Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Origen del término protocolo. El Protocolo a lo largo de la historia

En su significado original, venía a decir que 'protocollum' era la primera hoja de un escrito

 

Libros antiguos
Libros. Libros antiguos

De dónde viene el término protocolo, su origen y antecedentes históricos

El término protocolo procede del latín "protocollum", que a su vez procede del griego (en griego deviene de protos, primero y kollom, pegar, y refiere a la primera hoja pegada con engrudo). En su significado original, venía a decir que "protocollum" era la primera hoja de un escrito. La primera hoja en la que se marcan unas determinadas instrucciones. Esta definición marca el inicio de lo que más tarde será el verdadero significado del término protocolo.

Lo cierto es que el término protocolo, con su significado actual, es relativamente reciente. Aunque su etimología se remonte a tiempos mucho más lejanos, el uso que le damos hoy en día como un conjunto de reglas, formalidades o usos que se siguen en todo tipo de actos y ceremonias tiene apenas algo más de un siglo.

El origen griego del protocolo

Pero otros autores, como Escriche, afirman que el origen del vocablo viene del griego. Protos viene de primero en su línea y de origen latino collium o collatio que significaría cotejo.

Cómo define el término "protocolo" la R.A.E.

Según el diccionario de la Real Academia Española -R.A.E. -, entre otros significados, protocolo es: La regla ceremonial, diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre.

Algunos historiadores indican que existían términos y expresiones protocolarias en documentos tan importantes como el Código de Hammurabi, en los jeroglíficos del antiguo Egipto y en otras muchas referencias escritas.

El protocolo a lo largo de la historia

Si algo ha hecho evolucionar al hombre, amén de los inventos, esto ha sido la educación. Desde los tiempos más remotos se conoce la existencia de pautas sociales y normas de comportamiento. Desde que el hombre está sobre la tierra siempre ha tenido ciertas formas de comportamiento ante determinados eventos. Aunque todas estas reglas las encontramos repartidas a lo largo de toda la historia, hay un hecho definitivo y claro que nos da un punto de partida relevante: la creación de la corte. Este hecho dará un auge definitivo a todo lo relacionado con las buenas maneras y las reglas de comportamiento.

La nobleza, se comentaba en esa época, no se lleva solamente en la sangre, sino en la manera de comportarse ante el Rey y ante el pueblo. Un hecho que debemos tener siempre presente en nuestra vida diaria. Se puede ser rico, culto e incluso un genio, pero todos somos personas y hay que comportarse educadamente con los demás. El auge de las buenas maneras era glosado por los trovadores y recogido en las novelas de caballería donde se daban consejos sobre cómo ser una dama o un caballero educado.

El término protocolo, procede del latín "protocollum"

Entre los libros publicados destacamos "El Cortesano" de Baltasar de Castiglione, un punto de referencia en el mundo de las buenas maneras.

"El Cortesano" podemos decir que fue el primer libro con profusa información sobre el comportamiento educado. En él se hace referencia de manera detallada a muchos aspectos del protocolo y de las normas de comportamiento de aquella época.

Los buenos modales no pasan de moda, evolucionan

Aunque muchas de las reglas se van quedando obsoletas o es necesario someterlas a una transformación importante, la buena educación nunca pasa de moda. Ser educado no es una moda, es algo inherente a nuestra condición humana. Nos hace más libres y más tolerantes.

Viaje Oficial al Reino de Bélgica de los reyes de España Felipe VI Y Letizia Ortiz
Saludo de cortesía Besar la mano. Viaje Oficial al Reino de Bélgica de los reyes de España Felipe VI Y Letizia Ortiz

Ser educado no es una cuestión de modas o tendencias, aunque algunos piensen lo contrario. Ahora bien, tampoco se debe abusar y caer en la pedantería. Todos los excesos son malos. La buena educación abre muchas puertas y dice mucho de las personas. Dice una conocida frase de Talleyrand, Príncipe de Benevento: "Solo los tontos se ríen de la buena educación".

Fingir no vale de nada

Hay que ser natural en nuestros modales y no forzarlos. Una frase que será muy utilizada en esta web: si no sabe, es mejor no fingir (puede caer en un ridículo espantoso); observe al resto de la gente como se comporta (o lo que es lo mismo "donde fueres haz lo que vieres", aludiendo a lo importante que es tener una buena capacidad para observar cómo se comportan las personas que tenemos a nuestro alrededor).

Ya lo decía el Duque de la Rochefoucauld: "Nunca se hace tanto el ridículo por las cualidades que se tienen como por las que se aparentan tener".

"Preguntando se llega a Roma"

Preguntando se puede adquirir conocimiento. De cualquier manera, siempre es mejor preguntar que actuar por nuestra cuenta, a riesgo de hacerlo mal. Las costumbres son muy diversas y podemos "molestar" sin darnos apenas cuenta. Lo que para algunas culturas tiene un determinado significado para otras nos parece totalmente extraño, pero no por ello debemos dejar de actuar de un modo respetuoso .

Resumiendo, un talante abierto, nos permitirá actuar en cada momento de la forma más adecuada. Precisamente el protocolo trata de aunar esfuerzos para que estos "problemas" no surjan en grandes actos o eventos con diferentes culturas y participantes. Los buenos modales y las reglas de cortesía están para unir y facilitar la convivencia, no para dividir ni hacer distinciones que nos separen a unos de otros.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 82 personas le ha parecido
Valoración 3.8
con una puntuación de 3.8 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Plato con palillos japoneses.

    El origen de los palillos chinos. La forma y el tamaño de los palillos chinos Los expertos en la cultura China indican que los primeros palillos no fueron utilizados para comer sino que fueron utilizados para cocinar -para mover la comida, principalmente-.

  • Imagen Protocolo

    El papiro Prisse. If you are powerful in causing respect for you, by knowledge, by calming in speech, do not order people, except by the guidelines. The aggressive man ends up in trouble. Do not have your heart too high, or it will be brought down. Do

  • Cubiertos de mesa. La historia de los cubierto de mesa

    La historia de los cubierto de mesa Convivencia Social. Formación Familiar y Social Aquella urbanidad Nota. Estos fragmentos proceden de la " Historia de la Gastronomía ", escrita por la Marquesa de Parabere y publicada en 1943. Donde igualmente se pueden

  • Invitación de nobles a banquete

    La mesa, la cocina y las tradiciones en el califato de Córdoba La víspera del festín , la casa se convertía en un autentico "guirigay" en el que se daba cabida a las mujeres de la casa, niños, a la servidumbre y a las vecinas, alternado trabajo con degustación

  • Imagen Protocolo

    El papiro Prisse, tal vez el principio de las normas de protocolo. El papiro de Prisse puede considerar como un referente histórico en materia de protocolo y etiqueta, al ser un primer escrito donde se hacía referencia a consejos de comportamiento, educación

  • Tenedor. Breve historia del tenedor y su evolución

    Breve historia del tenedor y su evolución Aunque los orígenes parece que no están demasiado claros, la mayor parte de los documentos consultados coinciden en que el tenedor, puede tener su origen en el siglo XI. Nació como un instrumento, un pincho, de

  • Imagen Protocolo

    Código de Hammurabi. Ley 251. Si el buey de un hombre atacaba con el cuerno, y el hombre conocía por ello (interpretación de Scheil) su vicio, y no le hizo cortar los cuernos ni lo ha trabado, si el buey ataca con los cuernos a un hombre hijo de hombre

  • Tetera árabe Califato Córdoba.

    Ceremonial y protocolo en el califato de Córdoba A principios del siglo IX, reinando Abderramán II , los omeyas de Al-Andalus importaron de Bagdad el arte de la ornamentación de los platos y el orden en que debían tomarse , refinamientos todavía desconocidos