Logo Protocolo y Etiqueta

El afecto y las relaciones interpersonales (con vídeo)

El contacto físico es importante para tener unas buenas relaciones familiares y sociales, siempre que se haga de forma adecuada en el momento oportuno

 

Muestra de afecto y cariño mejoran las relaciones
Muestra de afecto. Muestra de afecto y cariño mejoran las relaciones

Muestras de afecto que mejoran nuestras relaciones

Muchas de las muestras de afecto que tenemos con nuestra familia, las más típica son las de los niños con sus padres, se van perdiendo a lo largo de los años ¿por qué?

Debemos diferenciar bien, cuando entra en juego el tacto, las muestras de afecto familiares de aquellas que se producen fuera de la familia, en el entorno social o laboral-profesional.

El tacto, el contacto físico, en el momento adecuado puede ser muy beneficioso porque calma, consuela, tranquiliza, reconforta, etcétera. Un gesto, una muestra de afecto puede hacer mucho más, en un momento dado, que unas palabras.

Desde el nacimiento hasta la vejez

Desde el mismo momento del nacimiento la madre besa a su hijo, lo abraza, lo acaricia... hay un contacto físico que reconforta y produce satisfacción.

Estas muestras de afecto van perdiendo intensidad, sobre todo en la época de la adolescencia cuando a los jóvenes no les gusta demasiado que les besen, les abracen, etcétera, porque consideran que ya son mayores, que no son unos niños. Por esta razón reducen las muestras de afecto, sobre todo en el ámbito familiar.

Hay que tener cuidado para que esta época de adolescencia-pubertad no marque las muestras de afecto posteriores. Cuando una relación se enfría puede ser difícil volverla a retomar. Lo más usual es que poco a poco, a medida que los hijos crecen y pasan su etapa "más conflictiva" las muestras de afecto vuelvan a ser más habituales, de distinta forma, pero con el mismo cariño.

Un punto de inflexión importante que se suele dar, es cuando los hijos tienen su propia familia. En ese momento empiezan a darse cuenta del verdadero valor que tienen las muestras de afecto con sus propios hijos y su pareja.

Demostrar que la otra persona nos importa
El afecto y cariño familair. Demostrar que la otra persona nos importa

Muestras de afecto en el ámbito social

No solo se puede demostrar afecto en el entorno familiar. En el ámbito social es muy necesario cuando queremos demostrar que alguien nos importa. Una caricia puede sustituir a muchas palabras. Pero eso sí, las muestras de afecto que comportan un contacto físico siempre deben ser hechas en el momento oportuno.

Cuando un amigo está preocupado y le damos un abrazo o le damos una palmada en la espalda, etcétera, le estamos transmitiendo nuestro apoyo.

Si un amigo o compañero está pasando un mal momento o ha sufrido una pérdida importante, y le ofrecemos nuestra mano, nuestro hombro, le hacemos una caricia, le abrazamos... estamos "diciendo sin palabras" que estamos ahí para ayudarle, que compartimos su dolor o su pena, que le apoyamos.

Las muestras de cariño entre los padres son un buen ejemplo para los hijos. Si los niños ven desde pequeños cariño en la relación de sus padres, será bastante probable que ellos tengan un comportamiento similar cuando sean mayores. No hay que ser tacaños con las muestras de afecto y cariño. Mejoran nuestras relaciones familiares y nuestras relaciones sociales.

Teresa Baró, experta en comunicación no verbal y colaboradora habitual del estupendo programa de RTVE "Para todos la 2" nos ofrece una serie de consejos prácticos sobre la eficacia de las muestras de afecto y de cariño para mejorar nuestras relaciones.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    ¿Cuál es la diferencia entre la caballerosidad y el refinamiento? En una fiesta privada, uno de los invitados se dirige al baño y abre la puerta. Se encuentra con la sorpresa de que la luz está encendida y que sobre la taza se encuentra sentada una mujer.

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad. Modo como se ha de tomar el potaje. El potaje se sirve de dos modos distintos . Cuando se sirve en común se pone en una sopera, y cuando se sirve a una persona en particular se sirve en una escudilla. Esto se practica también en las familias,

  • Imagen Protocolo

    En el Reino Unido hay preocupación porque el inglés de hoy se acerca más al temible hooligan que al lord educado. Parece que quedó en el pasado la imagen del hombre con gabardina que elige las mejores palabras y las acompaña con finos gestos. Ahora abunda

  • Cómo saber cuándo nos están mintiendo. Pinochos

    Cómo saber cuándo una persona está mintiendo La historia de Pinocho , marioneta a la que le crecía la nariz cuando decía alguna mentira podría no ser tan ficticia o irreal como creemos. Científicos de la Universidad de Granada han demostrado, utilizando

  • Profesora con alumnos

    El Napoleón del crimen Ayer mismo, caminando por la acera de una calle de Madrid, un niño de unos seis o siete años que iba despistado con sus padres, mirando el escaparate de una tienda, tropezó conmigo. Le acaricié la cabeza con una sonrisa, y ya iba

  • Gestos y comportamiento agresivos que son señales de un maltrato. Pareja discute

    Comportamientos no verbales agresivos. Los malos tratos sutiles Siempre que se habla de malos tratos se suele pensar en violencia física, en daños corporales. Pero no siempre es así. Hay comportamientos mucho más sutiles que dañan a las personas y que

  • Imagen Protocolo

    Convivencia Social. Formación Familiar y Social. Tercer curso. La risa. De la alegría y el placer nace la risa; con la alegría y el placer se dilata el corazón, con cuyo movimiento se expande el rostro y en particular la parte contigua a la boca que se

  • ¿Nos tuteamos? Tratarse de tú o de usted. Parejas de personas mayores

    ¿De tú o de usted? Es un lío. Entre el tú y el usted hay un mundo . "Oiga: ¿y si nos tuteáramos?". Y a partir de ese momento la relación con la misma persona, varía consustancialmente. Desde luego si, hoy en día, a uno le empiezan tratando de usted, ya