Logo Protocolo y Etiqueta

Decorar una mesa. Centros de mesa y otros elementos decorativos

El centro de mesa es una de las piezas más utilizadas para decorar una mesa. Hay que tener cuidado con no crear barreras entre los invitados

 

Centro de mesa.
Decoración. Centro de mesa.

Los centros de mesa, elementos ornamentales para una comida

Cómo podemos decorar una mesa de forma elegante

Es importante diseñar el menú que se va a servir en una celebración acorde a los invitados, la hora y la época del año; pero también es muy importante el "entorno" en el que se va a disfrutar de ese menú: la decoración de esa mesa.

Aunque no es lo mismo que vayamos a ofrecer un almuerzo o una cena, tenemos que poner mucho cuidado en la correcta disposición de todos los elementos que conforman la mesa como cubiertos, vajilla, cristalería, etcétera, y de los elementos decorativos que hacen que la mesa luzca más elegante.

De la forma de colocar los cubiertos ya hemos hablado en otros artículos de esta web con cierta profundidad. Ahora vamos a entrar un poco más de lleno en los elementos decorativos para poner una mesa elegante.

El elemento decorativo estrella de una mesa es el centro de mesa. Un centro de mesa, es uno de los adornos más utilizados en cualquier tipo de celebración. Flores, frutas, hojas, ramas y multitud de posibles combinaciones, solo limitadas por la imaginación de la persona que los crea. Pero, cuidado, hay ciertas recomendaciones o limitaciones que debemos tener en cuenta.

1. El tamaño del centro de mesa

No es correcto crear un centro de mesa de un tamaño desproporcionado al tamaño de la mesa. Ni en anchura ni en altura. En anchura, porque puede ocupar un espacio en la mesa necesario para el "tránsito" normal de la comida y otros elementos (es necesario contar con un espacio mínimo para poder colocar unos saleros, fuentes, salseras, etcétera).

En cuanto a la altura, porque no se deben crear barreras entre los invitados, aislando a unos invitados de otros por un "muro" decorativo llamado centro de mesa.

2. Elementos a utilizar para confeccionar un centro de mesa

Un centro de mesa de elementos naturales, como flores o frutas frescas, hojas, ramas de árbol o arbusto, etcétera, debe tener una característica común: no desprender un fuerte aroma. Un olor intenso o peculiar, es una de las cosas que más puede molestar a los invitados, interfiriendo en el propio paladeo de un buen plato o un buen vino. Incluso puede ser motivo de una molestia mayor para algunos invitados, por las alergias a este tipo de elementos. Una de las mejores opciones es utilizar frutos o elementos secos, los cuales no desprenden ningún tipo de olor, o es muy tenue. Además, se mantienen en mucho mejor estado bajo cualquier circunstancia ambiental -calor, humedad, etcétera-.

Los centros de mesa, elementos ornamentales para una comida. Decorar una mesa
Centros de mesa. Los centros de mesa, elementos ornamentales para una comida. Decorar una mesa

Las frutas o flores frescas, pueden marchitarse o perder cierta frescura a lo largo de la jornada. Por eso, los centros de mesa que utilizan este tipo de elementos es mejor confeccionarlos el mismo día, para que luzcan muy frescos. Si no queremos correr riesgos, es mejor utilizar algún tipo de adorno desecado o colocar elementos artificiales.

3. La forma del centro de mesa

Aunque no hay una forma estándar, pues su diseño queda a la imaginación de los creativos, los centros de mesa, al menos los más clásicos, suelen tener una cierta relación con la forma de la mesa. A mesas redondas, centros de mesa redondos; a mesas cuadradas centros de mesa cuadrado; a mesas rectangulares centros de mesa rectangulares...

4. Proporcionalidad y cantidad. ¿Cuántos centros de mesa colocar?

Hemos comentado que los centros de mesa deben guardar "proporcionalidad" al tamaño de la mesa . Dependiendo de las medidas de la mesa el centro de mesa deberá ser proporcional al espacio disponible. Debemos descontar los espacios mínimos necesarios para los servicios de los comensales y de los necesarios para otros usos de la mesa durante el desarrollo de la comida.

El número de centros de mesa debe ser proporcional al tamaño de la mesa y al tamaño de cada centro de mesa. En ocasiones puede ser mejor un hermoso centro de mesa; en otras puede quedar más vistoso colocar varios centros de mesa más pequeños a lo largo de una mesa. El anfitrión u organizador del evento es el que tiene que valorar todas estas posibilidades.

5. Combinación del centro de mesa y el resto de elementos

Los colores, tamaños, etcétera, de los elementos decorativos deberían combinar o contrastar con los otros elementos de la mesa: vajilla, mantelería, cubiertos, etcétera. Incluso, con la temática de la cena o la época del año, puede guardar relación la decoración de la mesa -por ejemplo, los centros de mesa en Navidad-.

Los centros de mesa no dejan de ser pequeñas obras de arte, por lo que no es correcto tomar ningún elemento que lo compone. Está bastante extendida la costumbre, sobre todo en banquetes de tipo familiar -bodas-, "desarmar" los centros de mesa quitando flores y otros elementos decorativos que lo componen. No se debe hacer. Si aún así, se empeña en quitar algún elemento del centro de mesa, al menos debemos esperar a que finalice la velada.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 9 personas le ha parecido
Valoración 3.7
con una puntuación de 3.7 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado