Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los Reyes también saben imponer modas. La raya del pantalón

Durante una visita en la ciudad, cuentan que cuando se dobló para entrar en el coche, rompió el pantalón, por lo que todos sus ayudantes se llevaron una gran sorpresa ante tal hecho, no sabiendo como reaccionar

 

Eduardo VII de Inglaterra y su esposa Alejandra de Dinamarca.
Eduardo VII. Eduardo VII de Inglaterra y su esposa Alejandra de Dinamarca.

Una moda creada por casualidad: Eduardo VII

Eduardo VII (1841-1910), hijo de la Reina Victoria y el Príncipe Alberto, era conocido en toda Inglaterra por su elegancia en el vestir.

Durante una visita en la ciudad, cuentan que cuando se dobló para entrar en el coche, se rompió el pantalón, por lo que todos sus ayudantes se llevaron una gran sorpresa ante tal hecho, no sabiendo como reaccionar.

Eduardo VII, ni corto ni perezoso, se dirigió a la tienda más cercana para comprarse otro pantalón. Como el pantalón era nuevo y estaba doblado por su parte central, tenía una pronunciada raya en ambas perneras.

A él no le importó nada, y se vistió con ese pantalón, pasando el resto del día con este pantalón puesto. Al ver la gente que una persona tan importante y elegante llevaba raya en el pantalón, al día siguiente muchos londinenses lucían una marcada raya en sus pantalones.

Eduardo VII había sido tomado como referencia de una elegancia exquisita. Esta costumbre se fué extendiendo por el resto de países y aún perdura en nuestros días (al menos en los pantalones de vestir).

 

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Calle comercial - Ceder el paso

    ¿Quién cede el paso? Anécdota De las muchas anécdotas que se dan en los más diversos ámbitos sociales esta destaca por su sencillez y, a la vez, efectividad. Allá por el año mil setecientos y pico se empezaban a construir en Madrid las primeras aceras

  • La equivocación en la interpretación del himno nacional de España

    La equivocación en la interpretación del himno nacional de España Son muchas las veces que ha sonado en un acto oficial el Himno de Riego en lugar de la Marcha Real . Recuerdo que en el aeropuerto de un pequeño país centroafricano, con el protocolo organizado

  • La palabra en la calle es vulgar.

    El taco sedativo. Soltar un taco no es siempre un signo de vulgaridad . Un taco bien dicho y en su momento oportuno llega incluso a alcanzar la belleza de la rotundidad. El taco es vulgar cuando vulgar y ordinario es quien lo dice , y mucho peor que un

  • Traje caballero

    ¿Por qué abrocha del lado derecho la ropa de hombre? ¿No se ha fijado en este detalle? Pues haga la prueba. Mire su camisa, su chaqueta, su americana... que viste en este momento. ¿En qué lado tiene los botones? Podrá comprobar que abrocha del lado derecho

  • Coche rey Juan Carlos I

    Un rey un poco enfadado o con un mal día El rey don Juan Carlos I ha protagonizado un curioso y pequeño incidente al enfadarse con su chófer por no parar a tiempo, o no detener el automóvil -coche- en el lugar donde debía bajase Su Majestad. Don Juan

  • Lous XI de Francia.

    Un título que cambió las relaciones con un mercader Luis XI de Francia , convertido en rey a los treinta y ocho años, no gustaba de la envarada etiqueta cortesana. Una especial característica que dejaría ver en algunos de sus comportamientos. Luis XI

  • Imagen Protocolo

    No hubo próxima vez. En los funerales del rey de Francia Luis XVIII (Luis XVIII murió el 16 de septiembre de 1824,) se produjeron algunos fallos que fueron percibidos por el hermano del rey difunto y sucesor suyo, Carlos X . Durante el entierro, en la

  • Retrato de Gioachino Rossini.

    La "generosidad" de un anfitrión Cuando se ejerce de anfitrión , hay que ser generoso ofreciendo alimentos y bebidas de calidad. Se debe ofrecer una cantidad suficiente para que los invitados queden satisfechos. En una ocasión, Rossini , fue invitado