Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

¿Qué es la urbanidad? Una habilidad

Habilidad de ordenar de un modo agradable nuestras acciones y palabras en todo lugar, tiempo y relativas a toda clase de personas

 

Tratado de Urbanidad y Cortesía. 1800

Gente caminando escaleras
Qué es la urbanidad. Gente caminando escaleras

Definición de urbanidad según el 'Tratado de urbanidad y cortesía'

Aquella urbanidad

La urbanidad no es otra cosa, sino el arte, o habilidad personal de ordenar de un modo agradable nuestras acciones y palabras en todo lugar, tiempo y relativas a toda clase de personas. Hay que ser educado con todo el mundo.

Al hombre sensato le será fácil adquirirse la estimación y el concepto de urbano y cortés, haciéndose cargo de las circunstancias de su edad y estado de las personas con quienes trata, del lugar y tiempo en que se halla.

En la urbanidad, esta gran ciencia, llave maestra de los corazones humanos, estriba una verdadera y sólida humildad y caridad cristianas. De suerte que la urbanidad del cristiano viene a ser, un particular arreglo de las acciones, arreglo caritativo y honesto, que esparce en los ánimos de todos rayos admirables de afabilidad y dulzura, agradables y atractivos.

El carácter propio de las virtudes (como dimanando de la suma bondad de Dios) es el atraer el corazón, y los ojos de los que las ven practicar. El buen ejemplo, es una de las armas más poderosas para educar.

Los niños deben aprender en la edad tierna el secreto de ganarse los humanos corazones, con la posesión de las virtudes, especialmente las dos dichas tan propias de cristiano, tantas veces recomendadas por el Salvador. La urbanidad no pende solamente de vanas ceremonias, de palabras de lisonja y entretenimiento, según se persuaden muchos; estriba en la desestimación de sí propio y en el aprecio y estima de los demás.

Aunque todos los hombres sean iguales en la naturaleza, y a todos debamos un amor fraternal y un cariño entrañable, sin embargo, en la unión de la sociedad, hay ciertas jerarquías, que los distinguen unos de otros, según varios motivos de dependencia y subordinación. Por lo que de un modo tratamos a nuestros padres y maestros, reyes y magistrados; de otro a nuestros iguales; y de otro a nuestros criados e inferiores. Y así en tributar a los mayores los debidos respetos, en amar a los iguales, en hacerse accesible a los inferiores de funda la urbanidad.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16043

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    De las modas. La moda de llevar barba tiene cierta cosa de noble y varonil , y de tal modo, que la naturaleza ha querido hacerla como un distintivo entre el hombre y la mujer; y el abandono de esta moda, por lo general, ha acarreado períodos de una afeminación

  • Imagen Protocolo

    La cortesía de unas naciones a otras. La recíproca urbanidad entre las naciones es una virtud artificial que la filosofía ha procurado extender y contra la cual se reacciona la natural barbarie del hombre. En donde el comercio no hizo sentir la necesidad

  • Libro de aforismos

    Aforismos de Baltasar Gracián Código de buen gobierno para las personas Un aforismo es una máxima o sentencia que se propone como pauta en alguna ciencia o arte . Esta es la definición que hace el diccionario de la Real Academia Española, R.A.E. Baltasar

  • Imagen Protocolo

    La conclusión y posdata de las cartas. La conclusión de una carta familiar era en otro tiempo un negocio de importancia ; hoy se pone menos cuidado, y con mucha razón. ¿De qué sirve decirse el humildísisimo, afectísimo, obediente, etc. de una persona

  • Imagen Protocolo

    Pedantería. Cada virtud y cada excelencia tienen tan inmediatos sus vicios o debilidades contrarias, que en separándose uno del camino o saliendo de sus límites, se desliza y resbala, cayendo en uno de tales precipicios; la generosidad, suele llegar a

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad al vestirse y al desnudarse. El pecado nos ha puesto en la necesidad de vestirnos y de cubrir nuestro cuerpo con vestidos . Por ese motivo, puesto que siempre llevamos con nosotros la condición de pecadores, nunca debemos mostrarnos, no sólo

  • Banquetes ilustres, invitados 'peculiares'

    Banquetes ilustres, invitados 'peculiares' Agasajos y grandes banquetes Cuando vino don José Sánchez Guerra, siendo ministro de Fomento, a inaugurar las obras del pantano de Guadalmellato, obsequíósele, en el Gran Teatro, con un banquete , análogo,

  • Imagen Protocolo

    31. Conocer los afortunados, para la elección; y los desdichados, para la fuga. La infelicidad es de ordinario crimen de necedad, y de participantes: no ay contagión tan apegadiza. Nunca se le ha de abrir la puerta al menor mal, que siempre vendrán tras