Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Dedicatoria. De la urbanidad en las maneras de los niños.

Dedicatoria el niño Enrique de Borgoña.

 

De la urbanidad en las maneras de los niños. De civilitate morum puerilium.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Dedicatoria.

Erasmo de Rotterdam, al niño Enrique de Bogoña, del más alto linaje y las más halagüeñas esperanzas, hijo de Adolfo, príncipe de Veere, salud.

Si a aquel tres veces grande Pablo no le pesó de convertirse en todas las cosas para todos, a fin de que a todos pudiera ser útil, ¡cuánto menos debo yo tomar a mal el volverme, por mor de hacer bien a la juventud, de vez en cuando niño!

Del mismo modo que antes me acomodé a mí mismo a la adolescencia de Maximiliano de Borgoña, tu hermano, mientras estaba educando la lengua de los adolescentes, así ahora, mi muy dulce Enrique, me atempero a tu niñez al ir a dictaminar sobre las maneras de los niños, no porque tú de tales dictámenes tengas mayor falta, criado, lo primero, desde la cuna entre cortesanos y habiendo, luego, encontrado a Juan Crucio, tan distinguido artífice en la formación de la inexperta edad, o porque todos los preceptos que demos a ti te atañan, nacido como eres de príncipes y para el principado, sino a fin de que con más agrado aprendan estas cosas los niños todos por el hecho de que estén dedicadas a un niño de la más larga fortuna y de las más altas esperanzas. Pues no es tampoco floja espuela la que se aplique a la juventud en general si llegan a ver que los hijos de los héroes al punto ya desde los primeros años a los estudios se dedican y por un mismo estadio con ellos van corriendo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 12221

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Banquetes ilustres, invitados 'peculiares'

    Banquetes ilustres, invitados 'peculiares' Agasajos y grandes banquetes Cuando vino don José Sánchez Guerra, siendo ministro de Fomento, a inaugurar las obras del pantano de Guadalmellato, obsequíósele, en el Gran Teatro, con un banquete , análogo,

  • Imagen Protocolo

    El sentimiento religioso. Dando por seguro que el hombre es superior al bruto, y que en sí contiene algo de divino, debemos estimar en mucho todos aquellos sentimientos que tienden a ennoblecerle; y siendo evidente que ninguno lo hace en tanto grado como

  • Imagen Protocolo

    Aseo general del niño. La limpieza de los dientes ha de cuidarse; pero blanquearlos con polvillo es cosa de muchachas; refregarlos con sal o con alumbre, dañoso para la encía. Hacer eso mismo con la orina es cosa de los íberos. Si algo ha quedado pegado

  • Imagen Protocolo

    Cuestiones sobre la urbanidad. Durante la visita, ¿qué deberemos observar? ¿Qué hemos de hacer siempre que entre o salga un sujeto de la sala en que nos hallamos reunidos? Delante de otras personas, ¿tienen que evitarse algunas groserías? En las conversaciones,

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con Dios y sus Ministros. * Pregunta. ¿Qué debemos a Dios? (Nota 1) Respuesta . Siendo el autor de cuanto existe, al levantarme debo ante todas cosas dirigir hacía él mi pensamiento, haciéndolo con toda humildad y con el más profundo

  • Imagen Protocolo

    Reglas de la conversación. Como la poca reflexión de los niños les hace hablar muchas veces más de lo que es menester, y por más reglas que se les den nunca serán suficientes para las que necesitan, propondremos todavía otras muchas, y aun no pocas casi

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad en la escuela. ¿De qué modo se conducirá Vd. en la escuela? En el lugar en donde se nos enseña, corresponde guardar una posición decorosa, y oír atentamente al preceptor. ¿Hablará Vd. en la escuela? El niño que habla en la escuela turba el orden

  • Imagen Protocolo

    Los modales. Yo no sé una regla tan generalmente útil y necesaria en todas ocasiones como el unir la cortesía de modales con la entereza de genio , porque la primera sola degeneraría y caería en una tímida complacencia o en una baja sumisión; si no fuese