Logo Protocolo y Etiqueta

Música o no música en la mesa de Navidad

La mejor música a la hora de comer es una buena conversación. No obstante, los anfitriones puede optar por otras opciones musicales

 

Mesa de Navidad.
Música. Mesa de Navidad.

¿Una cena de Navidad con música de fondo?

Las comidas navideñas ¿con música o sin música? ¿Villancicos o música clásica?

Las reuniones con familiares y amigos en Navidad suelen ser bastante bulliciosas. Conversaciones, alegría, cántico de villancicos... ¿No es suficiente esta "música" ambiental para un almuerzo o cena de Navidad?

Los anfitriones son los que deciden si ponen música o no -pueden pedir la opinión de sus invitados-. Quizás una suave música de fondo durante la comida puede ayudar a relajar a los invitados. Incluso, hay autores que indican que una melodía de fondo anima las conversaciones y facilita la comunicación entre los invitados.

Si se opta por tener música durante la comida, el volumen al que se pone es muy importante. No debe 'solapar' las conversaciones de los comensales. Debe ser como una 'brisa' para los oídos no como un 'vendaval'. Si la música está muy alta los invitados tendrán que levantar la voz e incluso gritar para que se le escuche. Esto generará un ruido ambiental 'imposible' de soportar.

La música debe ser tranquila, mejor una melodía que una canción moderna o un villancico. Los anfitriones, se encargarán de la selección musical. ¡Cuidado con las 'peticiones del oyente'!. Es decir, cuidado con dejar que cada comensal pida que se ponga esa canción que tanto le gusta, o que tan buenos recuerdos le trae. No. Es una comida, no un baile.

La mejor música ¿el silencio?

Coro Covent Garden
Coro. Coro Covent Garden

Si los anfitriones consideran que las conversaciones de sus invitados son la mejor "música" para esa reunión, optarán por prescindir de cualquier tipo de melodía ambiental, que suele ser lo más habitual en la mayoría de las celebraciones navideñas.

"Ni la televisión, ni la radio no deben 'sentarse' a nuestra mesa de Navidad"

Lo que no es nada correcto es comer con la televisión o la radio encendida bajo ningún pretexto. La excusa de querer ver o escuchar algo no sirve. Hoy en día se puede ver o escuchar cualquier programa con posterioridad por medio de una grabación en un DVD, en un disco duro, en una tarjeta de memoria, por la repetición/reposición del programa e, incluso en muchos casos, por internet. La televisión o la radio no deben "sentarse" a nuestra mesa.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado