Logo Protocolo y Etiqueta

Verso sobre el aseo y el vestido.

Urbanidad en verso para el uso de las niñas. El aseo y el vestido.

 

Tratado completo de urbanidad en verso para uso de las niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Del aseo y del vestido.

Lávate manos y cara
luego que te hayas vestido,
y hacer lo mismo es debido
cuando sucias las verás;
córtate también las uñas
si necesidad hay de ello;
péinate en fin el cabello,
y limpio lo mantendrás.

La ropa que has de ponerte
de no ajarla ten cuidado;
sacude la que has usado
y que se debe guardar,
aunque sea pobre y viejo
no ha de llevarse un vestido
rasgado ni descosido,
sin manchas se ha de mostrar.

Lleva siempre tu ropaje
bien compuesto y aseado,
debiendo ser adecuado
a tu haber, rango y edad.
seguir la moda en el traje,
permite la cortesía
se une a la economía
buen gusto y comodidad.

Jamás adoptéis la moda
de vestir muy escotadas
como aquellas descocadas
que en nada estiman su honor;
vosotras tened presente
lo que la moral proclama:
"La mujer pierde su fama
cuando ha perdido el pudor".

Enjuágate cada día
la boca, y limpia los dientes,
con tal que no haya presentes
personas de autoridad.
Toma baños de limpieza
mayormente en el verano;
y los pies también es sano
de vez en cuando lavar.

La casas desaseada
los muebles fuera de puesto
son indicio manifiesto
de la mayor dejadez;
la mujer que tal consiente
y además gasta sin tasa,
arruinará su casa
y su crédito a la vez.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 10881

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Reglas para la conversación. Para que seas amada de los demás, ren en cuenta que siempre amable y atenta con ellos te has de mostrar. Jamás a persona alguna nombres por motes o apodos; y arguye falta de modos sin discreción tutear. Oye mucho y habla poco,

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad en el paseo. Cuando vayas por la calle o te halles en el paseo, mirar atrás es muy feo, y al que pasa criticar. Un modesto continente guarda en todas ocasiones; evita el dar empujones, y al transeúnte pisar. Los pies no arrastres, ni debes

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir cartas urbanamente. Como un medio es la escritura, del cual hemos de valernos, para hablar a una persona que esté de nosotros lejos, y como según aquellas personas con que hablaremos, debemos usar palabras con más respeto o con menos;

  • Imagen Protocolo

    Verso para felicitar los días a una persona superior. ¿Qué yo puedo anhelar para tus días, que grato a tu cariño pueda ser, más que goces y dichas y alegrías y un porvenir riquísimo en placer? Sonríante las gracias seductores, alégrete el amor el corazón,

  • Imagen Protocolo

    Reglas relativas a todos los comensales en general. ¿Qué reglas principales deben tener presentes en la mesa? Es la mesa el más crítico puesto, y en que más brilla la urbanidad; así que, guardaremos atentos los preceptos que voy a explicar: 1. El principio

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los niños: los buenos modales y las reglas de cortesía en el colegio o escuela Aquella urbanidad Dócil, amable, estudioso, en el colegio has de estar, y al maestro has de mirar como a un padre cariñoso. Él te enseña la virtud, el forma tu corazón, y

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad y civilidad. Delante de otros abstente de vestirte y desnudarte, las uñas no has de cortarte, ni a nadie en secreto hablar; tampoco interrumpir debes al que habla o cuenta dinero; siendo también muy grosero lo que otro escribe, mirar. Jamás

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los buenos modales de los niños con su familia Aquella urbanidad Los seres que te rodean, padres y hermanos queridos, honrados y distinguidos por tu afecto siempre sean. A tu familia venera y vivirás estimado, que el que en su casa es honrado, es honrado