Logo Protocolo y Etiqueta

Reglas de etiqueta para devolver las llamadas perdidas, no contestadas o no atendidas

Qué debemos hacer cuando no podemos atender una llamada telefónica o no queremos contestar en ese momento

Se lee en 3 minutos.

En caso de perder o no contestar una llamada importante, lo primero que debemos hacer es llamar a la persona de nuevo lo antes posible
Cómo devolver una llamada telefónica que no hemos atendido en su momento. En caso de perder o no contestar una llamada importante, lo primero que debemos hacer es llamar a la persona de nuevo lo antes posible

Llamadas perdidas e ignoradas, ¿cuál es la etiqueta adecuada para manejar esta situación?

En la era de internet la comunicación ha evolucionado a pasos agigantados. Las llamadas telefónicas, que en sus inicios revolucionaron la forma de comunicarse, al lograr una forma de contactar casi instantánea, se enfrentan ahora a nuevos desafíos. A desafíos que superan los límites de nuestra imaginación.

Ponemos un ejemplo de una situación que todos hemos experimentado en algún momento de nuestra vida: estamos ocupados, el teléfono suena, lo miramos y vemos que es alguien con el que no queremos hablar en ese momento o bien con el que no podemos hablar en ese momento, así que ignoramos la llamada. Unos instantes más tarde nos damos cuenta de que deberíamos haber respondido, porque podría haber sido una llamada para algo importante. Según algunos estudios, cerca del 70% de la población no responde a las llamadas en su primer intento. ¿Qué hacemos con estas llamadas perdidas o no respondidas?

Una sobre exposición a los teléfonos

Vivimos pendientes y 'conectados' a los teléfonos móviles-celulares. Creemos que debemos tener una disponibilidad constante y eso se ha convertido en una norma. Sin embargo, aunque la tecnología ha hecho que estemos más conectados que nunca, también ha generado una creciente complejidad en la forma de comunicarse las personas.

Dejar de responder una llamada nos puede generar una cierta incertidumbre. Nos hace pensar si hubiera sido mejor responder esa llamada y esos pensamientos nos pueden generar sentimientos de culpa, ansiedad y una cierta frustración. Nos cuestionamos si el no haber atendido una llamada puede haber sido percibido como una falta de interés o cortesía.

No todo está perdido, lo podemos solucionar fácilmente

Los expertos en cuestiones de etiqueta sugieren que, en caso de 'perder' o no contestar una llamada importante, lo primero que debemos hacer es llamar a la persona de nuevo lo antes posible. Incluso, si queremos podemos explicar por qué no pudimos responder a la llamada -aunque no siempre es necesario-.

Si no podemos contactar con esa persona, es una buena opción enviarle un correo electrónico o un mensaje de texto. Esto sirve como prueba de nuestro interés por contactar de nuevo con esa persona y para corroborar que hemos sido conscientes de su intento por comunicarse con nosotros.

Si fallan todos nuestros intentos de comunicarnos con esa persona, es posible que nos vuelva a llamar, si era algo importante. Solo nos queda esperar.

Las llamadas perdidas o no respondidas al momento hay que devolverlas
Lo más correcto cuando no se atiende una llamada es devolverla lo antes posible. Las llamadas perdidas o no respondidas al momento hay que devolverlas

Posibles soluciones para evitar este tipo de incidencias

Algunos expertos en etiqueta sugieren que, si bien no siempre es posible contestar todas las llamadas de inmediato, podemos tomar algunas medidas a este respecto. Podemos crear un buzón de voz o contestador con un mensaje personalizado que pueda ofrecer algunas opciones en caso de urgencia. También hay en el mercado aplicaciones de respuesta automática -auto responder-.

Nuestros dispositivos móviles, deberían habernos brindado una mayor facilidad de comunicación, pero a menudo nos exponen a un aluvión de llamadas, notificaciones y otras formas de contacto. Debemos aprender a manejar este tipo de flujos comunicativos para evitar añadir otro elemento nocivo más al ritmo acelerado de nuestra vida. Aunque son parte de nuestra realidad, no debemos permitir que afecten negativamente a nuestra vida social y personal, así como a las reglas de cortesía y consideración hacia los demás.

 

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Citas Célebres

La adulación es una moneda, que suele empobrecer a quien la recibe.

D'Abrantes

Contenido Relacionado