Logo Protocolo y Etiqueta

Austria. Vida social. Modales en la vida diaria.

Calcule bien el tiempo necesario para llegar hasta su destino sin ningún tipo de retraso.

 

Austria. Vida social. Modales en la vida diaria.
Imagen Protocolo & Etiqueta. Austria. Vida social. Modales en la vida diaria.

Si le invitan a una casa, llegue puntual y no haga esperar a sus anfitriones. Calcule bien el tiempo necesario para llegar hasta su destino sin ningún tipo de retraso.

Si le hacen una fiesta en su honor, los anfitriones le ofrecerán durante el desarrollo de la misma, un brindis. Usted deberá corresponder a sus anfitriones devolviéndoles el brindis. No se olvide no perder el contacto visual con sus anfitriones cuando le hacen el brindis, y cuando usted lo devuelve. Dirija una mirada general a todos los presentes.

La forma de utilizar los cubiertos es igual que en cualquier otro país occidental. Cuchara y cuchillo con la mano derecha, y el tenedor con la mano izquierda. Las pausas deben hacerse dejando los cubiertos, uno y otro a cada lado del plato (dentro del plato, no apoyados en la mesa). El modo de indicar que ha terminado de comer es dejando los cubiertos en paralelo dentro del plato en la posición de las cinco y veinte que marcarían las agujas de un reloj. El filo del cuchillo hacia adentro, las púas del tenedor hacia arriba y la concavidad de la cuchara hacia arriba.

En cuanto a los alimentos, no deben dejarse en el plato en gran cantidad. Tampoco es cuestión de "rebañar" el plato y sacarle brillo, pero si es conveniente terminar todo lo que le sirven. En el caso de que la cocina haya corrido a cargo de los anfitriones, les puede halagar y felicitar por ello.

Si entre los platos a servir le ponen algo típico, como por ejemplo, el "dumpling", no debe cortarlo con el cuchillo sino trocearlo con el tenedor, ya que es una especie de gran albóndiga de carne. Si le ponen algún plato en el que duda que cubiertos utilizar, puede esperar a que empiecen otros comensales, o bien preguntar sin tener porque apurarse por ello.

Si la invitación es en un establecimiento público, recuerde que paga el que invita. La forma de corresponder a esta invitación es realizar otra similar, antes de que usted deje el país para regresar al suyo.

Las comidas, bien sea un almuerzo o una cena, son para disfrutar y no se suele hablar de negocios o temas profesionales. No obstante, si sus anfitriones sacan el tema, por cualquier motivo, entonces se puede tratar este tipo de asuntos, pero una de forma muy somera, en la mayor parte de los casos. Como en muchos otros países, las comidas suelen ser más dadas a hablar de negocios que las cenas, consideradas mucho más sociales y de ocio.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado