Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Lección sobre los modales. Parte I.

La dignidad en los modales son la prueba de la buena crianza, porque tanto se falta a ella por carta de más, como por carta de menos.

 

Lecciones de Mundo y de Crianza. Cartas de Milord Chesterfield. 1816.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los modales.

Una cierta dignidad en los modales es absolutamente necesaria para hacer que el mundo sea respetable y respetada la persona de más rico mérito; esta dignidad no es solo diferente del orgullo como el verdadero valor lo es de la temeridad, y como la verdadera gracia lo es de la bufonada, sino que es incompatible con él, porque degrada y envilece a un hombre por mérito que tenga.

El jugar de manos, una cara siempre llena de risa, las burlas, chanzas y familiaridades sin distinción, rebajan el mérito y el talento hasta el grado del desprecio; porque no hay duda que todas estas cosas forman un hombre gracioso, pero un gracioso nunca ha causado respeto; y la indiscreta familiaridad, si la usas con tus mayores, se ofenden, tomándola por insulto; y si con tus inferiores, es darles armas para que se te suban encima, pues con tus imprudentes confianzas te pones tan al igual de ellos, que les fomentas ideas de presunción y atrevimiento; el gracioso es primo hermano del bufón, y ninguno de los dos es numerado entre los hombres de talento; y el que es admitido o buscado en una sociedad, sin otra relación de méritos o modales que ésta, nunca será respetado en ella ni servirá para otra cosa. Todos queremos a uno porque toca o canta bien; a otro le convidamos a un sarao porque baila perfectamente; a otro le llevamos a una merienda porque tiene buen humor o hace coplas; buscamos a éste para que haga la partida de juego, y a aquel para verle comer y beber como a un buey; pero si lo reparas, verás que éstas son distinciones vilipendiosas y preferencias denigrativas, que excluyen toda idea de estimación y miramiento; pues cualquiera que ha sido llevado a una tertulia para tal cosa (que es como se dice), nunca será en ella considerado con otro objeto, y por consiguiente, jamás será respetado, tenga el mérito que tuviere.

"Un cierto grado de seriedad en las miradas y movimiento, da igualmente dignidad"

La dignidad en los modales son la prueba de la buena crianza, porque tanto se falta a ella por carta de más, como por carta de menos; y así se atiende a las máximas generales siguientes: tan mala parece una tímida contemplación y una baja lisonja como una indiscreta contradicción y un disputar a voces; cuando por el contrario, una modesta afirmación de su parecer y una condescendencia a los demás conserva la dignidad. Las acciones y ademanes soeces envilecen lo mismo que las palabrotas insolentes e infames del vulgo, porque arguyen un bajo modo de pensar, una educación abandonada, o un trato con gente ordinaria. La frívola curiosidad de cosas de poca monta, y una intensa atención a las frioleras y bagatelas que ni requieren ni merecen parar un instante la reflexión, hacen decaer a un hombre de la opinión de los otros, porque desde aquel punto se le tiene por incapaz de grandes asuntos, y con mucha razón. Un cierto grado de seriedad en las miradas y movimiento, da igualmente dignidad, no excluyendo por esto la festiva dulzura y la animada afabilidad, como sean siempre formales, porque la risa y la inquietud continua son fuertes indicantes de futilidad; fuera de que al que se ríe siempre oirás que le tienen por falso, y al que se atropella por cualesquiera cosa le suponen hombre para muy poco. Finalmente, los jóvenes provocativos tropiezan muy breve con otro más insultante que les tapa la boca; pero los prudentes son respetados y temidos de todos; el que no guarda toda dignidad en sus modales da pie para que le falten a la circunspección y al decoro; y así te vuelvo a decir que tengas mucho respeto al público y mucha decencia exterior, para que te sirva de escudo contra los atrevimientos de unos y las familiaridades de otros.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 6875

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Del decoro particular del bello sexo. El decoro ha dictado para el bello sexo leyes más severas que para los hombres . Éstos disfrutan de algunas excepciones de las reglas generales; pero no hay excepción alguna para las mujeres. Los hombres pueden llevar

  • La manera correcta de tomar los pescados los mariscos, las aves y otras carnes

    La manera correcta de tomar los pescados los mariscos, las aves y otras carnes Aquella urbanidad Como el pavo y la pava tienen gran pechuga , es conveniente partirla a lonjas trasversales antes de separar las alas y los muslos; a este fin se presenta

  • Imagen Protocolo

    Modo de extender memoriales, recursos o exposiciones. Los memoriales, recursos o exposiciones se extienden en un pliego de papel del sello 4.º, excepto cuando el interesado es pobre, que entonces puede usar del sello de pobre propiamente dicho. El margen

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con Dios y sus Ministros. * Pregunta. ¿Qué debemos a Dios? (Nota 1) Respuesta . Siendo el autor de cuanto existe, al levantarme debo ante todas cosas dirigir hacía él mi pensamiento, haciéndolo con toda humildad y con el más profundo

  • Imagen Protocolo

    Manual de Buenas Costumbres y Modales. Urbanidad y Buenas Maneras. Nuestra patria, generalmente hablando, es toda aquella extensión de territorio gobernada por las mismas leyes que rigen en el lugar en que hemos nacido, donde formamos con nuestros conciudadanos

  • Imagen Protocolo

    Las comidas y los alimentos. Si la comida es en mesitas guarnecidas de flores distintas, como ya hemos dicho, en vez de tarjetas de colocación se entregan ramitos con la flor que les corresponda a las dos señoras y a los dos caballeros que la hayan de

  • Imagen Protocolo

    Los saludos, los cumplidos y las visitas. Como nuestros placeres comunicados a los demás crecen y el disgusto disminuye, es claro el motivo porque el uso quiere que visitemos a nuestros semejantes en los días de prosperidad y de desgracias , para congratularse

  • Imagen Protocolo

    De la mesa. La gente civilizada no se alimenta como los salvajes. Existe un decoro particular que se guarda en la mesa y que sería vergonzoso ignorar. Las personas convidadas se hallan por lo común reunidas en el salón principal. Cuando se entra a dar