Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

La envidia. ¿Por qué sentimos envidia? Envidiar a los demás (con vídeo)

La envidia tiene que ver mucho con el deseo de poseer algo que no tenemos

 

¿Qué es ser envidioso? ¿Por qué somos envidiosos? Sentir envidia, emoción tóxica
La envidia Ser envidioso. ¿Qué es ser envidioso? ¿Por qué somos envidiosos? Sentir envidia, emoción tóxica

¿Qué es ser envidioso? ¿Por qué somos envidiosos?

La envidia es una emoción tóxica que tiene que ver con el deseo. Las personas tenemos la capacidad de identificarla y de tratar de dominarla o al menos 'domesticarla'.

Lo primero que debemos hacer con cualquier emoción tóxica es reconocer que está ahí. La mejor manera de solucionar un 'problema' es reconocerlo.

Ser envidioso tiene mucho que ver con el deseo de poseer algo que no tenemos. O bien, con el deseo de eso que no soy y me gustaría ser.

Lo que veo, lo quiero

La ventana que propicia la envidia es el ojo. Veo un objeto maravilloso, veo una persona que tiene grandes capacidades, etcétera, y quiero tener ese objeto o ser como esa persona. Si ese deseo se vuelve un poco 'obsesivo' cada vez crece más dentro de nosotros y nos 'corroe' poco a poco, haciéndonos mucho daño.

Lo primero que genera la envidia es un gran mal a la persona que la experimenta. Si esa persona no es capaz de dominarla además de hacerle daño puede general mal a todo su entorno. E incluso, puede desearle o hacerle algún daño a la persona que tiene ese objeto o esas habilidades.

Las comparaciones no son buenas 'consejeras'

Una de las 'fuentes' de la envidia es la comparación. Desde pequeños nos comparan por muchos aspectos, tanto físicos como materiales. Y esas comparaciones, en algunos casos agravios comparativos, se prolongan a lo largo de toda nuestra vida. Este tipo de comparaciones no suelen ser muy objetivas. Vemos lo mejor de lo demás pero no nos paramos a pensar en que nosotros también tenemos cosas positivas. Y la envidia nos suele cegar a los defectos o las cosas negativas de los envidiados.

La envidia en la historia y en la literatura

Grandes pensadores han reflexionado sobre la envidia. La envidia la podemos encontrar en las obras de Shakespeare, está en al "Tratado de las Pasiones" de Descartes, está en "El arte de ser feliz" de Schopenhauer, etcétera.

Uno de los grandes errores de una persona envidiosa es engrandecer el talento ajeno y disminuir el propio.

"La envidia es el homenaje que la mediocridad le rinde al talento"

En ocasiones los que generan la envidia son los propios profesores o los padres. Comparan comportamientos, notas, habilidades deportivas, etcétera. Aunque se pueda hacer con buena intención, pueden generar crisis de autoestima y envidias. Se puede tratar de estimular, pero sin comparar. 

¿Existe la envidia sana?

En un principio es una contradicción del propio término. La envidia no es sana. La admiración si es sana. Es algo así como decir enfermedad sana.

El filósofo y profesor de Ética de la Universidad Ramón Llul, Francesc Torralba, nos ofrece en esta charla una estupenda explicación sobre el tema de la envidia y su definición. Un sentimiento bastante generalizado y universal. Francesc es colaborador habitual del estupendo programa de RTVE "Para todos la 2". 

La envidia por Laura Rojas-Marcos

La psicóloga Laura Rojas-Marcos, nos ofrece en esta ocasión una amena explicación sobre el tema de la envidia en la sociedad y en el seno familiar. Laura es colaboradora habitual del magnífico programa de RTVE "La Aventura del Saber".

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 6 personas le ha parecido
Valoración 4.8
con una puntuación de 4.8 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Dian Spencer - Lady Di baila con John Travolta

    Cómo educar a una "Princesa del pueblo" 4. No se manda callar De repente, se encontró al otro lado, de hacer preguntas a tener que responderlas. En la primera comparecencia juntos, una vez anunciado el compromiso , doña Letizia se dirigió a sus excompañeros

  • Banda de música. Reglas de etiqueta para escuchar el himno nacional

    Reglas de etiqueta para escuchar el himno nacional Se dice que un himno es aquella composición musical que identifica a un país , a una comunidad o cualquier tipo de colectivo. Estos himnos no son, por lo general, ninguna maravilla, musicalmente hablando.

  • Imagen Protocolo

    Las personas amables nos levantan la autoestima, pero no siempre esa cordialidad es espontánea; a veces responde a una hábil estrategia para ganarse a los demás. Los vemos llegar con la sonrisa puesta y mantenerse así durante todo el día, siempre correctos,

  • Cabinas telefónicas.

    Cómo contestar una llamada de teléfono. ¿Qué decimos al descolgar el teléfono? No recuerdo las veces que me he preguntado si contesto de forma correcta al teléfono . Es una cuestión recurrente que, prácticamente todo el mundo se ha planteado alguna vez

  • Pareja. La urbanidad ha caído en el olvido

    La buena educación en la sociedad actual: ¿educados o maleducados? Según el diccionario de la Real Academia Española el término urbanidad lo define como: " cortesanía, comedimiento, atención y buen modo ". El diccionario de la R.A.E. resume, perfectamente,

  • Cómo sobrellevar y encajar bien las críticas. Dos hombres charlando

    Cómo sobrellevar y encajar bien las críticas Saber hacer una crítica y saber encajar una crítica forman parte de lo que conocemos como habilidades sociales. Y las habilidades sociales se pueden aprender. Estas habilidades sociales las aprendemos de muchas

  • Señora en el jardín con su perro.

    Señoras y señores. La mujer y su relación con la sociedad Aquella urbanidad " La mujer encierra en su ser todo lo que hay de más bello e interesante en la naturaleza humana ; y esencialmente dispuesta a la virtud por su conformación física y moral, en

  • Imagen Protocolo

    Bien. Una vez superado el 14-M, nos queda el 22-M para llegar al verano sanos y salvos. Esta vez, sin embargo, no habrá el menor suspense ni la mínima crispación nacional al margen de las invitaciones a la Boda. La industria española del protocolo, una