Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Tarde diecinueve. De la ociosidad.

Catón se arrepintió de haber pasado un dia entero sin haber hecho nada.

 

Lecciones de moral, virtud y urbanidad.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El tiempo es precioso, la vida corta, por consiguiente no debiera perderse un momento. Los que reflexionan saben bien esto, y ponen la suma total del tiempo a interés o placer; quiero decir que nunca están ociosos, sino continuamente empleados en el estudio u honestas diversiones. Es tan conocido como cierto el adagio, "la ociosidad es la madre del vicio". No es menos cierto igualmente que la pereza es la herencia de los necios, y que nada hay tan despreciable como un perezoso. Catón, el censor, sabio y virtuoso Romano, solia decir que solo de tres acciones de su vida estaba arrepentido: la primera era haber revelado un secreto a su mujer; la segunda, haber ido una vez por mar, pudiendo haber ido por tierra; y la tercera, haber pasado un dia entero sin haber hecho nada.

"Ten cuidado de los ochavos, decia uno, porque las onzas de oro lo tendrán de sí mismas."

Y yo os digo: tened cuidado de los dias; no desperdiciéis las medias horas, ni los cuartos, pues al fin del año hacen una suma considerable. Por ejemplo, hay en el dia pequeños intervalos entre el estudio y los pasatiempos; en lugar de estar sentado un hombre con los brazos cruzados, o arrojando por su boca y narices tanto humo como una chimenea, vale más tomar un buen libro, y leer un trozo de él no superficialmente, sino haciéndose cargo de lo que se lee. Cuando leáis, no paséis a un segundo período sin haber entendido el primero, y no dejéis el libro hasta que lo comprendáis, pues de lo contrario, al fin de una semana, es como si no lo hubierais leido.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 5114

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Pedir permiso: ausencias y despedidas. Siempre que una precisa ocupación, una nece­sidad corporal u otro motivo nos obligue a dejar momentáneamente a la persona o personas con quie­nes vayamos o nos hallemos reunidos en una casa, etc., les pediremos antes

  • Imagen Protocolo

    La cortesía de unas naciones a otras. Moisés que deseaba preservar de la idolatría a su pueblo circundado de idólatras, le prohibió el matrimonio con los extranjeros , y en sus leyes se mostró algo duro con ellos. Los forasteros deben ser por efecto de

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad del cabello. No hay nadie que no deba tener como norma y práctica peinarse todos los días, y nunca hay que presentarse delante de cualquiera que sea con los pelos revueltos y sucios; y sobre todo hay que tener cuidado de que no haya en ellos

  • Imagen Protocolo

    Emilio. - Papá, ayer con motivo del convite no nos reunimos aquí; y a decirle a V. la verdad, me pareció que me faltaba alguna cosa. Jacobito. - A mi me sucedió lo mismo. El Padre. - El ánimo, hijos míos, tiene necesidad de distraerse después de haberse

  • Imagen Protocolo

    Pasiones perjudiciales no solo a nosotros mismos, sino también a los demás. Cólera. La cólera, el odio, la envidia, la soberbia y la avaricia son pasiones que, como hemos dicho, además de perjudicarnos a nosotros mismos, perjudican también a los otros.

  • Imagen Protocolo

    La corbata. No solamente es la corbata un adorno agradable sino también un aderezo útil . El dulce calor que mantiene, facilita el juego de los órganos, hace la voz más sonora y más grata y el semblante más fresco. Su uso facilita mil acciones diversas;

  • Imagen Protocolo

    La cortedad. La cortedad es la prueba más infalible de la falta de trato civil , y así vemos que el joven, la doncella o el hombre sin trato, cuando se presentan a algún sujeto de suposición, si éste les pregunta algo, se abochornan, tartamudean, no dan

  • Imagen Protocolo

    Qué es la urbanidad y su objeto. ¿Qué es el urbanidad? La Urbanidad es el arte de ordenar nuestras palabras y nuestros modales de una manera agradable, y arreglada a las circunstancias de lugar, tiempo, situación y personas. ¿Cuáles son las bases de la