Logo Protocolo y Etiqueta

Respeto a los padres, maestros y mayores.

El niño mirará siempre con horror tod acción o palabra, que de a entender desobediencia, desprecio, burla o poca atención a sus padres.

 

Tratado de Urbanidad y Cortesía. 1800.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Respeto a los padres, maestros y mayores.

El cuarto mandamiento del Decálogo nos intima con estrechez la reverencia y respeto para con nuestros padres; es el primer precepto, que se nos impone, en la segunda tabla de la Ley de Gracia, y al que debemos el más exacto cumplimiento, después de los tres preceptos de la primera tabla, que se refieren a Dios.

El niño mirará siempre con horror tod acción o palabra, que de a entender desobediencia, desprecio, burla o poca atención a sus padres. Les besará la mano cuando entre en casa, o los encuentre en cualquier parte; hablará modesto, y en su presencia en nada replicará, ni menos responderá con altanería o soberbia.

Hará, sin repugnancia, cuanto le manden, no siendo contra la ley divina. No hablará mal de ellos, ni tomará sin su consentimiento cosa alguna de casa.

A los maestros prestará el mismo respeto y subordinación, reverenciándolos como a los padres; pues de ellos recibe el sustento del alma, que es la buen doctrina e instrucción. Será falta de reconocimiento no quitarse el sombrero, cuando los encuentra en la calle, o no besarles la mano, si lo permiten. Cumplirá, en cuanto pueda, con exactitud sus órdenes y leyes establecidas en la escuela; y en fin, medirá las palabras y acciones, como que está hablando con la persona de más respeto, no haciendo cosa, ni hablando palabra que pueda ofenderle.

Fuera de los oficios propios de hijo y discípulo, todavía le restan otros en la sociedad. Como cuidadanos tenemos por padres y superiores al Rey, a sus Magistrados y a sus Ministros, a quienes estamos obligados a reverenciar y obedecer, todo lo que ordenen.

Júntamente, tendrá el niño por mayores a todos los que por su edad, saber y dignidad tienen algún ascendiente sobre él; de manera que el estado de la niñez será para él, todo el respeto y subordinación, porque todos o los más son sus superiores fuera de otros niños de su clase.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16051

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La conversación. La conversación es un arte que se perfecciona todos los días , y aunque no es dado a todos conversar con espiritualidad, se necesita tener buen gusto para no hacer un papel desairado. Siempre que se encuentra uno en sociedad debe procurarse

  • Imagen Protocolo

    Las comidas. El abate Cosson, profesor de bellas letras en el colegio Mazzarino, consumado en la enseñanza y arte del latín, griego y literatura, se reputaba por un pozo de ciencia , e imaginaba que un hombre, a quien eran familiares Persio y Horacio,

  • Imagen Protocolo

    Del juego. El juego es, como la mesa, una piedra de toque de la educación . El amor propio ejerce en él un imperio tan absoluto, que es muy fácil que dejándonos arrastrar por él, nos conduzca a cometer las mayores groserías. El hombre siempre debe saber

  • Imagen Protocolo

    El arte de servir en la mesa. Los pescados pequeños que se presentan fritos o asados se sirven enteros. Los pescados mayores se trinchan con cuchara, tirando un corte recto desde la cabeza hasta cer­ca de la cola por en medio del costado; luego se dan

  • Imagen Protocolo

    Sobrescrito o dirección. El sobrescrito contiene el nombre de la persona a quien se escribe , su morada y aun su profesión. Si se escribe a un pueblo grande, se designa la calle y el número de la casa. Si la carta va a un lugar poco conocido , o que no

  • Ilustración publicitaria de sombreros Stetson de los años cincuenta. 1950.

    Acciones que deben evitarse en las concurrencias, y generalmente en presencia de toda persona que nos merezca respeto Aquella urbanidad 1. Desnudarse, vestirse, estirarse las medias , componerse los zapatos, limpiarlos y otras cosas semejantes. 2. Cortarse

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de los bailes y de los espectáculos públicos. * Pregunta. ¿Cómo debemos conducirnos en un baile público? Respuesta . Con la mayor atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. * Pregunta. Y puestos a bailar, ¿qué

  • ¿Es lo mismo educar que instruir?

    ¿Es lo mismo educar que instruir? Aquella urbanidad Estos son dos conceptos distintos, aunque su verdadero valor está en su acción simultánea , pero con harta frecuencia se confunden. Educando se instruye; instruyendo se educa ; es, por tanto, muy difícil