Logo Protocolo y Etiqueta

¿Cómo marcar nuestro espacio personal?

Todos tenemos un espacio en el que nos movemos con cierta comodidad y tranquilidad. Es lo que conocemos como espacio personal

 

Cómo manejas y defender nuestro espacio personal. Una fiesta en casa
Compartir espacio personal. Cómo manejas y defender nuestro espacio personal. Una fiesta en casa

El espacio personal y sus límites

Comunicación no verbal. Defender nuestro territorio

Las personas somos "animales" territoriales que necesitamos nuestro espacio para vivir. Y este espacio, en ocasiones, tenemos que defenderlo de personas que quieren hacerse con él, invadirlo.

Los objetos personales pueden jugar un papel muy importante a la hora de "marcar" un territorio. Son una buena "arma" de invasión si los sabemos utilizar de forma apropiada en cada momento.

Por ejemplo, cuando una persona coloca sus cosas encima de una mesa, de una silla,  de una estantería, etcétera, está diciendo a las personas que llegan después que ese espacio está ocupado, que ya tiene dueño. Pero lo mismo sucede en lugares públicos como cuando colocamos el abrigo en el asiento de un cine o del autobús, cuando colocamos nuestros papeles en la ventanilla de un ministerio, cuando colocamos la cartera o portafolios encima del mostrador de un cliente al que visitamos, cuando ponemos la toalla en la playa o en la piscina, etcétera, son formas utilizadas para indicar, de una forma sutil pero evidente, que ese es nuestro espacio.

Invadir el espacio ajeno

Debemos tener mucho cuidado con "invadir" un espacio ajeno, aunque lo hagamos de forma involuntaria o inconsciente. Protegemos nuestro espacio en casa, en la oficina, en la calle, etcétera, porque estos espacios personales nos proporcionan seguridad y estabilidad.

Muchas personas "conquistan" espacios ajenos sin darse mucha cuenta -otros si se dan perfecta cuenta-; son acciones que parecen inofensivas como colocar objetos nuestros objetos encima de la mesa de una oficina que no es la nuestra, o dejar nuestros "bártulos" en el salón de una casa ajena, o bien invadir un espacio público como la playa apartando los objetos de otras personas para colocar los nuestros, etcétera. Todo este tipo de "invasiones" pueden y, suelen, ser fuente de conflictos y disputas.

Cuando compartimos una mesa de reuniones, una mesa de un restaurante, un sofá, etcétera hay que saber ocupar solo el espacio necesario o que nos han asignado.

La experta en comunicación personal y colaboradora habitual del estupendo programa de RTVE "Para todos la 2" nos ofrece una serie de interesantes consejos para gestionar mejor nuestro espacio personal. Técnicas para "marcar" y defender nuestro territorio.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado