Logo Protocolo y Etiqueta

Dedicatoria. De la urbanidad en las maneras de los niños.

Dedicatoria el niño Enrique de Borgoña.

 

De la urbanidad en las maneras de los niños. De civilitate morum puerilium.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Dedicatoria.

Erasmo de Rotterdam, al niño Enrique de Bogoña, del más alto linaje y las más halagüeñas esperanzas, hijo de Adolfo, príncipe de Veere, salud.

Si a aquel tres veces grande Pablo no le pesó de convertirse en todas las cosas para todos, a fin de que a todos pudiera ser útil, ¡cuánto menos debo yo tomar a mal el volverme, por mor de hacer bien a la juventud, de vez en cuando niño!

Del mismo modo que antes me acomodé a mí mismo a la adolescencia de Maximiliano de Borgoña, tu hermano, mientras estaba educando la lengua de los adolescentes, así ahora, mi muy dulce Enrique, me atempero a tu niñez al ir a dictaminar sobre las maneras de los niños, no porque tú de tales dictámenes tengas mayor falta, criado, lo primero, desde la cuna entre cortesanos y habiendo, luego, encontrado a Juan Crucio, tan distinguido artífice en la formación de la inexperta edad, o porque todos los preceptos que demos a ti te atañan, nacido como eres de príncipes y para el principado, sino a fin de que con más agrado aprendan estas cosas los niños todos por el hecho de que estén dedicadas a un niño de la más larga fortuna y de las más altas esperanzas. Pues no es tampoco floja espuela la que se aplique a la juventud en general si llegan a ver que los hijos de los héroes al punto ya desde los primeros años a los estudios se dedican y por un mismo estadio con ellos van corriendo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 12221

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Reglas de urbanidad estando en la mesa. En la mesa ha de estar el hombre muy sobre sí, pues debe observar una infinidad de reglas para evitar toda grosería y falta de buena crianza. Suponiendo, que la limpieza nunca es más necesaria, que en la mesa, el

  • Cómo escribir una carta jocosa o animada

    Cómo escribir una carta jocosa o animada Aquella urbanidad Como hay cartas que solo sirven para mantener una correspondencia no interrumpida entre dos personas , sin más objeto que éste, ni tratarse en toda ella de negocios particulares; no ocurriendo

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de cómo hay que despedirse y marcharse en las visitas. Cuando se visita a alguien que es de rango superior, o cuando uno se da cuenta de que la persona con quien está, tiene algo que hacer, no hay que detenerse tanto tiempo que se vea forzada

  • Salón. Saludar a las visitas

    Cómo saludar a las visitas. Reglas de cortesía Aquella urbanidad Lo primero que debe hacerse al entrar en la habitación de una persona a quien se visita es saludarla y hacerle una reverencia. Se puede saludar a alguien de cuatro formas distintas . Hay

  • Imagen Protocolo

    Acciones urbanas en la mesa. Las olivas pueden sin dificultad cogerse con los dedos desde el plato en que se hayan servido. Es muy opuesto a la civilidad el roer y limpiar mucho los huesos y el sacar la médula que contengan. El cuchillo , si no lo mudan

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad y la cortesía. Es cosa llamativa que la mayoría de los cristianos sólo consideran la urbanidad y la cortesía como una cualidad puramente humana y mundana, y no piensan en elevar su espíritu más arriba. No la consideran como virtud que guarda

  • Imagen Protocolo

    De los deberes respectivos. " La urbanidad es el resultado de mucho buen juicio, de cierta dósis de buen carácter, y de renunciar un poco a si mismos por consideración a los demás ". Lord Cherstelfield. Deberes entre padres e hijos. Ya hemos establecido

  • Imagen Protocolo

    La ira y la urbanidad. Son muy pocas las personas que conservan siempre una igualdad de ánimo; la mayor parte son variables, y muchas se mudan ligeramente al soplo da cualquier viento . A veces mansas, a veces irritadas; ahora tiernas y ahora duras; hoy