Logo Protocolo y Etiqueta

Fiesta de empresa. Celebración. Actividades y desarrollo

Procure olvidar cualquier rencilla o "envidia" que haya en su oficina, disfrute y deje disfrutar a los demás

 

Cómo celebrar una fiesta de empresa
Fiesta de empresa. Cómo celebrar una fiesta de empresa

Cómo celebrar una fiesta de empresa

Participar y colaborar con los compañeros de trabajo

En el ámbito laboral, además del tiempo de trabajo también hay tiempo para el ocio y la diversión. En casi todas las empresas, se celebran comidas o cenas de Navidad, celebraciones para despedir de un compañero, fiestas para celebrar un ascenso, etcétera. Los motivos para organizar una fiesta pueden ser diversos y variados.

Aunque se hable de una fiesta, es posible que no sea igual que las fiestas que celebra con sus amigos o familiares. No hay la misma complicidad y cualquier cosa que hagamos, aunque parezca que no, puede repercutir en nuestra imagen profesional. Por ello debemos tener un poco de cuidado con la forma de comportarnos y de actuar durante una fiesta de empresa.

Los problemas y diferencias se dejan en la puerta

Una regla de oro que sirve tanto para el tiempo de trabajo para el tiempo de ocio: procure olvidar cualquier rencilla o "envidia" que haya en su oficina. Hay que disfrutar y dejar disfrutar a los demás. No hay que aprovechar este encuentro para dirimir diferencias o sacar 'trapos sucios' delante de todo el mundo; no es el lugar adecuado.

Sugerencias a tener en cuenta para organizar un buena fiesta de empresa

Una fiesta no se organiza sola, y no es bueno dejar nada a la improvisación. Si se quiere que todo salga bien hay que organizarlo todo lo mejor posible. Colaborar y participar deben ser dos conceptos que no se deben obviar.

- Si hay que organizar o preparar algo, ofrézcase a colaborar.

- Si quiere tener una buena sintonía con sus compañeros y otros cargos de la empresa, acuda a estos encuentros y no trate de "saltarse" la fiesta con excusas ridículas.

- Acepte las condiciones que se impongan para la fiesta de empresa. Es decir, si por ejemplo no se admiten parejas, no acuda con su novia o esposa. Si no está de acuerdo, puede tratar de 'negociar' alguno de estos puntos discordantes.

- Es bueno conocer el tipo de vestuario a lucir en función del tipo de encuentro que se organice y dónde va a tener lugar la fiesta de empresa. Si lo dudamos, lo mejor es consultar con las personas que se han encargado de organizarlo.

- La puntualidad y las buenas maneras deben estar presentes en todo momento.

"Hay que ser prudentes y respetuosos con todo el mundo"

- Por educación, se debe saludar a todos los presentes, aunque no es obligatorio charlar con todos ellos. Se pueden simplemente, intercambiar unas palabras.

- A la hora de beber y de comer hay que hacerlo con cierta moderación. Casi todo el mundo conoce a personas que comen de una forma desmedida, como si no hubieran comido hace días.

- A las fiestas de empresa de no se llevan regalos, salvo que haya alguna tradición (como el intercambio de obsequios en Navidad, o el famoso amigo invisible).

- Si la fiesta no la organiza la empresa, debe aportar la parte proporcional que le corresponda de los gastos.

- Si la fiesta es organizada por la empresa, agradezca a los representantes de la misma su invitación (sin ser exagerado en las alabanzas, cayendo en el "peloteo").

- Cualquier cosa que vea, no lo aproveche con posterioridad en su trabajo (un jefe un poco "bebido", un flirteo entre compañeros, etcétera). Y por supuesto, mucho menos hacer fotografías o grabar un vídeo.

- No se marche al poco tiempo de llegar a la fiesta de la empresa. Si va acompañado, presente a su acompañante. Aunque no esté demasiado cómodo, hay que hacer un pequeño esfuerzo por permanecer un tiempo prudencial en la fiesta de la empresa.

- En la medida de lo posible no convierta la fiesta en un circo. Una cosa es animar la velada y otra, ser el "gracioso" de turno. Ya conoce el refrán: "lo poco agrada y lo mucho enfada". Hay personas que se pueden llegar a poner muy pesadas -sobre todo cuando tienen una copita de más-.

- Si tiene empleados a su cargo, no se olvide que la fiesta de la empresa no es el horario de trabajo de la oficina. No debe mandarles cosas, sino pedírselas, por favor. No se aproveche de su posición para 'manejar' a sus empleados.

- Disfrutar de una fiesta de empresa está muy bien, pero también hay que colaborar en recoger y dejar todo como estaba. Si no hay un servicio de limpieza en la oficina, toca hacer grupos para recogerlo y limpiarlo todo.

Resumiendo, una fiesta de empresa es un tiempo de ocio para compartir con los compañeros de trabajo. Da lo mismo que sean nuestros jefes, nuestros subordinados, nuestros compañeros e incluso, en ocasiones, nuestros clientes y proveedores. Eso sí, teniendo siempre en cuenta que hay un 'día de mañana' y hay comportamientos que pueden afectar a nuestro trabajo y a nuestra reputación.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado