kilo, ¿es correcto, señor? - De acuerdo. En cinco minutos tendrá usted el pedido en su domicilio. El joven empleado de la empresa

  • La reputación y los deberes de la urbanidad

    La reputación y los deberes de la urbanidad Aquella urbanidad El concepto que tenemos sobre otras personas por sus buenas cualidades y su buen comportamiento, es lo que genera la buena reputación. La opinión positiva sobre otras personas. En lado contrario

  • Imagen Protocolo

    Ser agradable es importante. Las relaciones sociales se enriquecen fomentando las buenas maneras y tratando a cada uno con la consideración y el respeto que se merece. Es conveniente saber que si bien todos los hombres y mujeres somos iguales (en termino

  • Defraudar a la gente aparentando ser otra persona distinta

    Defraudar a la gente aparentando ser otra persona distinta No valorar lo que hacemos ni lo que valemos El síndrome del impostor podemos definirlo como la sensación de que no eres lo suficientemente bueno, de que no estás a la altura y que en algún momento

  • Relaciones con personas con alguna discapacidad. Reglas de etiqueta. Silla de ruedas

    Uso de animales de servicio y de apoyo Reglas de etiqueta frente a una persona con discapacidad Un animal de servicio es cualquier perro que esté entrenado individualmente para realizar un trabajo o realizar tareas en beneficio de una persona con alguna

  • Hábitos cotidianos que deben evitarse. Hábitos que son de mal gusto

    Hábitos cotidianos que deben evitarse Manuel Antonio Carreño nos indica, en una pequeña lista, algunos de los hábitos menos 'correctos' que debemos tratar de eliminar. O al menos, tenemos que tratar de no hacerlos demasiado frecuentemente. No es una lista

  • ¿Políticos educados? ¿Tiene

    ¿Políticos educados? ¿Tiene "clase" la clase política? Viendo los acontecimientos surgidos en estos días, no he podido por menos que enviar esta colaboración para hacer una reflexión, independientemente de cualquier idea o tendencia política. ¿A que hago

  • Sujeta puerta - Ceder paso

    ¡Usted primero, por favor! Leyendo al magnífico escritor Arturo Pérez-Reverte me recordó la famosa anécdota que siempre escuché en casa. El señor que en la puerta de un hotel le cede el paso a una señora. La señora se vuelve al señor y le dice: - "Oiga,