Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

La comida. Parte tercera.

Cuando tengamos necesidad de llamar a algún sirviente, si le conocemos, le llamaremos por su nombre; caso contrario, haremos una señal.

 

Reglas de Urbanidad para la Juventud Rural.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Comer fuera de casa.

Cuando comamos en hoteles, comeremos lo que más nos agrade. Muchas veces nos presentarán platos que desconocemos; en este caso, sirvámonos poquito, por si no nos gusta; no mandemos retirar un plato lleno, síntoma de glotonería. Algunos con sencillez indican al camarero desconocen tal plato; no hay necesidad de hacerlo.

Cuando nos invitan, tomaremos de los primeros platos, si no nos perjudican; nunca rehusaremos la sopa, tomaremos una poquita, si no nos gusta.

Es preferible no tomar de los últimos platos, pero si alguno nos invita, tomemos un poquito, si deseamos demostrar frugalidad.

Si nos ofreciesen entre dos postres, aceptaremos diciendo: "Si a usted le place tomaré un poquito de ..... ". Nunca diremos: "Me es igual". Jamás ofreceremos al vecino de lo aceptado.

Cuando tengamos necesidad de llamar a algún sirviente, si le conocemos, le llamaremos por su nombre; caso contrario, haremos una señal. Si necesitamos pan, mostraremos el cuchillo; si agua, el vaso, etc. Si nos viésemos en la necesidad de pedir algo, diremos sencillamente: "¿Quiere usted darme pan?". Al servirnos daremos simplemente las gracias y solo por una vez.

En la mesa (2).

Nota 2. No debe faltar la bendición, que puede ser ésta: "A nosotros y a las cosas que vamos a comer bendiga Dios uno y trino", pudiendo terminar con un Padre nuestro.

"Nadie se pondrá a la mesa sin tener las manos absolutamente o cuidadosamente limpias"

Donde se ponen más de manifiesto los defectos es en la mesa.

Nadie se pondrá a la mesa sin tener las manos absolutamente o cuidadosamente limpias. La servilleta no tiene regla general, para su uso; unos la despliegan sujetándola al chaleco o botones; otros la extienden sobre la rodilla; poquísimos la colocan sobre el hombro.

No nos regazaremos las mangas, ni apoyaremos los codos en la mesa, procurando no incomodar al vecino con algún movimiento, ni desagradable con alguna mezcla impropia, No debemos beber con la boca llena, precipitadamente y sin limpiarnos, quedando la huella de nuestros labios en el vaso; procuraremos no caer alimentos de la boca, ni meter ruidos desagradables, ni manchar el mantel; no está permitido servirnos con los dedos, meterlos en la boca sirviendo de escarbadientes; tampoco se puede servir con el cubierto propio, trayéndole la fuente, ni volver a ella lo que se ha puesto ya en el plato, máxime estando usado.

No se tirará nada en el suelo; si alguna cosa nos vemos obligados a retirar, se la entregaremos a la sirvienta.

La cuchara se coge con la mano derecha por la extremidad del mango apoyándola en los dedos corazón e índice, y apretándose con el pulgar. No se tomará con toda la mano, ni por la mitad del mango; siendo fácil, haciéndolo bien, introducirla en la boca por la punta; no se introducirá por el lado. El tenedor se usa como la cuchara cuando tomamos legumbres. Si tenemos que utilizar al mismo tiempo el cuchillo, se usa el tenedor con la izquierda; hoy se comen las carnes y pescados con la izquierda. El cuchillo se coge como de ordinario se tiene la pluma para escribir.

No está permitido comer alguna cosa llevándola a la boca con el cuchillo, aun siendo fruta; tampoco puede tenerse en la mano mientras llevamos alguna cosa a la boca.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8030

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Juventud Rural. Nociones de urbanidad. El sabio Licurgo, gobernador de Grecia, quiso demostrar al pueblo la necesidad de la buena educación. Con tal fin tomó dos cachorritos que habían nacido juntos, y enseñó a uno a cazar, mientras que al otro le dejó

  • Imagen Protocolo

    Advierto, hijos mios, que merendáis con muy buen apetito, y que ningún cuidado os atormenta; ¡Ojalá pudiéseis ser siempre tan felices como lo sois ahora! Pero los años pasan rápidamente, y en breve saldréis de la infancia para ser hombres, porque vais

  • Mesa con los alimentos preparados para una comida.

    Urbanidad. Consejos sobre la alimentación y el ejercicio Aquella urbanidad Alimentos y bebidas Es perjudicial el frío después de comer. Los licores, por lo general, son malos, lo mismo que el picante, el mucho dulce, el comer mucho, o el comer o masticar

  • Imagen Protocolo

    De la sociedad de las mujeres. También la política constituye gran parte de las conversaciones , y sucede que las mujeres suelen igualmente tomar parte en ellas, endulzando cuanto pueden tener de duros o de exagerados ciertos puntos opuestos; calman o

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con los demás. Tenemos para con los otros algunas obligaciones, que son generales y comunes para todos, y otras respectivas a cada uno en particular. Obligaciones generales. Nuestras obligaciones generales para con todos los hombres

  • Imagen Protocolo

    Ventajas que la práctica de la Civilidad procura a aquellos a quienes se practica. Si la práctica de esta Civilidad Cristiana, es útil para nosotros, no lo es menos para aquellos, con quienes se guarda. Si son espirituales, el afecto, que se les manifiesta,

  • Imagen Protocolo

    Pocas personas, entre la nobleza de este siglo, son mejor conocidas que el Lord Conde de Chesterfield ; porque su extraordinario y perspicaz talento, y su franco y amable carácter , le distinguían en las tertulias nobles, en las juntas de Estado y en

  • Imagen Protocolo

    Vulgaridades. - Después de haber llovido es regular que haya lodos, y un día que los hace tan buenos como son los de Madrid, pasa un petimetre o una petimetra por la Puerta del Sol, ella levantándose el vuelo de la basquiña, y él levantándose igualmente