Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

La importancia del buen trato

Lo que se adorna y se hace agradable, la conducta de una persona, son sus cualidades y buen comportamiento, y lo que la convierte en desagradable son sus defectos, su mal comportamiento

 

Camarera atiende a unos clientes
Buen trato. Camarera atiende a unos clientes

Buenos modales y buen comportamiento: cómo ser una persona agradable

Dice un pensamiento: "Muchos de los éxitos en la vida dependen de cómo uno sepa tratar a los demás".

Lo que se adorna y se hace agradable, la conducta de una persona, son sus cualidades y buen comportamiento, y lo que la convierte en desagradable son sus defectos, su mal comportamiento.

Recordemos que todas las buenas cualidades que hacen a una persona agradable para usted, son las mismas que usted debe tener para resultar una persona agradable a los demás, por esto, observemos las cualidades que le son agradables en lo demás, y que usted se pregunte si las tiene o no y se preocupe por cultivarlas.

No solamente para la convivencia pacifica y amable en el hogar es necesario el buen trato, lo es también para toda relación humana. Por ejemplo, por cuanto carácter o educación una persona trata bien a los demás, sin duda tiene éxito en cualquier tarea u oficio que emprenda o desarrolle en la vida.

Se escucha decir a empleados de bancos, de fabricas o de otras instituciones: "A mi jefe lo queremos todos porque es una persona bien centrada, tiene buenas acciones". Lo dicen con sinceridad, porque en efecto su jefe tiene una distinguida educación y buenos modales y sabe tratar con respeto.

En el trabajo, el hogar y la actividad social, se hace estrictamente necesario la ecuanimidad, el respeto y la tolerancia, quien no puede ejercitarla, sufre invariables choques y lamentables pérdidas, porque será una persona mal calificada por sus constantes riñas y disgustos.

La ciencia de las relaciones humanas y la verdadera educación consiste, en preparar y formar a la persona para lograr cada vez un mayor grado de madurez emocional y control de si mismo, puesto que, el único medio para que pueda tener las capacidades requeridas para adaptarse libre y espontáneamente a la vida, es aprendiendo a respetar a controlar y distinguir su conducta.

El buen trato se aprende en el hogar. Los padres por tanto deben ser como los buenos jefes que se ganan el cariño de sus subalternos por medio del buen trato.

Pero sus hijos, a su vez deben ganarse la benevolencia de sus padres. En efecto a veces sucede que, los hijos pretenden decir la ultima palabra en el hogar, las buenas maneras no se les ceben en la cabeza. El resultado es que los padres cambian de actitud y se vuelven severos. En la armonía del hogar juega un panel muy importante el buen trato de los unos para los otros. No nos arrepentiremos nunca si a tiempo sabemos frenar nuestros instintos violentos y usamos las buenas maneras con todos, Nos iremos ganando la simpatía de todos, el respeto y la amistad. Sin ser autoritarios ni pretender autoridad, se nos escucha con atención cuando hablamos, y se nos sigue en lo que digamos.

Si, por el contrario, somos toscos en modales y vulgares en el lenguaje, la gente nos desprecia y nos vuelve la espalda . Nos aíslan, mejor somos nosotros los que nos buscamos ese aislamiento. Nunca estaremos bien ni en el hogar, ni en el trabajo. Seremos eternos amargados.

Hay muchas personas que tienen un carácter ofensivo, sin que quizás se den cuenta de ello, y con gran desencanto ven como ninguna persona entabla amistades duraderas con ellas; por esto, a cada uno le corresponde investigar y darse cuenta que concepto se forma la gente de ellos y pide ayuda a sus amigos de mas confianza. No olvidemos que es más fácil notar un vicio que reconocer una virtud.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 158 personas le ha parecido
Valoración 3.2
con una puntuación de 3.2 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la educación. El ministro de Educación se mostró sorprendido de los malos modales de los "estudiantes" con los que se reunió. Ciertamente éste es un hecho observable en los comportamientos de muchos niños y adolescentes en la calle,

  • Comportamiento apropiado dentro de la casa y con las visitas. Tomar el té

    Los buenos modales y la urbanidad de Carreño Nuevamente empieza Junio cargado con expectativas para muchos hogares. Los neivanos esperan en esta época del año hacer su San Pedro y con esto mitigar gran parte de las necesidades a las que se ven expuestos

  • Cuenta de un restaurante.

    Dar una propina cuando sale de viaje. Dónde se deja propina y cuánto importe dejar Es probable que alguna vez se haya preguntado ¿tengo que dejar una propina? Aunque el servicio no haya sido muy bueno, es posible que no le quede más remedio si no quiere

  • El término protocolo, ¿cuál es su origen? Su definición

    El término protocolo, ¿cuál es su origen? Su definición La palabra protocolo, según la mayoría de los estudios procede del latín " protocollum ". Pero este término a su vez procede del griego: protos , primero y kollom , pegar. Hace referencia a la primera

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales empiezan a parecer habilidades sofisticadas que no están al alcance del común de las gentes. Hay gente malencarada y arisca que debió de perderse la clase el día que enseñaban cortesía. La encontramos por todas partes, tan pronto en

  • Hábitos cotidianos que deben evitarse. Hábitos que son de mal gusto

    Hábitos cotidianos que deben evitarse Manuel Antonio Carreño nos indica, en una pequeña lista, algunos de los hábitos menos 'correctos' que debemos tratar de eliminar. O al menos, tenemos que tratar de no hacerlos demasiado frecuentemente. No es una lista

  • El estrés de la ciudad

    Vivir a contrarreloj. Todo lo tenemos que hacer ya. Lo tenemos que conseguir al instante Vivimos con prisas, agobiados por la falta de tiempo . Todo lo queremos hacer rápido, muy rápido. Lo necesito dentro de una hora, de un momento, de un minuto. Curiosamente,

  • Imagen Protocolo

    Aquellos de mis lectores que, por hábito o instinto, temen las menores apariencias de sujeción y que habrán, quizá, encontrado asaz molestas las lecciones de urbanidad, opinando que la civilización las ha prodigado desmedidamente, hubieran, sin duda,