Logo Protocolo y Etiqueta

De la urbanidad en la calle, en verso

No marches inadvertido, con furioso movimiento,ni te deslices tan lento cual si estuvieras dormido

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

Urbanidad y buenos modales en verso
Urbanidad en verso. Urbanidad y buenos modales en verso

Normas de comportamiento para los niños en la calle y en espacios públicos

Aquella urbanidad

Amable circunspección

en la calle has de guardar;

procura siempre mostrar

decoro y moderación.

 

No marches inadvertido,

con furioso movimiento,

ni te deslices tan lento

cual si estuvieras dormido.

No por gusto o vanidad,

cruces la calle o paseo,

con eterno balanceo

como buque en tempestad.

 

No como ciego sin tino

al aire le des los brazos,

cual las aspas de un molino.

 

Ni te arrastres perezoso,

ni al andar muevas los brazos,

como si andar te pesara,

ni alces el pie media vara,

como caballo brioso.

 

Con el talón, al marchar,

no azotes tus pantorrillas;

ni andes nunca de puntillas

cual si quisieras saltar.

 

No imites a un regimiento

en su marcha acompasada,

ni al patán cuya pisada

estremece el pavimento.

 

No por tener donosura,

vayas al cielo mirando,

tu pobre cuello estirando,

quebrándote la cintura.

 

Porque al verte, y no te asombre,

dirá el mundo con desprecio:

miren que fatuo, !qué necio!,

y tendrás triste renombre.

 

Preséntate noblemente,

sin ademanes molestos;

no hagas visajes no gestos

cual si estuvieras demente.

 

No hagas zurdas cortesías,

porque es cual si dieras coces,

ni llames a nadie a voces,

ni a carcajadas te rías.

 

Saluda sin presunción,

inclinando la cabeza,

huyendo de vil bajeza

sin aire de protección.

 

No te pares al acaso,

ni a todo el que va pasando

te quedes nunca mirando,

ni a nadie cortes el paso.

 

Si alguno estorba la vía,

solo por un compromiso,

pasa, pidiendo permiso

con amable cortesía.

 

Jamás debes olvidar

que un cumplido caballero

nunca incivil y altanero

debe a las damas tratar.

Procura siempre obsequiarlas

y, amable constantemente,

dales lugar preferente

porque te honras al honrarlas.

 

También nobles atenciones

prodiga a la ancianidad;

toma siempre con bondad

por norma de tus acciones.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2297

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La importancia de la urbanidad. Si quieres ser estimado, cual cumple a nuestro destino, por tu parte amable y fino con todos te has de mostrar. Jamás a persona alguna nombre por motes ni apodos, y arguye falta de modos a los demás tutear. Delante de otras

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar yendo por la calle. ¿De qué se abstendrá yendo por la calle? Siempre me debo abstener en la calle de jugar, de cantar y de gritar, de silbar y de correr, de atropeílar por la acera a los que vengan de frente, de mover continuamente las

  • Imagen de libro

    Cosas a evitar en las reuniones Aquella urbanidad Debes también evitar el vestirte y desnudarte, componerte los zapatos y otras cosas semejantes. No te cortes, ni te roas las uñas; ni colocarte debes el dedo en la boca, ni la cabeza rascarte, ni mirar

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los niños: los buenos modales y las reglas de cortesía en el colegio o escuela Aquella urbanidad Dócil, amable, estudioso, en el colegio has de estar, y al maestro has de mirar como a un padre cariñoso. Él te enseña la virtud, el forma tu corazón, y

  • Imagen Protocolo

    Versos por la ausencia del objeto amado. ¡Oh! torna pronto, torna a mis brazos, querida mía, mi dueño amado; que yo aquí solo mi vida arrastro. Entre desdichas, entre quebranto, siempre en mi amada ando pensando. De mi memoria, yo no la aparto, que ella

  • Angelito de Navidad

    Felicitación navideña en verso para unos padres de parte de su hijo Aquella urbanidad Cuarteta de Navidad Salud amados padres, del Santo Nacimiento las Pascuas celebrando, viváis un siglo entero. Otra felicitación en verso con el mismo motivo Exige

  • Imagen Protocolo

    De ciertas acciones impolíticas. Delante de otros evita el vestirte y desnudarte; las uñas no has de cortarte, ni a nadie al oído hablar; tampoco interrumpir debes al que habla o cuenta dinero, siendo también muy grosero lo que otro escribe mirar. Los

  • Imagen Protocolo

    Reglas relativas a todos los comensales en general. 14. No debemos mostrar desagrado de algún plato, ni menos buscar el bocado mejor de los platos que servido en la mesa se habrán. 15. La bebida que el vaso contenga nos debemos beber de una vez, evitando