Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Buenos modales y buena educación. Entrevista a Eduardo Gamir 'Pitito' (con vídeo)

Los buenos modales y la buena educación no son un patrimonio exclusivo de las clases pudientes, como bien afirma Pitito

 

Hola, ¿cómo estás? Los buenos modales
Buenos modales Pitito. Hola, ¿cómo estás? Los buenos modales

Los buenos modales con un toque frívolo y divertido de la mano de Rosa María Sardá

Pitito, es un personaje muy 'peculiar' de la vida social en la España. En esta ocasión nos habla sobre los buenos modales y la buena educación en una divertida entrevista.

¿Qué es la buena cuna? ¿Es necesaria para tener buenos modales y buena educación?

La buena cuna es una expresión que hacía referencia a las personas que nacían con ciertos privilegios. En un un principio guardaba relación con los hijos de los nobles, pero hoy en día se utiliza para denominar a personas que nacen en una familia que tiene prestigio y dinero. Lo que también se denomina como 'de buena familia' o de rancio abolengo.

Los buenos modales y la buena educación no son un patrimonio exclusivo de las clases pudientes, como bien afirma Pitito. Hay personas muy educadas que no tienen un origen familiar ilustre, y al contrario, hay personas con un pésimo comportamiento y malos modales que provienen de lo que popularmente se conoce como una 'buena familia'.

Los buenos modales, como casi todo en esta vida, se pueden aprender. Solo hay que poner un poco de empeño e interés. Lo que se aprende en casa, también es muy importante. Ya sabemos lo que dice el conocido refrán: "Lo que se aprende en la cuna, nunca se olvida". La familia es el primer 'elemento socializador' con el que nos encontramos cuando somos pequeños. Hasta que salimos 'al mundo exterior' la familia es el único referente que tenemos. Por esta razón, es tan importante tener un buen comportamiento en el seno familiar y dar un buen ejemplo.

Las personas educadas y correctas no tienen un estatus social determinado, sino que tienen simplemente una buena educación. Si bien es cierto, que disponer de un buen nivel económico es una gran ayuda para lograr esa mejor educación. Más que educación, para una conseguir una buena formación. Al fin y al cabo, una buena educación la pueden propocionar la mayoría de las personas. Pero requiere dedicación, esfuerzo y tiempo. Y no todo el mundo, incluídos algunos padres, están dispuestos a realizar este trabajo.

¿Buena educación es lo mismo que hipocresía?

No. Porque la hipocresía es la cualidad para fingir un sentimiento, virtud u opinión que no se tiene. La buena educación consiste, entre otras cosas, en no decir o hacer algunas cosas que puedan molestar a los demás. Lo cual no es fingir sino saber callar o dejar de hacer algo cuando sabemos que molesta, incomoda u ofende a otras personas. Si todos nos dijeramos 'las verdades' a la cara, no sería posible tener una buena convivencia. Por eso la buena educación y los buenos modales son necesarios para tener una convivencia más cordial y tranquila. Es una 'herramienta' fundamental e imprescindible para sobrevivir.

¿Quién es Pitito, Eduardo Gamir?

Su 'escueto' nombre da una idea del origen y de la alcurnia de este personaje: Eduardo José Federico Francisco María de Constantinopla Gamir y Pavessio de Molina-Martell Vargas y Fernández de Córdoba de Carvajal.

Pitito era un noble, hijo del conde de Martell, descendiente directo de  Carlo Magno. Fue un personaje bastante excéntrico en muchas facetas de su vida. Su vida fue intensa, pasando por países tan diversos como Tánger, Dakar y Marrakech. En su adolescencia residió en Madrid. Cuando terminó de formarse pasó su vida adulta viviendo entre distintas ciudades europeas como París, Ginebra y Barcelona. Era un personaje asiduo en las mejores fiestas del mundo. Entre las celebridades de la época con las que se relacionada estaban Christian Dior, Greta Garbo, Édith Piaf o Elizabeth Taylor. Su buenn gusto y saber estar le hizo que confiaran en él para decorar sus casas multitud de famosos de la época. Su buen nivel económico, era millonario, hizo que su trabajo fuera más un hobby que un trabajo.

El incomparable decorador Eduardo Gamir, conocido popularmente como Pitito, visita el divertido programa de RTVE "Ahí te quiero ver", presentado por la estupenda Rosa María Sardá, para hablarnos sobre los buenos modales y la buena educación.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado