Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Tratamientos de las tres jerarquías: civil, militar y eclesiástica.

Los tratamientos correspondientes y debidos a las jerarquías civil, militar y eclesiástica.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Tratamientos de las tres jerarquías: civil, militar y eclesiástica.

Jerarquía civil.

S.M. (Su Majestad). A la Reina y al Rey.

S.A. (Su Alteza). Al príncipe de Asturias, a todos los Infantes de España y a las Cortes.

S.E. (Su Excelencia). A los Grandes de España y a todos los que tienen Gran Cruz, a los Embajadores, a los secretarios de la Reina o el Rey, a los secretarios de los despachos de cualquier Ministerio, a las Diputaciones Provinciales y a los Ayuntamientos de Capitales de Provincia.

V.S. (Usía). A los Confesores y Camaristas de la Reina o el Rey, a los que tienen títulos de Castilla, a los Gobernadores Civiles, a los Intendentes, a los Ayuntamientos de ciudades de provincias subalternas a la Capital respectiva, a las Juntas de Comercio, a las Sociedades Económicas y las Corporaciones científicas o literarias.

S.S. (Su Señoría). A los Diputados.

Mag. Sr. (Magnífico Señor). A los Ayuntamientos de villas o lugares.

Jerarquía militar.

S.E. (Su Excelencia). A los Capitanes y Tenientes Generales de Ejército y Provincia, y a los Mariscales de Campo con banda.

V.S. (Usía). A los Mariscales de Campo sin banda, a los Brigadieres y a los Coroneles.

Jerarquía eclesiástica.

S.S. o S.B. (Su Santidad o Su Beatitud). Al Papa.

S.Em. (Su Eminencia). A los Cardenales.

V.S.I. (Usía Ilustrísima). A los Arzobispos y a los Obispos.

V.S. (Usía). A los Vicarios Generales y a los Canónigos.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16703

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Buenas costumbres en la casa de Dios

    Buenas costumbres en la casa de Dios Aquella urbanidad Si entre los hombres es tan necesario y útil presentarse decorosamente , ¡cuánto mayor será esta necesidad en la casa de Dios, donde existe el positivo emblema de nuestra religión; donde respetamos

  • Imagen Protocolo

    El paseo y las reglas de cortesía. Tan mal visto es el paseo apresurado , como el pesado, artificioso y femenil. Menear el cuerpo, echarle hacia un lado, arrastrar los pies, o ir demasiadamente erguido y, como se suele, decir, espetado, es una ridicula

  • Imagen Protocolo

    ¿Qué es la urbanidad? La Urbanidad, dice Duclos, es la expresión y la imitación de las virtudes soc iales. El espíritu de la Urbanidad, según La-Bruyére, consiste en cierta atención y buen modo en las palabras y modales, por cuyo medio se logra que los

  • Imagen Protocolo

    Circunstancias que hacen agradable la conversación. Los jóvenes, que empiezan a figurar en el mundo, no deben hacer gala de una vana erudición de colegio , ni aspirar a la fama de doctos valiéndose de voces tomadas de idiomas extranjeros o empleando términos

  • Imagen Protocolo

    La madre y la mala educación de sus hijos. Doña A.A. consumió los bellos días de su primavera en bailes, en comedias, en galanteos y en sacrificarse toda entera a sus pasiones . Pasaba largas horas en el tocador, rodeada de aguamaniles, de espejos, de

  • Quehaceres domésticos y dar un buen ejemplo en casa

    Quehaceres domésticos y dar un buen ejemplo en casa Aquella urbanidad Seguramente que, para algunas personas, resultarán frases sin valor o insignificantes las que van al frente de estos renglones. Para los que así piensan, los quehaceres domésticos son

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Todo el que tiene expedita la vista y la mano derecha puede escribir conforme le parezca; pero es preciso advertir que es una descortesía muy grande dirigir a quien quiera que sea una carta llena de garambainas y borrones. No se debe exigir

  • Imagen Protocolo

    El buen padre y la educación de sus hijos. Don T.T., váron prudente, esposo de una mujer honesta, jóven, virtuosa y amable; y padre de un hijo que se halla ya en edad de recibir los primeros principios de educación , se prepara para darle una buena educación