Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

¿A qué hora ir a una fiesta o celebración? No llegar tarde ni demasiado pronto

Cuando nos invitan a un evento o celebración se indica una hora que tiene un motivo. La puntualidad debe ser una prioridad para nosotros como una muestra de respeto y buena educación

 

Un hombre mira asombrado su reloj por la hora que es
Puntualidad No llegar tarde cuando nos invitan. Un hombre mira asombrado su reloj por la hora que es

Llegar puntuales a las celebraciones o eventos a los que hemos sido invitados

El tema del horario para asistir a fiestas, celebraciones y otros eventos suele estar rodeado de muchos 'mitos' o leyendas urbanas. Pero, solo hay que recordar que la puntualidad consiste en llegar a un lugar a la hora convenida. Aquí es donde surgen las 'interpretaciones'.

¿Cuál es la hora convenida?

La que se indica en las invitaciones. Si la invitación nos la han enviado -vía postal, correo electrónico, etc.-, la que ponga en ese escrito. Si nos han invitado de forma verbal, personal o telefónicamente, la que nos hayan dicho.

Dependiendo del tipo de evento o celebración, este horario puede ser flexibe. Es decir, puede haber un cierto margen. Es decir, si hacemos una fiesta en casa o en cualquier otro sitio y llega todo el mundo al mismo tiempo, no sería posible recibir a todos de forma apropiada. Por lo tanto, los organizadores o anfitriones cuentan con un intervalo de tiempo en el que reciben a los invitados.

Sin embargo, si el evento es una presentación de un producto o servicio, una conferencia o un acto similar, la puntualidad debe ser británica. Por lo tanto, hay que llegar un poco antes para que el acto pueda empezar a su hora.

Los minutos de cortesía, ¿una descortesía?

Son muy polémicos estos minutos. ¿Por qué? Porque son injustos para las personas que han sido puntuales. Si nos esforzamos en llegar a tiempo, tener que esperar por los que no llegan puntuales no es demasiado considerado con los que han sido puntuales.

Los minutos de cortesía pueden 'justificarse' -si es que alguna vez son justificables- cuando falta el invitado principal, o algún invitado que tiene una participación directa o relevante en ese acto o celebración.

Los invitados anticipados

Casi es tan poco apropiado llegar tarde como llegar demasiado pronto. Anticiparse demasiado puede resultar poco oportuno.

Si vamos a una casa como invitados, puede que los anfitriones estén haciendo los últimos preparativos. O ellos mismos estén terminando de arreglarse.

Si la celebración es un establecimiento público, es muy posible que los anfitriones u organizadores no hayan llegado.

Concluyendo, los horarios están para cumplirse. Lo que ocurre es que hay ciertos eventos o celebraciones que admiten un cierto margen que podemos denominar operativo. La llegada escalonada de invitados es necesaria.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado